domingo, 18 de mayo de 2014

WELLITON


NOMBRE COMPLETOWelliton Soares de Morais
FECHA DE NACIMIENTO22 de octubre de 1986
LUGAR DE NACIMIENTOConceiçao de Araguaia (Brasil)
DEMARCACIÓN Delantero centro 
DORSAL 25
CLUB DE PROCEDENCIASao Paulo 
TEMPORADAS EN EL CLUB1 (2013-14) 
PARTIDOS1
GOLES0
CLUB DE DESTINOMersin İdmanyurdu (TUR)
EQUIPO ACTUAL Kayserispor (TUR)

Este delantero brasileño pasará a la historia como uno de los pocos, sino el único, jugador del Celta que ha disputado partidos oficiales con el conjunto celeste sin tocar un balón. Nacido en Conceição de Araguaia, una microrregión situada en el estado del Pará, en el sudeste de Brasil. Se inició futbolísticamente en el Goiás, con quién anotó 17 goles en 50 partidos en los años 2006 y 2007, lo que llamó la atención del Spartak de Moscú, que pagó 6 millones de euros por sus servicios cuando aún no había cumplido los 21 años de edad. 

El joven Welliton emprendió la aventura europea, cambiando la cálida Brasil por la fría Rusia, para llegar al Spartak de Moscú, al que se aclimató desde el principio. De hecho, anotó seis goles en sus primeros nueve partidos de liga, aunque una lesión le hizo estar alejado de los terrenos de juego por espacio de 9 meses. Tras su ausencia, regresó fortalecido, proclamándose máximo realizador de la exigente liga rusa en los años 2009 y 2010. 

Contando todas las competiciones, su estadística en el Spartak de Moscú arroja los siguientes datos: 67 goles en 132 partidos, lo que da una media de 0,50 partidos, pero no debe ocultar una última temporada en la que no anotó ningún gol en los 11 partidos que disputó y su salida, vía cesión, primero a Gremio, donde tampoco anotó ningún gol en los 10 partidos que jugó, ni a Sao Paulo, el último club antes de llegar a Vigo, con el que disputó 23 partidos, anotando 5 goles. 

Imagen de su único encuentro con el Celta, en Elche
Tras esta pequeña decadencia deportiva, llega la oportunidad de regresar a Europa para demostrar en Vigo que no se le ha olvidado anotar goles. En sus mejores años llegó a tener ofertas de equipos como Arsenal, Liverpool o Porto, que ofrecían 12 millones de euros por sus servicios. Ofertas que siempre rechazó el Spartak, por considerarlas escasas. Le ha faltado el gran escaparate de la selección brasileña, con la que  no ha tenido la ocasión de debutar, algo en cierta manera lógico teniendo en cuenta la enorme competencia y el hecho de que su eclosión tuvo lugar en Rusia. El jugador manifestó en más de una ocasión su deseo de representar a la selección rusa. 

A Vigo llegó sobre la bocina, cuando el plazo para la inscripción de fichajes en el mercado invernal de 2014 tocaba a su fin. El club lo anunció a las ocho y media de la tarde, justo media hora antes de comenzar un partido en Granada, que terminarían venciendo los celestes con dos tantos de Cabral y Augusto. Dos días después aterrizaba en Vigo y era presentado como flamante nuevo fichaje en el Estadio Municipal de Balaídos. 


Miguel Montes Torrecilla, Director deportivo del Celta, defendía sus cualidades en la puesta de largo del brasileño: "Estábamos detrás de un jugador ofensivo. Nos va a dar variedad en el ataque y competencia tanto en el delantero centro, como en la banda atacando el espacio, siempre buscando diagonales desde el perfil izquierdo. Ha destacado sobremanera siempre por su potencia, velocidad y ser capaz de desbordar a las defensas rivales, bien por sus potentes conducciones o su desmarque de ruptura. Contratamos a un futbolista fiable, que nos transmite tranquilidad de aquí al final de la temporada en que la plantilla tenga esa competencia que haga que todos luchen por un puesto en el once titular". 

El futbolista aludió a la presencia de jugadores brasileños en el Celta, así como a la recomendación de Valery Karpin, con quien coincidió en el Spartak de Moscú, asegurando  que "cuando surgió la oportunidad de venir aquí no lo pensé dos veces". También advirtió que no llegaba en su mejor momento. El brasileño se había estado entrenando por su cuenta después de jugar en el Sao Paulo, a donde había llegado tras no contar apenas en el Gremio: "Necesito un poco más de tiempo para estar al cien por cien, todavía no estoy". El tiempo, finalmente se le echaría encima. 



Durante su estancia en Vigo, Welliton fue más protagonista por situaciones extradeportivas que por su relevancia en un terreno de juego. De hecho, su presencia con el equipo se limitó a cinco minutos ante el Elche, en el Martínez Valero, donde no llegó a tocar un balón. El Celta perdió, y no se le volvió a ver con la camiseta céltica, que no celeste, ya que jugó con la segunda equipación. 

Welliton fue noticia por otras cuestiones. En una ocasión plantó a los medios de comunicación cuando iba a dar una rueda de prensa. Se calificó como un malentendido y se aplazó hasta el día siguiente, pero tampoco apareció. Ya no aparecería más. El entrenador céltico, Luis Enrique, comenzó dejándolo fuera por su condición física,  pero no pasó por alto sus constantes actos de indisciplina, que le cerraron totalmente las puertas a la titularidad, desapareciendo incluso de las convocatorias.

Uno de ellos trascendió a la prensa, para desgracia del propio futbolista.  Sucedió a las 05:05 de la madrugada del cinco de mayo, cuando la policía local de Vigo detenía al jugador por conducir borracho en un vehículo en el que viajaban seis personas, una más de las permitidas. Welliton fue interceptado en un BMW de color oscuro, modelo 520D, mientras iba por Urzaiz. Los agentes lo vieron a la altura de la calle Príncipe con la música a un volumen elevado y a gran velocidad. Después de girar por Gran Vía, el deportistas se saltó los semáforos en rojo que hay hasta la plaza de España. Finalmente, los policías lo interceptaron en el cruce con Hispanidad después de perseguirlo una dotación del GOA, unidad especial de operaciones de élite.

Los agentes comprobaron que en el coche, además del jugador Welliton, viajaban otras cinco personas. El joven presentaba claros síntomas de estar bajo los efectos de las bebidas alcohólicas. Tras efectuarle la prueba, arrojó un resultado de tipo penal. En concreto dio una tasa de 1,30, más de cinco veces la autorizada. La primera frase de Welliton tras ser detenido por los policías fue: "Soy Welliton, jugador del Celta", justificando su estado por la celebración de la permanencia recientemente alcanzada por el conjunto celeste.

Welliton acudiendo al juicio tras su incidente de tráfico

El Celta decidió aplicar al futbolista la máxima sanción que contemplaba el régimen interno del club, aunque no expulsa al jugador de su disciplina. Un día después, fue condenado a través de un juicio rápido, a estar un año sin carné y una multa de 9.000 euros por un delito de conducción bajo los efectos del alcohol.

En su declaración ante la juez dijo que estaba "arrepentido" y que "no quería dar mal ejemplo". Su abogado, Manuel Carpintero, afirmó a la salida del juicio rápido que su cliente volvía del centro de Vigo y se iba para casa, que iba con unos amigos y amigas, y que celebraban la permanencia en Primera División. El letrado afirmó que el jugador no contaba que la "cosa estuviese tan calentita", en referencia a que no contaba con dar una tasa tan elevada de alcohol. El futbolista dio 1,30 miligramos por litros de aire espirado, casi seis veces más cuando el máximo legal permitido es de 0,25.

El cinco fue un número maldito para Welliton durante su estancia en el Celta. Cinco fueron los minutos que jugó durante sus cinco meses en Vigo.  El cinco formaba parte de su dorsal, y la acción que le hará famoso sucedió un día cinco, del mes cinco, a las cinco y cinco de la madrugada. Se le impuso una sanción en el juzgado de instrucción número 5 de Vigo, por multiplicar por cinco la tasa de alcoholemia. 

Una lesión en el tramo final de la temporada, una "tendinopatía aguda" en su tendón rotuliano,  fue la coartada perfecta para explicar su ausencia en el equipo. Vivió bien en Vigo durante los meses que estuvo en la ciudad, pero no progresó futbolísticamente. Como vino, se fue. Sin más.

En julio de 2014 firmó por el Mersin İdmanyurdu turco hasta el 30 de junio de 2016. Al término de esa temporada, y tras el descenso del Mersin, Welliton abandona la entidad y ficha por el Kayserispor por dos temporadas. 











TOTAL CON EL CELTA:  1 partido  / 0 goles


TRAYECTORIA

TemporadaClubCategoríaPaísPJGoles
2006Goiás1ª Brasil299
2007Goiás1ª Brasil126
2007Spartak de Moscú1ª Rusia124
2008Spartak de Moscú1ª Rusia106
2009Spartak de Moscú1ª Rusia2821
2010Spartak de Moscú1ª Rusia2519
2011-12Spartak de Moscú 1ª Rusia217
2012-13Spartak de Moscú1ª Rusia80
2013Gremio1ª Brasil40
2013Sao Paulo1ª Brasil153
2013-14RC CELTA1ª España10
2014-15Mersin İdmanyurdu1ª Turquía3010
2015-16Mersin İdmanyurdu1ª Turquía216
2016-17Kayserispor1ª Turquía

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails