domingo, 8 de noviembre de 2020

PAPE CHEIKH


NOMBRE COMPLETO Pape Cheikh Diop Gueye
FECHA DE NACIMIENTO 8 de agosto de 1997
LUGAR DE NACIMIENTO Dakar (Senegal)
DEMARCACIÓN  Centrocampista
DORSALES 36,28,4, 24
CLUB DE PROCEDENCIA Celta B / Lyonnais
TEMPORADAS EN EL CLUB 2 (2015-17)
PARTIDOS 46
GOLES 1
CLUB DE DESTINO Olympique Lyonnais / Dijon (FRA)
CLUB ACTUAL Olympique Lyonnais (FRA)

Pape Cheikh vino al mundo en Dakar (Senegal) donde comenzó a jugar al fútbol, su auténtica pasión. El centrocampista cuenta que a su madre no le gustaba que jugase tanto, pero él se saltaba las clases para dedicarse por entero a su pasión. Cogía su mochila, guardaba la ropa y las botas y se iba a entrenar. A las dos regresaba a casa y contestaba que le había ido bien el colegio si le preguntaban. 

Siendo muy niño llegó a España. Apenas tenía 14 años. Le ofrecieron el pasaporte porque su padre era español.  Ya por entonces adoraba a Iniesta, pero también se fijaba en Xabi o Busquets. Recién llegado a España estuvo un año viviendo con su tío en Palencia, donde aprendió a jugar al fútbol de una forma más profesional, y perfeccionó el idioma.  Se adaptó rápido. 

Su siguiente destino sería A Coruña, donde se enroló en el Montañeros, un equipo que por entonces era pujante, llegando a estar en Segunda B, aunque lo potente siempre fueron sus categorías inferiores, que aún conserva hoy después de la desaparición de su equipo senior. Fue allí precisamente donde llamó la atención del Celta. 

Pape en su etapa como juvenil del Celta

Pero antes de fichar por el equipo vigués fue ofrecido al Deportivo, que lo rechazó. El Celta sí que lo aprovechó. Los ojeadores vieron el potencial que había en este joven futbolista y siendo cadete fue reclutado, aunque nunca jugó en esa categoría. Tras un año en el juvenil dio el salto al filial, debutando con el Celta B el 23 de agosto de 2014 en un partido disputado en Asturias ante el Lealtad. 

El técnico que le dio la alternativa en el filial era Fredi. Pape fue suplente, saltando al terreno de juego en el minuto 78 en lugar de Thaylor Lubizadio. Por entonces Pape ya jugaba más adelantado, aunque empezó haciéndolo como mediocentro defensivo. En el Celta casi siempre fue interior. Esa misma temporada comenzó a entrenar con el primer equipo. Berizzo quedó maravillado con su potencial y quiso tenerlo cerca en todo momento.

Jugando ante el Somozas con el filial 

Aquel año apenas disputó 3 partidos con el filial, pero fue clave en el juvenil. Además compaginaba sus apariciones en el Celta con su participación en la selección Sub-19, con la que se proclamó Campeón de Europa en el verano de 2015, siendo una de las piezas destacadas. Aquel mismo verano se quedó sin vacaciones para incorporarse a la concentración del Celta en Alemania. Berizzo quería verlo en el verano. 

Pape ya era jugador del filial, pero seguía entrenando con el primer equipo, con el que jugó 6 partidos de Liga y 2 de Copa. Con el Celta B jugó 18 encuentros en los que anotó 1 gol, pero se perdió muchos encuentros por estar convocado con el primer equipo o entrenando durante toda la semana. Su debut se produjo el 15 de diciembre de 2015 en Balaídos, ante el Espanyol. Pape saltó al terreno de juego en el minuto 85, sustituyendo al lesionado Nolito.

Su debut con el Celta, en Balaídos ante el Espanyol

El año siguiente debía ser el de su salto. Berizzo lo fue guiando, ayudándolo y orientándolo para convertirse en un gran futbolista. Aunque tenía ficha con el filial no permitió que volviese al B, y en enero de 2017 firmaba un contrato que le unía al club hasta el 30 de junio de 2021 y le convertía en jugador de la primera plantilla. Para atarlo, el club subió su cláusula de rescisión de los 10 a los 30 millones. 

Las ofertas se sucedían. Eran muchos los equipos interesados en su cesión. Tanto en el verano como en el mes de enero, fueron varios los que preguntaron por él, siendo el más insistente el Leganés, pero no el único. Tras pasar a formar parte de la primera plantilla, Pape empezó a entrar más en el equipo, que compaginaba la Liga con las competiciones de Copa y Europa League, en las que realizó un gran papel.

Pape formaba parte de la segunda unidad, y disputó bastantes encuentros en la recta final de la Liga. En la primera vuelta se estrenó como goleador, en un partido ante el Granada, y en la segunda se convirtió en uno de los más destacados de los suplentes. 
Así celebró su único gol con el Celta
En balaídos ante el Betis
En el verano de 2017 se produjo un cambio en el banquillo. Se marchaba Berizzo, a quien el propio Pape consideraba su padre futbolístico. Con la llegada de Unzué su importancia parecía que crecería, pero los rumores sobre el interés de equipos importantes era cada vez mayor. Apareció el Tottenham, que lo siguió de cerca durante la gira del equipo por Inglaterra, pero el que acabó poniendo el dinero para llevárselo fue el Olympique Lyonnais, que pagó 10 millones más variables que podían elevar a 15 kilos el coste total de la operación. 

El senegalés, con apenas una veintena de partidos en el primer equipo, se convirtió en uno de los traspasos más caros de la historia, solo superado por Nolito, aquel jugador al que sustituyó en su primer partido con el Celta.


Pero a pesar del importante desembolso realizado por el Olympique Lyonnais, Pape Cheikh apenas contó durante su primer año en Francia, ya que solo pudo disputar un partido de Ligue 1. Su entrenador, Bruno Genesio, reconoció ayer que habían cometido algunos errores con futbolistas jóvenes llegados desde el extranjero. 

En su segunda temporada en Lyon algo mejoró ligeramente su participación, especialmente en la primera fase de la temporada, cuando entró incluso en partidos importantes de Champions League, pero acabó la Temporada 2018-19 disputando simplemente 12 partidos de Ligue 1, siendo titular solo en cinco de ellos. Escaso bagaje para una inversión millonaria como la realizada por el club galo. 

En el verano de 2019, tras una desastrosa temporada, el Celta intentó devolver la ilusión a la afición con una campaña a la que llamó “Isto Vai de Corazón”, y que buscaba recuperar canteranos que se habían ido del Celta en los últimos años. De este modo regresaron a Vigo futbolistas como Denis Suárez, Santi Mina o Rafinha, siendo que este último no era canterano, pero era un futbolista muy vinculado al Celta. Y a ellos se unió nuestro protagonista, que regresaba a la ciudad olívica solo dos años después de marcharse. 

Posando junto a Carlos Mourinho tras fichar por el Celta

En su presentación como nuevo jugador celeste

El centrocampista senegalés llegaba cedido por una temporada, tras la cual el Celta tendría una opción de compra fijada en 9 millones de euros. Para Pape era una buena oportunidad, ya que intuía que no jugaría demasiado con su nuevo entrenador en el Lyonnais, que no era otro que el excéltico Sylvinho. 

Su fichaje estuvo rodeado de cierta polémica, ya que el técnico, Fran Escribá, había solicitado un futbolista de banda o un mediocentro de contención, y el jugador que llegó fue Pape Cheikh, que era un interior, con menos trabajo defensivo y mayor capacidad de creación de juego. 

En Vigo podía estar cerca de sus amigos, que nunca olvidó mientras jugó en Francia, con constantes y costosos viajes a la ciudad siempre que sus compromisos con el Lyonnais se lo permitían. Regresaba con mucha ilusión, al que siempre dijo que era su equipo, pero no tuvo excesiva fortuna en su segunda etapa en el Celta. 

Jugando en Balaídos frente al Getafe

Ante la Real Sociedad en el estadio celeste

Comenzó entrando poco en el equipo, y tampoco tuvo fortuna en determinados momentos, como su expulsión ante la Real Sociedad, fraguada con dos tarjetas amarillas en un par de minutos. Con Escribá jugó poco, algo lógico teniendo en cuenta que el técnico valenciano pedía otro tipo de futbolista, pero tras la llegada de Óscar García su vida cambió. 

Con el técnico catalán en el banquillo atravesó su mejor momento, pero un episodio extradeportivo durante el mes de enero lo sacó del equipo. El Celta intentó desprenderse de él en el mercado de invierno, pero el futbolista no aceptó, y prefirió seguir en Vigo, incluso sabiendo que sus opciones de jugar no serían muchas, y aunque fue titular en el regreso del fútbol tras el confinamiento, su participación en la segunda vuelta fue prácticamente testimonial. 

Pape Cheikh regresó al Olympique Lyonnais, con quien tenía contrato hasta el 30 de junio de 2020, pero tampoco tendría oportunidades, siendo nuevamente cedido, en esta ocasión a otro equipo de la Ligue 1, el Dijon.  En el mes de octubre de 2020 debutó con la selección absoluta de Senegal. Anteriormente había jugado con la Sub-21 española. 


TRAYECTORIA

Temporada Club Categoría País PJ G
2012-13 Montañeros Juv. España - -
2013-14 Celta   Juv. España - -
2014-15 Celta   Juv. España 9 6
2014-15 Celta B 2ªB España 3 1
2015-16 Celta B 2ªB España 18 1
2015-16 RC CELTA España 6 0
2016-17 RC CELTA España 16 1
2017-18 O. Lyonnais Francia 1 0
2018-19 O. Lyonnais Francia 12 0
2019-20 RC CELTA España 16 0
2020-21 Dijon Francia 21 0
2021-22 O. Lyonnais Francia

INTERNACIONAL

Selección Categoría Debut Último PJ G
Senegal Absoluta 2020 2020 1 0


despedida en moiceleste

2 comentarios:

Budimir dijo...

Pape Cheikh Diop Gueye es un futbolista profesional senegalés que juega como centrocampista en el Dijon de la Ligue 1, cedido por el Lyon.

Anónimo dijo...

fora niggers e xudeos de galicia. galicia pros galegos. ademais son uns paketes.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails