domingo, 27 de agosto de 2017

MARCELO DÍAZ


NOMBRE COMPLETOMarcelo Alfonso Díaz Rojas
FECHA DE NACIMIENTO30 de diciembre de 1986
LUGAR DE NACIMIENTOPadre Hurtado (Chile)
DEMARCACIÓN Mediocentro
DORSAL5
CLUB DE PROCEDENCIAHamburgo
TEMPORADAS EN EL CLUB2 (2015-17) 
PARTIDOS55
GOLES2
CLUB DE DESTINOUNAM Pumas (MEX)
CLUB ACTUALUNAM Pumas (MEX)

Marcelo Díaz nació el 30 de diciembre de 1986 en Padre Hurtado, una humilde comuna situada en la provincia de Talagente, en el Gran Santiago de Chile. Allí creció y empezó a dar patadas a un balón en el Estadio de Santa Rosa de Chena, donde jugaba el Filial Magallanes, club en el que se formó como futbolista antes de llegar a la Universidad de Chile con tan solo 15 años. 

No era fácil la vida para el joven Marcelo, rodeado de delincuencia en una familia con apuros económicos. Su nuevo equipo, consciente de esta situación, le otorgó una beca para que pudiera seguir formándose confiando en su talento. Su estatura no era destacable, ya que apenas medía 1,66, pero lo suplía con carácter, disciplina y talento. 

Poco antes de cumplir los 17 años se produjo un suceso que marcó su vida; El suicidio de su hermano mayor, Gonzalo.  Marcelo tuvo que echarse a la familia a su espalda, compaginando su actividad deportiva con las obligaciones familiares. Siempre cuenta que su hermano era mucho mejor futbolista que él, un centrocampista ofensivo que podía jugar como interior o mediapunta. 



En su nota de suicidio había una carta para Marcelo, en la que le pedía que cumpliese su sueño de ser futbolista profesional, lo que no había podido hacer él. Gonzalo era un ídolo para Marcelo. Se fuese con tan solo 23 años, un suceso que ha marcado para siempre la vida de nuestro protagonista. 

Tal y como le había pedido su hermano, alcanzó el sueño de ser profesional debutando en el año 2005 con el primer equipo de la U, pero sus inicios no fueron sencillos. Inicialmente ocupaba la posición de lateral derecho, pero por su talento fue poco a poco avanzando hacia el centro del campo, jugando indistintamente de pivote o interior. Durante muchos años tuvo que recorrer todos los días la distancia que separaba su casa de los campos de entrenamiento de la U. dos horas para ir y otras dos para volver. Un sacrificio enorme que encontraría recompensa. 


Su debut se produjo el 22 de enero de 2005, y registró una anécdota interesante. Antes de jugar en el equipo era un hincha más de su equipo, así que el día del debut calmó sus nervios en el terreno de juego cantando las canciones que iba entonando la afición. 

Pero sus primeros años no fueron sencillos. Apenas jugó en 2008, y cuando llegó al equipo Gerardo Peluso como técnico, en el año 2010, volvió a jugar de lateral derecho, una posición en la que nunca se sintió cómodo. Llegó incluso a pensar en dejar el fútbol, en retirarse pensando que no era bueno para jugar al fútbol. 

Entonces decidió abandonar  la U para fichar por La Serena, un humilde equipo chileno al que situó en posiciones insospechadas. Allí explotó y se hizo un gran jugador, motivando que Jorge Sampaoli, entonces técnico de la Universidad de Chile, lo hiciese regresar al equipo de su corazón. 


Y llegó como un futbolista nuevo. Era su explosión definitiva. En ese año alcanzó la internacionalidad con Chile gracias a los éxitos de su equipo, en gran medida por su juego. En diciembre de 2011 logró un hito histórico al ganar la Copa Sudamericana ante La Liga Deportiva Universitaria. Edu Vargas fue la gran figura, pero Marcelo Díaz era una de las piezas clave de aquel equipo. 

Aquel día lo bautizaron como el “Xavi” sudamericano, uno de sus muchos motes. El otro se lo puso Moisés Vennekool, que le apodó “Carepato” por su supuesto parecido con los palmípedos más comunes, un mote que aún conserva hoy en día, aunque él prefiera que le llamen simplemente “Chelo”, tal y como se hizo poner en la camiseta cuando fichó por el Celta. 


Su explosión en la U, los títulos cosechados con su equipo y la internacionalidad con Chile le abrieron las puertas de Europa, fichando en el verano de 2012 por el Basilea, que pagó 3,4 millones de euros por sus servicios. Allí ganó varias ligas suizas, donde su equipo era el auténtico dominador, y pudo participar en la Champions League. Creció como futbolista, se hizo aún más grande y se convirtió en una de las referencias de la selección chilena. 

El siguiente paso era llegar a una liga más competitiva, y la elegida fue la Bundesliga, fichando por el Hamburgo, uno de los grandes de Alemania venidos a menos en esa época. Tanto es así, que nada más llegar se enfrentó al posible descenso del único equipo alemán que jamás ha jugado en Segunda División. 

Su equipo se jugaba la vida en un partido trascendente en una promoción de descenso. el Hamburgo se enfrentaba al Karlsruher, que intentaba ascender a la Bundesliga. Corría el minuto 90 y su equipo estaba descendido. Entonces se produjo una falta al borde del área. Rafael Van der Vaart era la gran estrella del Hamburgo, un futbolista reconocido, estrella también con la selección holandesa, y se disponía e ejecutar el golpe franco. Entonces, Marcelo se acercó a él y cuenta la leyenda que le dijo “Tomorrow muy friend, tomorrow”. Posteriormente Van der Vaart negó esa versión, que sí ha reconocido Díaz, pero lo único que sabemos con certeza es que el chileno envió el balón al fondo de las mallas con un precioso lanzamiento que mantenía al Hamburgo en Primera. 


Aún jugaría medio año más con los hanseáticos antes de fichar por el Celta en el mercado de invierno de la Temporada 2015-16. Fue un fichaje curioso, porque llegó lesionado. Díaz había jugado su último partido con el Hamburgo a principios de diciembre, y no había vuelto a hacerlo por una lesión. La confianza de Berizzo, técnico celeste por entonces, era total. Lo conocía muy bien de su etapa en Chile, y con la selección, así que apostó por él para reemplazar a Augusto Fernández, que había sido traspasado al Atlético una semanas atrás. 

Su debut con el Celta se produjo en Balaídos, en un partido de Liga ante el Sevilla. Entró en el minuto 61, sustituyendo a Radoja, y sus inicios no pudieron ser más prometedores. Tres minutos después de saltar al césped abrió un balón a la banda para que Wass pusiese una asistencia de gol a Beauvue. El Celta estaba muy atascado, y su entrada le dio claridad al juego. 


En realidad fue un espejismo, porque el juego de Marcelo nunca se vio demasiado en Vigo. Lo que fue notorio fueron sus lesiones, especialmente en sus primeros meses en Vigo. Eran constantes. Cuando jugó siempre dejó destellos de su calidad, que era inmensa, pero le faltó regularidad. 

En el verano de 2016, siendo jugador del Celta, se proclamó Campeón de América con Chile. Era la segunda victoria consecutiva después de haberlo logrado el año anterior. Marcelo, bicampeón de América con su selección, siendo uno de los intocables para dos entrenadores como Sampaoli y Juan Antonio Pizzi. Fue su gran éxito internacional, pero en la última Copa América se lesionó, y posteriormente volvió a hacerlo al ser convocado para unos amistosos en septiembre de ese año. 

Radoja, que inicialmente partía como suplente suyo, aprovechó sus ausencias y se hizo con la titularidad. Díaz no pudo recuperar su sitio ya en el Celta, y en su mejor momento se lesionó de nuevo ante el Villarreal, esta vez por una dura y fea entrada de Roberto Soldado, que frustró sus opciones de ser importante en el Celta, con quien disputó en total 55 partidos oficiales, anotando 2 goles. 


A pesar de no tener continuidad, Díaz regaló buenos momentos, en los que demostró que llevaba un gran futbolista dentro. Los dos tantos anotados fueron de tiro libre directo, y ambos en una posición similar. Marcó ante el UCAM de Murcia, en un partido de Copa, e hizo lo propio ante el Granada. Dos golazos de falta, una de sus grandes especialidades. 

Con la marcha de Berizzo y la llegada de Juan Carlos Unzué, el panorama se volvió gris para “Carepato”, que no contaba para el nuevo cuerpo técnico, por lo que fue puesto en venta. Su nombre sonó para muchos equipos, pero el Celta quería recuperar parte de la inversión realizada con su fichaje, una cantidad cercana al millón y medio de euros. No fue posible. Todos los equipos interesados no querían pagar nada, así que de mutuo acuerdo, Díaz rescindió su contrato con el Celta, abonándole al Celta cerca de medio millón de euros. 

Ya libre, fichó por el UNAM Pumas, con quien empezaba una nueva aventura en la liga mexicana. 


TRAYECTORIA

TemporadaClubCategoríaPaísPJG
2005Univ. ChileChile--
2006Univ. ChileChile--
2007Univ. ChileChile--
2008Univ. ChileChile40
2009Univ. ChileChile190
2010Univ. Chile 1ª Chile50
2010La SerenaChile135
2011Univ. ChileChile240
2012Univ. Chile 1ª Chile122
2012-13Basel 1ª Suiza264
2013-14 Basel  1ª Suiza192
2014-15BaselSuiza131
2014-15Hambourg  1ª Alemania61
2015-16Hambourg 1ª Alemania110
2015-16RC CELTA  1ª España140
2016-17RC CELTA  1ª España261
2017-18UNAM Pumas 1ª México



No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails