jueves, 12 de agosto de 2010

DINEI


NOMBRE COMPLETOTelmario de Araújo Sacramento
FECHA DE NACIMIENTO11 de noviembre de 1983
LUGAR DE NACIMIENTOSao Domingos (Brasil)
DEMARCACIÓN Delantero centro 
DORSAL 22 
CLUB DE PROCEDENCIAAtlético Paranaense (BRA)
TEMPORADAS EN EL CLUB1 (2008-09)
PARTIDOS36
GOLES10
CLUB DE DESTINOCD Tenerife 
EQUIPO ACTUAL Shonan Bellmare (JAP)

Dinei llamó la atención jugando para el Vitoria en 2008 cuando llegó a disputar durante algunas jornadas el trofeo de máximo goleador del Brasileirao, algo que no puedo conseguir porque el Celta se cruzó en medio al ficharlo. Sin embargo, antes de su estancia en el Vitoria ya tenía una interesante carrera en Brasil, jugando en la Portuguesa, Ponte Preta, Bragantino y Atlético Parananese entre otros.

A Vigo llegó cedido por este último club con una opción de compra de 2,7 millones de euros que le garantizaba un contrato de 3 años en caso de que el Celta ejecutase dicha opción. Dinei llegó al Celta con el mercado de verano a punto de cerrarse y tardó en entrar en el equipo por esta circusntancia. Se perdió la pretemporada y de entrada Pepe Murcia apostaba por David Rodríguez, que había sido el máximo goleador de la pretemporada, y por Ghilas, que había hecho un doblete ante el Tenerife en las primeras jornadas.

El Celta comenzó la temporada muy mal, con muchos empates, varias derrotas y pocas victorias. El equipo se hundía en la tabla y el proyecto de Pepe Murcia se resquebrajaba. Todo cambió tras un partido de Copa ante la Real Sociedad. Murcia tiró de los teóricos suplentes y allí estaba Dinei, que con sus dos goles noqueó a los donostiarras e inició una racha que llevó al Celta a ser casi campeón de invierno con Dinei en plan estelar marcando muchos y muy buenos goles.


Las sensaciones que dejaba Dinei en la afición eran inmejorables. Un delantero rápido, con buen disparo con ambas piernas desde cercana y lejana distancia. Su apariencia de tronco se evaporaba viéndolo con el balón en los pies.

Tan bueno era su rendimiento que el Celta se planteaba comprar al jugador. Los 2,7 millones de euros le garantizarían el 70% de su pase y Mouriño admitía que se lo estaban pensando: "El Celta se puede permitir soñar. Por lo tanto, vamos a soñar y vamos a iniciar negociaciones. Muchas veces no es tan importante el pago en sí como la forma en que éste se realiza. Si dentro de nuestras posibilidades, nos pueden poner facilidades y conseguir un pago aplazado que veamos que realmente podemos permitirnos, adelante. Lo que está claro es que si no lo vamos a poder pagar, no lo vamos a comprar. Si podemos, desde luego que estaremos luchando por ello".

Dinei, que se sentía el nuevo ídolo de la fición, estaba encantado con la noticia: "Me gustaría que me compraran. Estoy bastante contento en Vigo y en el Celta y espero poder continuar aquí. Me gusta que el presidente diga que van a intentar comprarme y espero que pueda llevarse a cabo la operación. De todas formas, lo importante es continuar trabajando y pensar únicamente en ayudar al Celta. Pienso que la dirección técnica está confiando en mi trabajo, así que en adelante tengo que seguir igual que hasta ahora", llegó a decir, mientras afirmaba que en breve hablaría con el Atlético Paranaense para tratar su traspaso al Celta.

Dinei se encontraba encantado de estar en Vigo y durante los primeros meses de 2009 no se hablaba de otra cosa. El jugador repetía que quería seguir en Vigo, el Celta que se haría un esfuerzo. Todos contentos, pero el rendimiento del brasileño en el terreno de juego era cada vez más discreto.



El Celta se había acostumbrado a vivir de los goles de Dinei. Sin embargo, el brasileño no estaba viendo puerta y el nerviosismo comenzó a aparecer entre los celtistas. Ante el Girona, Dinei volvió a marcar y apaciguó un tanto los animos.

Fue un espejismo, porque Dinei no era el mismo. La causa podía radicar en problemas físicos derivados del cansancio de acumular dos temporadas consecutivas sin descanso, por lo que el cuerpo técnico celtiña decidió dar descanso al jugador con el objetivo de que se abstrajese y disfrutase de unas vacaciones que no tenía desde hacía año y medio.

El segundo entrenador del Celta, Carlos Hugo Bayón, fue el encargado de explicar los motivos de esta decisión: "La cosa es tan sencilla como que es un jugador que lleva un año y medio sin tener descanso. Como cualquier persona, necesita tener algún momento en el que recuperarse de los esfuerzos para poder rendir bien en su trabajo. Él no lo ha tenido y creemos que es la mejor decisión que podemos tomar para volver a tenerle al cien por cien, que es la única voluntad que nos ha llevado a tomar esta decisión".

De ahí al final de la temporada, el rendimiento de Dinei mejoró levemente, volvió a encontrar el camino del gol, pero de forma bastante tímida. Ya no era el Dinei de principios de temporada. Ya apenas se volvió a hablar de su posible compra. Finalizado el curso, el futbolista regresó al Atlético Paranaense, pero ahí no acabaría todo, sino que comenzaría una polémica en torno al futbolista con amenazas de denuncia por parte del club propietario de sus derechos.

En Brasil no estaban nada contentos con el Celta. El futbolista terminó la temporada con problemas de lesiones y desde Brasil acusaban al Celta no saber manejar esta situación. El brasileño jugó toda la temporada tocado y tuvo que pasar por el quirófano para operarse de una luxación en el quinto dedo de su pie derecho.

El enfado del club que posee los derechos del ariete todavía es mayor debido a la negativa celeste cuando se pidió la liberación del contrato del jugador para que fuera operado. Por aquel entonces, los vigueses ya estaban salvados y los encuentros que quedaban por disputar no tenían mayor trascendencia.


Sin embargo, en la Plaza de España no sólo no permitieron la marcha de Dinei para que fuera operado, sino que ocultaron su lesión. En los últimos partes médicos nunca apareció el nombre del punta. Es más, el atacante de Bahía disputó íntegros los dos últimos choques ante Sevilla Atlético y Xerez. Esto explicaba el bajo rendimiento de Dinei en la parte final de la temporada.

Asimismo, el club brasileño se planteaba denunciar al Celta por la cantidad de dinero que adeudaba el club vigués, que sólo había pagado un tercio de lo acordado. El futbolista nunca se quejó publicamente, pero estaba decepcionado con la forma de acutar del Celta, pues creía que la lesión se podría haber evitado si se tratase a tiempo. Dinei demostró ser un buen delantero, con olfato de gol y al que su estado físico le impidió alcanzar mayores cotas en el Celta.

La relación entre el Celta y Dinei finalizaba de forma tortuosa, con el jugador y su equipo bastante molesto con el club olívico. A pesar de la lesión, encontró acomodo en el Tenerife, que jugaba en Primera División, donde tuvo un papel bastante secundario y no pudo marcar ningún gol. El Tenerife no quiso ampliar la cesión y Dinei regresó a su equipo, el Atlético Paranaense, que lo cedió de nuevo en septiembre de 2010, esta vez al Palmeiras.

Con el conjunto albiverde militó dos años, con malos registros goleadores, y en el 2012 Dinei regresaría al Vitória, donde ya había jugado brevemente en 2008. Ese mismo año logró el ascenso a la Primera División brasileña, y en 2013 alcanzaría su mejor registro goleador en la élite al anotar 16 goles en 35 partidos. 


TRAYECTORIA

TemporadaClubCategoríaPaísPJGoles
2001Bragantino  
Brasil

2002Portuguesa
Brasil

2002Ponte PretaBrasil

2003Bragantino Brasil

2003At.  Paranaense B
Brasil

2004Ferroviária
Brasil

2005Ferroviária
Brasil

2006Noroeste
Brasil

2007Atlético ParanaenseBrasil182
2008VitóriaBrasil148
2008-09RC CELTAEspaña3111
2009-10TenerifeEspaña230
2010Atlético ParanaenseBrasil

2010PalmeirasBrasil102
2011PalmeirasBrasil130
2012VitóriaBrasil122
2013VitóriaBrasil3516
2014VitóriaBrasil319
2015Kasthima AntlersJapón41
2016Kasthima AntlersJapón61
2016Shonan BellmareJapón


ALGUNOS DE SUS GOLES CON EL CELTA

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails