domingo, 28 de julio de 2013

PARK CHU-YOUNG


NOMBRE COMPLETOPark Chu-Young
FECHA DE NACIMIENTO10 de julio de 1985
LUGAR DE NACIMIENTODaegu (Corea del Sur) 
DEMARCACIÓN Delantero 
DORSAL 18
CLUB DE PROCEDENCIAArsenal (ING) 
TEMPORADAS EN EL CLUB1 (2012-13)
PARTIDOS25
GOLES4
CLUB DE DESTINOArsenal (ING)
EQUIPO ACTUAL Watford (ING) 

Park Chu-Young (o Park Ju-Young) nació en la cuarta ciudad más poblada de Corea del Sur, Daegu. Dicha ciudad es una de las más importantes del país a nivel económico, administrativo y cultural por el hecho de encontrarse entre los ríos Geumbo y Nakdong. Su carrera futbolística como profesional, sin embargo, comenzó en el FC Seúl, uno de los equipos más importantes del país, en el año 2005 cuando el futbolista contaba con apenas 20 años. El año anterior había sido el de su explosión gracias al Campeonato Juvenil Asiático (más conocido como el AFC), donde sus goles y sus asistencias hicieron campeón al equipo sub-20 de su país. 

Gracias a ello se convirtió en todo un fenómeno nacional que provocó su participación en un campeonato que tuvo lugar en Watar en el mismo año con otras ocho selecciones invitadas. En aquel torneo Park anotó la friolera de nueve goles llevando a Corea del Sur a alzarse con la victoria en el torneo. Sus destacadas actuaciones con la selección provocaron su fichaje por el club de Seúl, donde comenzó su carrera como profesional.

Su primera temporada sigue siendo a día de hoy la mejor a nivel estadístico: 18 goles y cuatro asistencias en apenas 30 partidos. En Corea del Sur se mantuvo, además de aquel año, tres temporadas más en las que no destacó como goleador pero sí como alma de un equipo que ganó la Liga en el año 2006. Una lesión en el pie en el año 2007 estuvo a punto de truncar su meteórica carrera, pero consiguió recuperarse a tiempo y participó en la clasificación para las Olimpiadas de Pekín. 



Su importancia en Corea del Sur a nivel futbolístico se sumó al poderoso marketing del país asiático, que pronto lo encumbró a la categoría de héroe siendo uno de los deportistas más queridos y respetados del país. Esto provocó la atención del fútbol europeo, concretamente del antaño finalista de la Champions League: el Mónaco de la Liga francesa. Firmó en el año 2008 y anotó un gol en su debut contra el Lorient. Allí vivió sus mejores años a nivel europeo, destacando más por su visión de juego y calidad que por la faceta goleadora. Tres fueron las temporadas que lo contemplaron como jugador monegasco con un total de 27 goles en más de 100 partidos. Su buen hacer despertó el interés de otros equipos europeos como el Paris Saint-Germain francés, pero finalmente sería el Arsenal inglés el que se haría con sus servicios.

Allí empezaría el ostracismo de un Chu-Young que nunca pareció aterrizar en Londres pese a sus buenas participaciones con la selección nacional en el Mundial del año 2010 (donde anotó un gol de falta) y siendo nombrado capitán en el año 2011. Arséne Wenger nunca terminó de confiar en su fichaje y solamente consiguió convertir un gol en la FA Cup. 

La que iba a ser su segunda temporada en Londres con los gunners se inició en verano con las olimpiadas del año 2012 en la propia ciudad británica. Se unió el capitán de la absoluta al combinado sub-21 que ganó el Bronce siendo capital su participación con dos goles en 6 partidos y un gran servicio como nueve del equipo jugando de espaldas y asistiendo a sus compañeros. A día de hoy, Chu-Young es uno de los máximos goleadores de su combinado nacional con 23 dianas en 59 partidos oficiales.

Dicho torneo, exitoso para el país y revitalizador para el propio jugador, llamó la atención de un Celta al que le habían fallado diversas opciones para la delantera en su esperado retorno a Primera División. Las buenas relaciones con el conjunto londinense, que había rehusado a ceder el pase del danés Nicklas Bendtner, provocaron el ofrecimiento de un Park Chu-Young que aterrizó en Vigo a poco del cierre del mercado.


Su llegada, más por exótica que por un verdadero conocimiento del jugador, levantó una gran expectación. Su debut en Balaídos se produjo al poco de llegar frente al Getafe en liga, antes había debutado en Mestalla. Ante la atenta mirada de los periodistas de su país, Chu-Young se convirtió en el primer surcoreano en anotar en la Liga española al convertir su primer balón tocado como celeste en una diana que valdría finalmente la victoria. 

Sin embargo esas buenas sensaciones y esa locura generalizada no terminaron de fructificar nunca. Paco Herrera no terminó de apostar por él y su rendimiento daba la impresión de incrementarse más lejos del área que como nueve tradicional. Su condición de cedido, además, no parecía ser del agrado de la afición por su alta ficha y el cariño a Mario bermejo terminó siendo un agravio comparativo en cuanto a su juego basado en el poso y la calidad.

Su actitud, sin embargo, nunca resultó altisonante. A pesar de ser una estrella en su país y de haber estado en grandes clubes europeos, Park Chu-Young asumió su ostracismo con naturalidad y nunca dejó de luchar en los pocos minutos que Paco Herrera primero y Abel Resino después decidieron dedicarle casi siempre como frustrado revulsivo. Tres goles más anotaría el resto de la campaña: dos en Liga frente a Mallorca y Deportivo y uno en Copa en la remontada contra el Almería. 


Su mala fortuna en ocasiones (remates al palo) unida a su poco entendimiento con el resto de sus compañeros fueron apartándolo poco a poco del equipo. Al final del curso el club arguyó a una lesión en el pié para tapar su desconexión del equipo en el peor momento de la temporada. La paciencia del delantero se rompió y su ausencia en la grada tras no ser convocado en un partido vital contra el Atlético de Madrid en Balaídos provocó su precipitada salida del conjunto vigués.

El balance de Park Chu-Young en el Celta es sin duda discreto. Sin embargo sus pocos goles dieron, al menos, alguna que otra alegría y puntos clave para la salvación. No será recordado como un gran jugador, pero la sensación con su fichaje es de desconcierto y desinformación total. Tanto la afición como el club esperaban un goleador que nunca tuvo lugar en la figura del surcoreano. Más cómodo con libertad, especialmente fino en la asistencia y el toque de balón, hábil en el desmarque y en la lucha aérea. Pero nunca un depredador de área ni un killer como todo el mundo quería ver en él. De vuelta a un Londres que tampoco requiere de sus servicios, Park Chu-Young se va de Balaídos con el amargo sabor del pronto olvido, más amargo si cabe tras su desmesurada expectación inicial.

En su regreso a Londres no cambió el rol en su club. Park siguió sin contar para Arsene Wenger, y tras unos meses en el ostracismo decidió aceptar una nueva cesión, en esta ocasión al Watford, de la segunda división inglesa, donde coincidió con dos ex célticos: Manuel Almunia e Ikechi Anya. 



AUTOR:  * GERMAN PEREZ  @germasters

TOTAL CON EL CELTA:  26 partidos / 4 goles

TRAYECTORIA

TemporadaClubCategoríaPaísPJGoles
2005FC Seoul Corea del Sur3218
2006FC Seoul Corea del Sur3110
2007FC Seoul Corea del Sur155
2008FC Seoul Corea del Sur172
2008-09AS MonacoFrancia315
2009-10AS MonacoFrancia278
2010-11AS MonacoFrancia3312
2011-12AS MonacoFrancia

2011-12Arsenal Inglaterra10
2012-13RC CELTA1ª España223
2013-14Arsenal Inglaterra00
2013-14WatfordInglaterra20

Noticias de Park Chu-Young

VIDEOS DE SUS GOLES CON EL CELTA







LinkWithin

Related Posts with Thumbnails