domingo, 17 de agosto de 2014

JOTA PELETEIRO


NOMBRE COMPLETOJosé Ignacio Peleteiro Ramallo, Jota
FECHA DE NACIMIENTO6 de junio de 1991
LUGAR DE NACIMIENTOA Pobra do caramiñal (A Coruña) 
DEMARCACIÓN Mediapunta
DORSALES34, 28
CLUB DE PROCEDENCIACelta B 
TEMPORADAS EN EL CLUB2 (2010-12)
PARTIDOS5
GOLES 0
CLUB DE DESTINOReal Madrid Castilla
EQUIPO ACTUAL Brentford (ING)

Nacido en el seno de una familia acomodada, propietaria de varios negocios en A Pobra do Caramiñal, su lugar de nacimiento, Jota es un centrocampista ágil y rápido, poseedor de una depurada técnica y capacidad para el gol. Se inició en el fútbol en el Xuventude de Aguiño, en una localidad muy cercana a Ribeira. Allí fue entrenado por Matilde Alonso, la misma que formó a Verónica Boquete, la mejor futbolista gallega, y cuando contaba con 13 años fichó por el Celta en 2004. 

Durante su primer año en Vigo, su padre, José Ignacio, lo llevaba a los entrenamientos, y en el segunda ya accedió a quedarse en Vigo. Su padre y Lupe, su madre, son vegetarianos, bastante deportistas (practican footing) y muy conocidos en la zona, como todos los Peleteiro, pero el que más fama logró alcanzar fue el pequeño José Ignacio, Jota para el fútbol, que tras varios años en las categorías inferiores célticas llegaría al Celta B. 

Antes de jugar en Barreiro, formó parte de una de las generaciones de oro de la cantera céltica, proclamándose subcampeón de la Copa de Campeones en categoría juvenil en el año 2009. En aquel equipo formaban, entre otros, Hugo Mallo, Toni o Rodrigo Machado. Un auténtico equipazo que precedió a la gran generación de 2013, con Santi Mina, Yelko Pino, Borja Fernández, Goldar, Jordan, Fernán o David Costas como principales abanderados.


Su primer amistoso con el Celta, ante el Ourense
Al filial llegó en la Temporada 2010-11, como una de las mayores promesas del Celta. Tal fue su progresión que ya jugó partidos amistosos con el primer equipo siendo un juvenil, y su debut con el primer equipo se produjo la misma temporada que su estreno con el Celta B. Pero vayamos por partes. Su debut con el filial no pudo ser mejor. El equipo entrenado por Milo Abelleiro venció 0-4 en Badajoz, y Jota anotó un gol, en el minuto 75. 

Aquel filial tuvo un arranque fulgurante, aunque se fue desinflando con el paso de los partidos. Aquel día Jota formó de inicio junto a un buen puñado de futbolistas que también llegarían, con mayor o menor suerte, al primer equipo: Sergio Álvaro, Víctor Vázquez, Gaffoor, Víctor, Sergio Rodríguez, Mateo, Jota, Pedro Vázquez, Edgar, Ikechi y Pillado fue el equipo que salió de inicio. En el banquillo esperaba su oportunidad un jovencísimo Denis Suárez, que también había despuntado en el juvenil. 

Como era previsible, Jota se convirtió en uno de los buques insignia de aquel equipo, disputando 32 partidos, en los que anotó 6 goles. Su buen rendimiento en el filial le proporcionó la posibilidad de entrenar con cierta frecuencia con el primer equipo, que dirigía entonces Paco Herrera. Su oportunidad con los mayores llegaría en un encuentro que el filial disputó en Barcelona ante el filial azulgrana, donde disputó tan solo 1 minuto. 

Jota destacó notablemente en el filial 

Pero su gran reválida llegó en Albacete. Roberto Trashorras, ausente en aquella ocasión, era una de las referencias del equipo en la mediapunta, y Paco Herrera decidió sustituir al de Rábade con el joven Jota. Fuera de toda lógica, no solo estuvo a la altura, sino que fue clave en la victoria del Celta sobre el conjunto manchego, siendo el futbolista más destacado del Celta en aquel encuentro. Aún disputaría dos partidos más aquel año, ante la Ponferradina y el Cartagena, ambos en Balaídos. En la última jornada, ante el conjunto murciano, regaló una bella asistencia a Dani Abalo. 

Sin saberlo, estaba viviendo sus últimos días en el primer equipo céltico. Realizó la pretemporada con la ilusión de tener un hueco en el Celta, especialmente cuando se consumó la salida de Roberto Trashorras del equipo. No fue así. A Paco Herrera no le acabó de convencer, e incluso cuestionó su intensidad en determinados momentos. Jota se tuvo que conformar con disputar un partido de Copa del Rey ante el Valladolid. Todo lo demás lo jugó en el filial, convertido ya en la estrella indiscutible de aquel equipo, anotando 16 goles en 36 partidos. 

Su mejor partido con el Celta, ante el Albacete 

De aquel año, quedará para el recuerdo su gran gesta realizada ante el Tenerife. Jota fue convocado con el primer equipo, que jugaba el sábado a las seis de la tarde. El canterano no llegó a disputar ni un solo minuto, en un accidente partido suspendido después de que un asistente de Pino Zamora, el trencilla del encuentro, fuese alcanzado por un objeto de la grada, decretándose la suspensión del mismo. 

Justo en el momento en el que el partido se dio por finalizado, el futbolista emprendió viaje acompañado de Antonio Chaves, Director General del club, dirigiéndose a Madrid, donde pasaron la noche. En la mañana del mismo domingo tomaron un vuelo con destino a Santiago de Compostela, y desde allí nuevo viaje en coche hacia Vigo para disputar un partido que comenzaba el domingo a las doce ante el todopoderoso Tenerife, recién descendido a Segunda B, y uno de los gallitos de la categoría. Jota llegó cuando sus compañeros calentaban, pero le dio tiempo a ser titular e incluso anotar tres goles que remontaban el tanto inicial canario, anotado por Víctor Vázquez en propia puerta. 

Abalo agradece una asistencia de Jota frente al Cartagena

Fue una gran demostración de compromiso con el club el mostrado por Jota, que esperaba contar para Paco Herrera en el primer equipo, que había ascendido a Primera División aquel mismo año. Sin embargo, no fue así. Herrera tenía otros planes y a Jota, que ya le habían sentado mal las pocas oportunidades recibidas durante la temporada, se le agotó la paciencia. Tenía encima de la mesa una oferta del Real Madrid, que el Celta no aceptaba, y se plantó en el club para exigir que lo traspasen al conjunto blanco. 

El Celta no quería desprenderse del jugador, así que se negó rotundamente. Le propuso alternativas mediante una cesión, tanto al Lugo como al Hércules, pero se encontró con la negativa del jugador, que finalmente aceptó una cesión, pero al Real Madrid. El conjunto blanco se llevaba al futbolista para su filial y se reservaba una opción de compra de 900.000 euros que debía ejecutar a final de temporada. 

En la Temporada 2010-11 disputó 4 partidos con el primer equipo

Jota se mostró feliz por la noticia, pero su estancia en Madrid no se caracterizaría por la alegría, al menos en el terreno deportivo, limitándose a disputar tan solo tres partidos, ninguno de ellos como titular. En total, 48 minutos repartidos en los partidos ante Ponferradina, Córdoba y Sporting de Gijón. Pobre bagaje para un futbolista que empezaba a ser más conocidos por asuntos extra deportivos que por su rendimiento en el terreno de juego. 

El conjunto de la capital no ejerció su opción de compra, y Jota regresó a Vigo, dispuesto a ganarse un sitio en el primer equipo. Eso era, al menos, lo que manifestaba, aunque no tardó en darle motivos a Luis Enrique para dejar de contar con él. Mientras el equipo estaba concentrado en Melgaço, dentro del Stage de pretemporada, Jota desapareció sin dejar rastro sobre su paradero. Varios días después apareció, una vez resueltos los "problemas personales" que le obligaron a dejar la concentración, y se adiestró con el filial. 

Uno de sus últimos amistosos con el Celta, frente al Porto

La mejor salida era una cesión, a la que Jota estaba dispuesto pese a su mala experiencia previa. El destino era todo lo contrario al del año anterior. Jota viajaba a Eibar, un modesto conjunto, caracterizado por la garra y la pelea de sus futbolistas. Allí renació como futbolista, se convirtió en el mejor jugador de su equipo, y probablemente de toda la categoría, mostrando todo el talento que llevaba dentro. Jota disputó 35 partidos y anotó 11 goles. Especialmente celebrado fue uno que marcó en Riazor, que desató las iras de la afición local, que se sintió provocada por su celebración. Su procedencia acabó por enardecer a la masa blanquiazul. 

Ya convertido en una realidad, regresaba nuevamente a Vigo dispuesto otra vez a pelear por un sitio en el primer equipo. Llegaba Eduardo Berizzo al banquillo, que apostaba por la figura de mediapunta en la que podía encajar el de A Pobra do Caramiñal, pero el destino quiso que no volviese a jugar con el Celta. Una lesión le impidió estar con sus compañeros en la gira por Andalucía e Inglaterra, y cuando se recuperó, se anunció su traspaso al Brentford, recién ascendido a la Segunda inglesa, a cambio de 1,5 millones de euros, que podían llegar a 1,7 en función de alguna variable. Además, los vigueses se reservaban el 15% de una futura venta. Un futbolista de una enorme calidad al que disfrutamos en Vigo solo a cuentagotas.

Ya en Inglaterra, Jota realizó una muy buena temporada en su debut con el Brentord, anotando 11 goles y clasificando a su equipo para la promoción de ascenso, donde cayó eliminado. En el verano de 2015 tuvo ofertas de la Premier que no se concretaron, y una inoportuna lesión le impidió tener continuidad. El 16 de enero de 2016 firmaría por el Eibar, llegando cedido hasta el 30 de junio de 2017. 


*Estadísticas: Alberto Fernández










TRAYECTORIA

TemporadaClubCategoríaPaísPJGoles
2010-11RC CELTA B  2ª BEspaña326
2010-11RC CELTAEspaña40
2011-12RC CELTA B2ª BEspaña3616
2011-12RC CELTAEspaña00
2012-13Real Madrid Castilla2ª España30
2013-14Eibar España3511
2014-15BrentfordInglaterra4211
2015-16BrentfordInglaterra50
2015-16EibarEspaña130
2016-17EibarEspaña50
2016-17BrentfordInglaterra1912
2017-18BrentfordInglaterra


No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails