domingo, 8 de septiembre de 2013

MANOLETE


NOMBRE COMPLETOManuel Rios Quintanilla "Manolete"
FECHA DE NACIMIENTO20 de mayo de 1945
LUGAR DE NACIMIENTOA Coruña 
DEMARCACIÓN Centrocampista 
CLUB DE PROCEDENCIARC Deportivo 
TEMPORADAS EN EL CLUB
PARTIDOS1 amistoso
GOLES0
CLUB DE DESTINORC Deportivo  
EQUIPO ACTUAL Retirado

Comienza jugando en el Perseverancio de Santo Tomás, un equipo de aquel barrio. Pasó después al Deportivo Ciudad de juveniles y a continuación al Fabril y al Deportivo de A Coruña. Fue convocado para la selección gallega y jugó todos los partidos del campeonato. Pasa al Coruña en 1963, permaneciendo hasta la temporada 71-72, al final de la cual seria traspasado al Valencia, jugando varias temporadas en Primera División, siendo internacional absoluto cuando estaba en el Deportivo, equipo con el que ya jugaría en Primera con tan sólo 17 años.

Manolete (que intervino en una media de 35 partidos por temporada) fue, al igual que Domínguez, Manín, Ponte y tantos otros un magnifico jugador de club, un jugador que se entregaba cada domingo en el campo y que nunca planteó grandes problemas a entrenadores y directivos. Según sus propias manifestaciones, el mejor partido con el Deportivo y quizás de su vida lo jugó contra el Celta en Balaidos. En Riazor el Coruña había ganado 2-0. En la vuelta Manolete hizo un partido redondo (ya habían eliminado antes al Real Madrid) y empataron en Vigo (0-0). Un aficionado entusiasmado le regaló un tren eléctrico como premio. 

En el verano de 1972 es traspasado al Valencia. D instituirse un premio a la desgracia durante la estancia valencianista, Manuel Ríos lo ganaría sin oposición. Dos veces internacional A, a los 26 años era la estrella del Deportivo, centrocampista fuerte y con mando, largo de recorrido y distribución. En su primer entrenamiento mestallero se lesionó la rodilla, que prefirió no operar. Al segundo partido, después de que le anulasen un gol como una casa, una zancadilla del barcelonista Torres le rompió la clavícula.

Manolete en su etapa en el Valencia
Tres semanas después de su reaparición, contra el Real Madrid, la meiga que se había traído de su tierra le hizo fallar un despeje que costó la derrota; pero el mal estaba en la rodilla y, aunque no lo supiese todavía, sus días de blanco habían terminado. Tras recuperarse, Arsenio lo solicita para el Hércules y el Valencia lo cede, jugando 28 partidos con el equipo alicantino y ayudándolo a subir a Primera.

Pero la lesión no había quedado completamente curada y se volvió a operar de nuevo. Vuelve al Valencia y, aunque parecía estar en perfectas condiciones, ya no juega. Tras una fallida rehabilitación, que compartió con otro coruñés truncado (Carlos Pellicer), se retiró un año más tarde y se incorporó a funciones técnicas en el Deportivo.

A pesar de su injusta fama de jugador duro, sólo fue expulsado en una ocasión, en un partido contra el Racing de Ferrol, porque su rival le insultó y hasta le abofeteó.

Curiosamente, Manolete, todo un ídolo del deportivismo, defendió en una ocasión los colores del Real Club Celta de Vigo. Eran otros tiempos, y Manolete reforzó al conjunto celeste en un amistoso frente al Anderlecht belga. El partido fue especial porque aquel 9 de Abril de 1969, un Celta de Primera contaría con un estadio digno de dicha categoría, y es que Balaídos estaba de enhorabuena por inaugurarse la iluminación eléctrica. Vigo viviría una jornada histórica con el estreno de los focos del campo de batalla celeste. Y la figura de Manolete, quedaba también unida para siempre a la historia del Celta.

 Retirado del fútbol activo, fue instructor de juveniles y monitor deportivo, sacando el título de entrenador y preparando a la selección gallega de juveniles.

* Fuentes : (Ciberche, BD de Fútbol, Historia Celta FV, aupadeportivo) 

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails