martes, 4 de octubre de 2011

MICHU


NOMBRE COMPLETOMiguel Pérez Cuesta, "Michu" 
FECHA DE NACIMIENTO21 de marzo de 1986
LUGAR DE NACIMIENTOOviedo (Asturias)
DEMARCACIÓN Centrocampista
DORSALES33, 20, 5
CLUB DE PROCEDENCIAReal Oviedo
TEMPORADAS EN EL CLUB4 (2007-11)
PARTIDOS112
GOLES17
CLUB DE DESTINORayo Vallecano 
EQUIPO ACTUAL Real Oviedo

Michu llegó al Celta en el verano de 2007 procedente de un Real Oviedo en permanente estado de crisis en la última década. Michu, de corazón carbayón, capitaneaba el equipo de sus amores pero, con 21 años cumplidos, tenía que dar un paso adelante en su carrera y atendió la llamada del Celta para jugar con su filial con la promesa de llegar al primer equipo.

Su sueldo era muy superior al de sus compañeros del filial, y su rendimiento también. El asturiano marcó 10 goles en 28 partidos y demostró que la categoría de bronce ya se le quedaba pequeña. Fue Antonio López quién le hizo debutar. El técnico andaluz accedió al banquillo tras la destitución de López Caro y en su primer partido decidió apostar por ese chico alto y desgarbado del que hablaban maravillas en Barreiro.

El Celta perdió aquel partido (0-1), pero ganó un jugador para el futuro. Michu debutó con el número 33 y jugaría esa temporada 14 partidos, prácticamente todos desde ese día hasta la última jornada, y marcó un importante gol que certificaba la permanencia, en Motril ante el Granada 74. Michu ya tenía un sitio en el primer equipo, y siguió consolidándose aunque no jugó todo lo que querría, muchas veces por algún problema físico que le impidió tener mayor continuidad. En la Temporada 2008-09 jugó 26 partidos y marcó un gol. La Temporada de su consolidación sería la 2009-10, con Eusebio en el banquillo. Michu se reivindicó con grandes partidos, por ejemplo uno en el Benito Villamarín ante el Betis, comenzando a llamar la atención de clubes de Primera.


Zaragoza, Sporting y otra serie de equipos se interesaron por el jugador, pero fueron sus paisanos de Gijón quienes pusieron más interés. El conjunto entrenado por Manolo preciado había traspasado a Michel al fútbol inglés y necesita un recambio. Ese recambio era Michu. Al Celta, por otra parte, necesitado de dinero, le interesaba el traspaso, pues las condiciones, impuestas por la necesidad del Sporting, eran bastante beneficiosas; 1 millón de euros y Kike Mateo.

Fue seguramente la semana más dura en la vida de Michu. Su corazón oviedista le impedía jugar en el Sporting, pero las presiones que recibía eran enormes. Desde el Celta pasando por su familia y amigos, que creían que ir al Sporting, para jugar en Primera, era una buena opción. También recibió presiones en el sentido contrario, e incluso amenazas. Desde Oviedo lo veían como una tremenda traición y en Gijón había suspicacias con respecto a su figura. Michu estuvo cerca de jugar en el Sporting pero al final pudo más su corazón carbayón. Ese gesto trascendió al panorama futbolístico español y Michu se convirtió en una rara avis del fútbol moderno.



Esta experiencia, lejos de enriquecerle, le perjudicó a corto plazo, ya que su rendimiento mermaría notablemente a raíz de su fallido pase al Sporting. Aún así, fue importante en la recta final de la Liga, también con el maldito objetivo de la permanencia, y terminó la Temporada con 30 partidos y 6 goles anotados. En Copa jugó 6 encuentros y anotó 2 tantos.

En el verano de 2010, Michu estuvo más fuera que dentro del Celta. Se daba casi por hecho que habría una oferta por él, pero finalmente o no llegaron, o las que llegaron no fueron lo suficientemente satisfactorias para ambas partes. Michu tendría que seguir en el Celta con la incerteza de su futuro.


La Temporada 2010-11 fue dura para Michu. Tardó mucho en entrar en el equipo, demasiado, y su rendimiento en la primera vuelta no fue el deseado. A Michu se le criticaba y se ponía en duda su compromiso. Sus andares de jugador de la NBA no ayudaban y Herrera no acababa de confiar en él. Sin embargo, con el transcurso de los partidos, fue ganando peso en el equipo y terminó siendo uno de los jugadores más destacados en el tramo final de la competición. Calcó prácticamente los números del año anterior, con 6 goles en 31 partidos.

En el partido de ida del play-off por el ascenso ante el Granada, eliminatoria de semifinales, anotó el tanto de la victoria en Balaídos entrando desde el banquillo, culminando una bella acción del Celta al aprovechar un centro de Hugo Mallo. Sin embargo, Michu pasará a la historia por lo sucedido en el partido de vuelta. Un choque apasionante, de los que hacen época, que tuvo de todo y al final acabó decidiéndose en la tanda de penaltis. Michu fue el encargado de ejecutar el quinto lanzamiento. Si marcaba, el Celta estaba en la final. Michu respiró hondo, se concentró, engañó a Roberto pero el balón se fue por encima del larguero. No pudo ser. El Celta acabaría perdiendo aquella tanda con otro fallo de Catalá y se veía condenado a jugar en Segunda un año más.



Lo más emocionante para Michu fue comprobar el recibimiento que la afición le brindó en el aeropuerto de Peinador al día siguiente cuando el equipo llegó a Vigo. Gritos coreando su nombre, abrazos, comprensión. La afición desparramó cariño con el asturiano que no pudo evitar las lágrimas. "Jamás olvidaré lo que ha hecho esta afición" recordaba unos días después en una entrevista que sonaba a despedida.

Michu abandonó Vigo después de jugar 101 partidos en Liga y anotar 14 goles en tres temporadas y media con el primer equipo. En Copa jugó otros 9 partidos y anotó 2 goles. Un buen futbolista el que hemos tenido aquí en Vigo y al que siempre recordaremos. Pudo haber pasado a la historia si ese penalty entra, pero no lo hizo.

Michu celebra su tanto en el play-off ante el Granada (Foto: Marta G. Brea) 
En el verano de 2011 fichó por el Rayo Vallecano, para jugar en Primera División, convirtiéndose en uno de los jugadores revelación de la temporada. Michu anotó 15 goles y llamó la atención de varios equipos, entre ellos el Swansea galés, entrenado por Michael Laudrup, que se hizo con los servicios del asturiano a cambio de 2,2 millones de euros, y tras un arranque espectacular (16 goles en 28 partidos) el Swansea renovó su contrato hasta el 30 de junio de 2016, pero en el verano de 2014 saldría cedido rumbo al Nápoles de Rafa Benítez, que se reservaba una opción de compra.

El año en Italia sería para olvidar a causa de las lesiones, que le impidieron llegar a su mejor estado de forma. Regresó a Gales, pero su estado físico le impidió volver a jugar. Después de muchas especulaciones, e incluso de rumorearse una posible retirada, Michu rescindió su contrato con el Swansea y fichó de forma sorprendente por el Langreo, que militaba en la Tercera División asturiana. Allí se encontró con su hermano Hernán, que era el entrenador del equipo azulgrana, que intentó, sin éxito, el ascenso a Segunda B. El 19 de agosto de 2016, fichaba por el Real Oviedo, regresando a su casa deportiva nueve años después.

El 6 de octubre de 2013 recibía la llamada de Vicente del Bosque para la selección española para suplir a David Villa, que se había lesionado ese mismo día en un partido ante el Celta. 



TRAYECTORIA

TemporadaClubCategoríaPaísPJGoles
2003-04Real OviedoEspaña193
2004-05Real OviedoEspaña194
2005-06Real Oviedo2ª BEspaña313
2006-07Real Oviedo2ª BEspaña313
2007-08RC Celta B2ª BEspaña2810
2007-08RC CeltaEspaña141
2008-09RC CeltaEspaña261
2009-10RC CeltaEspaña306
2010-11RC CeltaEspaña316
2011-12Rayo VallecanoEspaña3716
2012-13SwanseaInglaterra3518
2013-14SwanseaInglaterra172
2014-15NápoliItalia30
2015-16SwanseaInglaterra00
2015-16LangreoEspaña1712
2016-17Real OviedoEspaña



Video de SamuCelta con lo mejor de Michu en el Celta

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails