domingo, 1 de marzo de 2015

FRANCISCO DOVAL


NOMBRE COMPLETOFrancisco Doval Mera 
FECHA DE NACIMIENTO27 de septiembre de 1932
LUGAR DE NACIMIENTOPonteareas (Pontevedra)
DEMARCACIÓN Delantero 
CLUB DE PROCEDENCIAZeltia (Porriño)
TEMPORADAS EN EL CLUB1950-51 
PARTIDOSSolo amistosos
GOLES-
CLUB DE DESTINOSalgueiros (Portugal)
EQUIPO ACTUAL Retirado (Fallecido 29-10-1990)

Tras destacar en el Juvenil de Ponteareas y en el Zeltia de Porriño fue captado por el Real Club Celta de Vigo, con el que no llegaría a debutar en partido oficial debido a su juventud, no pudiendo demostrar la capacidad goleadora que hizo valer en el club de su vida, el Real Avilés.

Además de su olfato goleador, su estilizada figura y potente salto (que le hacía ser un gran rematador de cabeza) y su elegante toque de balón, Doval también destacaba en otros deportes, especialmente en atletismo, y más concretamente en la modalidad de salto de longitud.

Así, el 11 de agosto de 1953 se proclamaba campeón de Galicia en el estadio de Balaídos tras lograr una marca de 6,61 metros. Al día siguiente también conseguía vencer el concurso de triple salto, después de saltar 13,29 metros. Un año más tarde, el 10 de septiembre de 1954, se proclamaba campeón de España de salto de longitud con una marca de 6,45 metros, en unos campeonatos celebrados en Tetuán. 

Llegó al Celta en 1950, en el mes de abril, cuando la liga ya había terminado, y el club se preparaba para la competición copera. El club de Balaidos comenzó a probar futbolistas para su delantera, como fue el caso de Bermejo o el extremo Santiago Bonmati.

Las aptitudes de Pancho Doval debieron convencer a los técnicos celestes, ya que tuvo la oportunidad participar en un torneo gallego, en el que el Celta formó grupo con Pontevedra, Santiago y Vilagarcía. Los otros participantes eran el Lucense, Deportivo, Orensana y Racing de Ferrol.
El club vigués, centrado en la eliminatoria de la copa de España frente al Real Oviedo, utilizó muchos jóvenes en este torneo.  Por tanto, aunque Pancho Doval no llegó a debutar en partido oficial con el club de Balaidos, si participó de este torneo semi-oficial.

El pontareano parecía convencer al cuadro técnico celeste, y volvió a participar en una amistoso frente al Lemos, disputado unos días antes de la eliminatoria de copa frente al Oviedo.  Pero el debut oficial seguía resistiéndosele.

Doval permanecería en la disciplina del Celta unos cuantos meses más, pero en septiembre de 1950 se terminó su relación con el Celta. La presna de la época comentaba que las altas pretensiones económicas de Gaitos, Borbollita y Doval, serían el detonante para que la directiva prescindidse de sus servicio.

Tras su corto periplo en el Celta, Doval se marchó a tierras portuguesas, donde probó suerte en el Salgueiros de Oporto, de la primera división lusa, y de ahí pasó a fichar por el Real Avilés en el verano de 1955.
 
Doval, 2º por la izq. arriba, con el R. Avilés

Su llegada a Avilés se producía en la temporada 1955-56, con el equipo en 3ª división después de 3 temporadas consecutivas en la División de Plata y habiendo rozado el ascenso a la máxima categoría. Su debut tenía lugar el 28 de agosto de 1955, en plenas fiestas de San Agustín, en el partido de presentación de un Real Avilés que se enfrentaba precisamente al Celta de Vigo. Doval marcaba el primer gol de un encuentro que finalizaba con 2-2 en el marcador.


Su primera temporada en el Avilés fue espectacular, tanto en lo personal como en lo colectivo. Sus más de 30 goles colocaban al equipo subcampeón al finalizar la Liga, lo que le daba derecho a jugar la liguilla de ascenso a 2ª división. Tras quedar en 2ª posición en dicha liguilla el Real Avilés se veía obligado a jugar una eliminatoria a doble partido ante la Gimnástica de Torrelavega de la que saldría el nuevo equipo de 2ª división. En el partido de ida jugado el 24 de junio de 1956 en el estadio torrelaveguense del Malecón el Real Avilés sentenciaba la eliminatoria al vencer por 0-3, con un gol de Eguren en propia meta y otros dos de Pancho Doval. La vuelta, jugada el 29 de junio en La Exposición, se iba a convertir en una fiesta. El conjunto avilesino volvía a ser muy superior y ganaba 4-1 con otros 3 goles de Doval, que se convertía así en el héroe del ascenso.

Se mantuvo 8 años en el Avilés, hasta que abandona la práctica del futbol. En todas estas temporadas, fue un delantero muy regular, convirtiéndose en uno de los mejores atacantes de la historia del Real Avilés en una de las mejores épocas del club.

La campaña 1959-60 iba a poner fin a unos años maravillosos en la categoría de plata para el Avilés.
Con el descenso a 3ª, y según la normativa de la época, los jugadores profesionales con contrato en vigor se veían obligados a permanecer en el club. Además de eso, Doval ya se encontraba afincado y totalmente establecido en Avilés donde había contraído matrimonio y donde residiría el resto de su vida. Sus mejores años de fútbol ya habían quedado atrás pero a pesar de ello todavía jugaría otras 3 temporadas antes de su retirada definitiva.

Al finalizar la temporada 1963-64 y como consecuencia de una enfermedad, Pancho Doval se veía obligado a dejar el fútbol de manera definitiva con tan sólo 30 años. Después de 8 temporadas y 130 goles con la camiseta blanquiazul se retiraba uno de los mejores delanteros de la historia del Real Avilés. A partir de ese momento pasaría a ser lo que se conoce como un “hombre de club”, ejerciendo diferentes labores dentro del club, desde secretario técnico hasta directivo, pasando incluso por el banquillo en algún momento puntual.

El 29 de octubre de 1990 Francisco Doval fallecía en Avilés a los 58 años de edad víctima de una larga enfermedad.


* Fuentes (Historia del Celta FV, Fame Celeste, Historía del Real Avilés , BDFutbol)


                                               

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails