domingo, 14 de junio de 2015

MICHAEL KROHN-DEHLI


NOMBRE COMPLETOMichael Krohn-Dehli
FECHA DE NACIMIENTO6 de junio de 1983
LUGAR DE NACIMIENTOCopenhague (Dinamarca)
DEMARCACIÓN Medioncentro, Interior, Extremo
DORSAL 23
CLUB DE PROCEDENCIABrondby (DIN)
TEMPORADAS EN EL CLUB3 (2012-15) 
PARTIDOS108
GOLES2
CLUB DE DESTINOSevilla F.C.
EQUIPO ACTUAL Sevilla F.C.

El primer danés en la historia del Celta fue un futbolista de una enorme clase, fichado para jugar como extremo por la banda izquierda, a pesar de ser diestro, y que acabó destacando como interior o pivote. Su clase se intuía desde su más tierna edad, siendo vigilado y seguido de cerca por varios equipos europeos mientras desarrollaba su formación en el Rosenhoj, Hvidovre o Brondby. 

Muy pronto, a los 19 años, se lo llevaría el Ajax, iniciando su aventura en Holanda de la mano de Danny Blind, una trayectoria marcada por los altibajos, con constantes idas y venidas. Ronald Koeman lo descartó sin llegar a debutar en el primer equipo, por lo que probó suerte en el RKC Waalwijk, pero sería represcado posteriormente por el Ajax, que lo cedería al Sparta de Rotterdam. Con el equipo de la capital apenas pudo jugar 4 partidos de Liga, regresando en el año 2008 a Dinamarca. 

Para él fue casi como comenzar de cero. Krohn-Dehli se había pasado su juventud futbolística viendo demasiados partidos desde el banquillo, y el regreso a su país natal suponía todo un reto para él, pero en el Brondby renació como futbolista. Fue titular indiscutible durante cuatro años y alcanzó la internacional disputando la Eurocopa de 2012, ya con 29 años de edad.



La EuroCopa, que se disputó en Polonia y Ucrania significó su espaldarazo definitivo, situándose en el panorama del fútbol europeo tras anotar dos goles en esta competición. El Celta, que buscaba un sustituto para Orellana en su regreso a la Primera División, anduvo listo y se hizo con sus servicios, previo pago de una cantidad próxima al millón de euros. 

A Vigo llegó como extremo izquierdo, pero las referencias que había sobre él eran bastante escasas. Llegó ya con la liga iniciada, siendo uno de los últimos refuerzos de un Celta que tenía ante sí el gran reto de mantenerse en la categoría tras cinco años de travesía por el desierto de la Segunda División. Eso no le impidió debutar nada más llegar a Vigo, en un partido que el Celta perdió en Anoeta, pero en el que Krohn-Dehli dejó muy buenas sensaciones. 

Estas sensaciones se confirmaron en el choque ante el Getafe. Krohn-Dehli era titular indiscutible, pero aún dejaba ciertas dudas entre la afición, que fueron despejadas completamente ese día. El Celta venció con dos goles de Augusto y Park Chu-Young, que debutaba ante su afición, pero el gran protagonista fue el danés y sus dos asistencias de gol, que sería su marca de identidad durante su estancia en Vigo. 


Krohn-Dehli había llamado la atención en la Euro por sus goles, pero en Vigo no pudo ser un goleador, tan solo marcó dos en 108 partidos, pero sí un gran asistente, de esos que recordaremos durante muchos años. Su visión de juego era espectacular, y ante el Valladolid dibujó uno de los pases más bonitos que se han visto jamás en Balaídos. El rival era el Valladolid, en una fría mañana de enero. Krohn-Dehli recuperó el balón en campo propio y envió un pase letal a Iago Aspas. 

Este pase inolvidable significó prácticamente su última aportación al equipo en toda la temporada. A partir del mes de enero, Krohn-Dehli bajó significativamente su rendimiento, hasta el punto de que sus participaciones con el equipo se fueron reduciendo. Herrera lo había probado como interior, aunque no acababa de encontrar su sitio, y en la banda aportaba cada vez menos. 


La explicación estaba en su físico. Krohn-Dehli no había tenido pretemporada al comenzar la liga danesa nada más terminar la Eurocopa. A Vigo llegó sin descanso y acabó pagándolo con un final de temporada muy criticado. El equipo también vagaba camino a la Segunda División. Se tomó la decisión de despedir a Herrera y llegó Abel, que salvó al equipo con dos victorias épicas en las últimas jornadas que enviaban al eterno rival de los célticos, el Deportivo, a Segunda División. 

De cara a la siguiente temporada, Krohn-Dehli tenía claro lo que necesitaba. Se preparó durante el verano y trabajó muy bien en la pretemporada para aguantar el largo curso que se avecinaba. Los problemas físicos del primer año no volvieron a aparecer, más bien al contrario, ya que el danés destacó a partir de ese momento por su capacidad física. 


En el banquillo céltico había cambios, con la llegada de Luis Enrique, que comenzó contando con el danés en la primera jornada de Liga, donde dejó otra asistencia para el recuerdo, en este caso a Álex López, pero con el paso de las jornadas fue desapareciendo del equipo titular. El técnico asturiano siempre lo colocó en el interior, dejando a un lado la opción de ponerlo como extremo. 

Además, llegado el mes de noviembre lo probó en los entrenamientos como pivote defensivo, y se atrevió a ponerlo en esa posición en un encuentro de Copa del Rey frente al Athletic, que resultó un auténtico desastre. El Celta perdió 4-0, y uno de los goles encajados llegó tras una pérdida imperdonable del danés, que parecía haber firmado su último partido como mediocentro defensivo. 


Pero Luis Enrique no era un técnico que se rindiese fácilmente, y el danés aceptó el reto de probar nuevamente en esa posición. Y terminó convenciendo cuando fue requerido para esa posición, sacando de la titular a un Borja Oubiña que llegó muy renqueante al término del campeonato. El Celta firmó además un final de Liga espectacular, que le llevó de pelar por la permanencia a acabar el curso en una muy tranquila novena posición, con el danés como uno de los referentes y líderes de la recuperación. 

Así, Krohn-Dehli encaraba la tercera temporada de su contrato en Vigo con el status de jugador clave para el equipo. El Celta tenía la opción de renovar unilateralmente su contrato un año más, pero las condiciones de esta renovación eran muy exigentes, así que renunció a ello y optó por negociar una renovación de más años en términos más favorables. 


Este asunto marcó al temporada, pero el rendimiento del jugador no decreció un ápice. Llegó a la pretemporada como un auténtico tiro, siendo junto a Nolito el jugador más destacado del verano en un Celta que realizó una gira exitosa por Inglaterra. En el banquillo había un nuevo inquilino, ya que Luis Enrique se había ido al Barcelona y llegaba Eduardo Berizzo, que le concedió la manija del centro del campo. 

Y fue un acierto. Krohn-Denli se echó el equipo a sus espaldas, y se convirtió en uno de los mejores jugadores del equipo, junto a Nolito y Orellana. El danés actuó en todas las posiciones de la medular, desde el pivote defensivo hasta la mediapunta, aunque generalmente lo hizo como interior. Con la total libertad otorgada por Berizzo, Krohn-Dehli dio rienda suelta a su magia. 


Para el recuerdo quedará un pase de gol en Elche, que daba la victoria en el descuento a los vigueses. Krohn-Dehli recogía el balón en la frontal del área y con una perfecta cuchara asistía a Nolito para que este marcase el único tanto del partido. No fue su única asistencia gloriosa. Se repetirían durante todo el año, las que aprovecharon sus compañeros fueron menos que las que desperdiciaron. 

Krohn-Dehli alcanzó un nivel impresionante en su tercera campaña, así que pronto comenzaron a aparecer equipos interesados en su contratación. Desde el Brondby de su ciudad natal, hasta varios clubes españoles pasando por alguno de la Premier League. El danés vivía el mejor momento de su carrera. Totalmente asentado en la selección danesa y como una de las estrellas del Celta. 

Retenerlo era una misión imposible para el Celta, que además se encontraba con un cambio en la fiscalidad española que le obligaría a abonar una cantidad inasumible para sus arcas. La afición se organizó y cantó el "Krohn-Dehli quédate" en el miuto 23 de varios partidos, pero su continuidad no se confirmó.  En el mes de marzo, Krohn-Dehli pasó reconocimiento médico con el Sevilla en una clínica privada de Vigo. Unos días después firmaría un contrato de dos años, más otro opcional con los hispalenses, que se proclamaban un mes después campeones de la UEFA Europa League por cuarta vez en su historia. 


Al margen de los temas contractuales, el rendimiento de Krohn-Dehli en su última temporada fue espectacular, y no bajó ni un ápice tras llegar a un acuerdo con el club andaluz. El danés fue uno los referentes de un Celta que dejó para el recuerdo una temporada maravillosa, mejorando lo ofrecido un año antes, y terminando la Liga en octava posición, muy cerca de regresar a competiciones europeas. 

Finalizada la temporada anunció su adiós y confirmó oficialmente su fichaje por el Sevilla. En su último partido como jugador del Celta recibió una calurosa ovación de la grada en su despedida. El celtismo agradecía su compromiso, su profesionalidad y reconocía su inmensa clase. Pocos jugadores a lo largo de la historia celeste mostraron en Balaídos la clase de Michael Krohn-Dehli.


TRAYECTORIA

TemporadaClubCategoríaPaísPJGoles
2002-03Ajax B
Holanda

2003-04Ajax B
Holanda

2004-05RKC Waalwijk  1ª Holanda312
2005-06RKC WaalwijkHolanda170
2006-07Sparta RoterdamHolanda121
2007-08Ajax AmsterdamHolanda10
2008-09BröndbyDinamarca285
2009-10BröndbyDinamarca324
2010-11Bröndby  1ª Dinamarca2912
2011-12Bröndby 1ª Dinamarca275
2012-13BröndbyDinamarca60
2002-13RC CELTA 1ª España341
2013-14RC CELTA  1ª España310
2004-15RC CELTA 1ª España361
2015-16Sevilla FC 1ª España271
2016-17Sevilla FC 1ª España



*Estadísticas: Alberto Fernández @celtahistoria













VIDEO DE SAMU CELTA

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails