domingo, 1 de junio de 2014

MARIO BERMEJO


NOMBRE COMPLETOMario Bermejo Castañedo
FECHA DE NACIMIENTO7 de octubre de 1978
LUGAR DE NACIMIENTOSantander (Cantabria)
DEMARCACIÓN Delantero centro 
DORSAL 9
CLUB DE PROCEDENCIAXerez CD 
TEMPORADAS EN EL CLUB3 (2011-14) 
PARTIDOS85
GOLES15
CLUB DE DESTINORetirado
EQUIPO ACTUAL Retirado

Delantero robusto y peleón, pero no exento de calidad técnica, Mario Bermejo jugó en el Celta entre 2011 y 2014, logrando un ascenso a Primera y dos permanencias con el conjunto céltico en la máxima categoría. Formado en el Perines y Bansander, el futbolista cántabro pasaría a las categorías inferiores del Racing de Santander, donde completó su formación y debutó en Primera División en la Temporada 1995-96 cuando apenas contaba con 16 años. Lo hizo de la mano de Vicente Miera, el 23 de septiembre de 1995 en El Sardinero ante el Sevilla. Bermejo entró a falta de cuatro minutos para el final del partido en sustitución de un delantero mítico del Valladolid y Racing: Alberto. 

Era entonces Bermejo un delantero prometedor al que el fútbol español tenía muy en cuenta, siendo seleccionado por Juan Santisteban para la selección española en las categorías Sub-16 y Sub-18. Con la Sub-16 fue subcampeoón en el europeo de Bélgica. Además, a su puerta llamó el Athletic Club para jugar en su filial. El primer año disputa 17 partidos jugados, marcando 3 goles y concluyendo la liga en 12ª posición. Al año siguiente debuta con el primer equipo en Primera División disputando los últimos 7 minutos del derbi de la 5ª jornada ante la Real Sociedad en San Mamés, sustituyendo do a Ziganda. También debutaría en la Copa de la UEFA jugando los últimos 30 minutos del partido de treintaidosavos de final en el campo de la Sampdoria después de substituir a Urzaiz en un partido que ganaron los bilbaínos 1-2. 

Luego jugaría también los últimos 15 minutos del partido de treintaidosavos de final ante el Aston Villa inglés en San Mamés, partido que terminó en empate sin goles. Fueron sus tres únicas apariciones oficiales con el primer equipo del Athletic. Después también jugaría en mayo el partido del centenario ante Brasil jugando los últimos 14 minutos substituyendo a Javi González. Esa campaña Bermejo la jugaría habitualmente con el Bilbao Athletic con el disputaría un total de 27 partidos jugados, en los que marca 3 goles, concluyendo la liga en 2ª posición y clasificándose para la fase de ascenso a 2ª A. En la liguilla tendría como rivales a Mallorca B, Granada y Cacereño, en un grupo en el que ascendería el filial balear.



Bermejo, en su presentación en Balaídos 

En la temporada 98-99 es cedido por el Athletic Club a la Cultural Leonesa, equipo del grupo II de la 2ªDivisión B, en el que el delantero cántabro disputaría un total de 32 partidos jugados, marcando 3 goles, y proclamándose Campeón de liga del grupo II. En la liguilla tendría como rivales a Córdoba, Cartagonova y Racing Ferrol, en un grupo en el que acabarían ascendiendo los cordobeses. La temporada 99-00 la inicia en el Bilbao Athletic, con el que disputa en la primera vuelta un total de 21 partidos jugados, en los que marca 10 goles.

Su gran rendimiento le sirve para ser cedido en el mercado de invierno al Eibar, con el que jugaría en la segunda vuelta del campeonato debutando en Segunda División, disputando un total de 15 partidos jugados, en los que marca 1 gol al Villarreal en la 27ª jornada, concluyendo la liga con los eibarreses en 11ª posición.

En la temporada 00-01, es nuevamente cedido esta vez a la Gimnástica de Torrelavega, equipo cántabro del grupo II de la 2ªDivisión B, con el que delantero santanderino disputaría un total de 31 partidos jugados, en los que marcaría 7 goles, concluyendo la liga en 13ª posición. Al año siguiente Bermejo viviría su última cesión, en este caso al Hospitalet del grupo III de la 2ªB, equipo con el que disputaría un total de 39 partidos jugados, en los que marcaría 6 goles, concluyendo la liga en una 4ª posición que los clasificó para la fase de ascenso. En la liguilla tendría como rivales a Getafe, Motril y Cultural Leonesa, en un grupo en el que acabarían ascendiendo los madrileños.


Su extraordinario rendimiento en tierras catalanas le sirven para en la temporada 02-03 fichar por el Recreativo de Huelva, recién ascendido a Primera División. Retornaba así a la máxima categoría del fútbol español después de sus fugaces pasos por ella. Esta vez Bermejo disputaría en Primera un total de 1449 minutos en 28 partidos jugados, 16 como titular, siendo sustituido en 8 ocasiones y recibiendo 6 tarjetas amarillas, en una campaña en la que Mario no podría evitar el descenso de los onubenses a Segunda División tras concluir la liga en 18ª posición.

La temporada 03-04 la comienza en el Recreativo de Huelva con el que disputaría en la primera vuelta en Segunda un total de 493 minutos en 11 partidos jugados, 5 como titular y completos, recibiendo 1 tarjeta amarilla. En el mercado de invierno ficha por el Racing Ferrol con el que juega en la segunda vuelta del campeonato logrando ascender a Segunda División, tras disputar 1291 minutos en 21 partidos jugados, 12 como titular, en los que marca 8 goles.

La temporada 04-05 sería la mejor de su carrera, al proclamarse por primera vez en su vida y en la historia de un delantero racinguista, Pichichi de la Segunda División, al conseguir marcar la espectacular cifra de 27 goles. Disputando ese año un total de 2980 minutos en 39 partidos,34 como titular, siendo substituido en 10 ocasiones, recibiendo 6 tarjetas amarillas y 1 roja, y marcando 27 goles que sirvieron al Racing para lograr la permanencia tras una sensacional primera vuelta en la que rozaron los puestos de ascenso a Primera División.


En la temporada 05-06 el pichichi después de interesar a todo el fútbol español y rechazar una oferta del Athletic para ser suplente de Urzaiz en el club bilbaíno, acabó fichando por el Albacete Balompié, equipo castellano-manchego recién descendido a la Segunda División.2 Con el conjunto albaceteño Mario disputaría un total de 2300 minutos en 32 partidos jugados, 24 como titular, siendo substituido en 6 ocasiones, recibiendo 6 tarjetas amarillas y marcando 9 goles. Unos tantos que serían anotados frente al Poli Ejido, Racing Ferrol en A Malata por partida doble, Xerez, Hércules, Tenerife, Sporting, Éibar y Elche, en las jornadas 6, 7, 18, 19, 21, 22, 24 y 29, en una campaña en la que los manchegos finalizarían la liga en 13ªposición.

En la temporada 06-07 Mario Bermejo ficha por el UD Almería, que todavía no olvidara los 4 goles que les metiera hace 2 años en el famoso 1-6. Con el conjunto almeriense Mario subiría a Primera División tras concluir la liga en 2ª posición, disputando Mario en esa campaña un total de 1363 minutos en 33 partidos jugados, 12 como titular, siendo substituido en 9 ocasiones, recibiendo 8 tarjetas amarillas y 1 roja, y marcando 5 goles. Unos tantos que serían anotados frente al Hércules, Numancia, Ciudad de Murcia, Málaga y Lorca en las jornadas 6, 9, 12, 19 y 37.

En la temporada 07-08 es cedido por el Almería al Polideportivo Ejido, dirigido por Luis César Sampedro, su técnico del Racing en el año del ascenso a Segunda con el conjunto ferrolano. En el equipo celeste también se reencontraría con ex compañeros de su etapa en el cuadro verde como Bello Amigo, Tena o Curro Vacas. En una campaña en la que no podría evitar el descenso a 2ª B del equipo ejidense tras concluir la liga en 22ª y última posición, Mario disputaría un total de 2144 minutos en 35 partidos jugados, 24 como titular, siendo substituido en 12 ocasiones, recibiendo 4 tarjetas amarillas y 1 roja, y marcando 5 goles. Unos tantos que serían anotados frente a Málaga, Cádiz, Sevilla Atlético, Éibar y Hércules en las jornadas 6, 8, 28, 36 y 37.



En la temporada 08-09 Mario Bermejo rescindió su contrato con el Almería para fichar por el Xerez CD, equipo de Segunda División con el que volvería por sus fueros teniendo un papel determinante en el ascenso xerecista a Primera División al conseguir la mayoría de los goles decisivos en la 2ª vuelta. Bermejo disputaría esta campaña con el Xerez un total de 2242 minutos en 34 partidos jugados, 25 como titular, siendo sustituido en 12 ocasiones, recibiendo 7 tarjetas amarillas y 1 roja, y marcando 12 goles. Unos tantos que serían anotados frenten al Rayo Vallecano, Murcia, Sevilla Atlético, Elche, Levante por partida doble, R.Sociedad, Sevilla At, Elche, Castellón, Nástic y Éibar.

En la temporada 09-10 renovó por el Xerez con el que volvió a jugar en la máxima categoría del fútbol español, en el debut del conjunto jerezano en Primera División. El 18 de octubre de 2009 consigue su primer gol en Primera, frente al Villareal CF. Esa fue la primera victoria también del Xerez en Primera (Xerez CD 2 - Villareal CF 1). Sin embargo, finalmente el equipo jerezano descendió y volvió a Segunda. Con los andaluces aún jugaría un año más, ya en la categoría de plata, anotando 8 goles más.  

En verano de 2011 el Celta necesitaba reforzar su posición de ataque, y pensó en Mario Bermejo. El cántabro tenía una oferta del Nástic, que le ofrecía dos años de contrato y 250.000 euros, pero eligió la del Celta, similar en términos económicos, pero con la opción de pelear por el ascenso como ya había hecho el conjunto vigués el curso anterior.


La temporada arrancó bien para el Celta, que ganó en sus dos primeros partidos, pero no tanto para Bermejo, ya que en el partido disputado en Huelva se fracturó la clavícula, lo que le tuvo lejos de los terrenos de juego por espacio de un mes. Fue un mal arranque en lo personal que no tendría continuidad a lo largo del curso. La competencia en la delantera era grande. David Rodríguez había sido el ariete durante el curso anterior, y Herrera probaba a Iago Aspas como falso delantero, lo que reducía las opciones de Bermejo como atacante. 

El entrenador catalán del Celta ideó entonces una nueva posición para Bermejo, que empezó a jugar como mediapunta. Su entendimiento con Iago Aspas fue perfecto desde el principio, y acabaría siendo titular indiscutible en un equipo que navegaba hacia la Primera División. Su primer gol con la camiseta del Celta fue en un partido de Copa del Rey ante el Valladolid. Ganó el Celta 4-1 y Bermejo anotó el 3-0 a los 69 minutos de partido. 

Mario Bermejo terminó la primera temporada con ocho goles en su haber, destacando el encuentro ante el Almería, la confirmación de que el Celta iba en serio a por el ascenso. El conjunto vigués tuvo que remontar en dos ocasiones y Bermejo anotó dos tantos, ambos de cabeza, que rubricaron la victoria celeste. Aquella victoria impulsó a un equipo que ya no paró hasta lograr el ascenso en el mes de junio. Fue el tercer salto de categoría para Bermejo, que ya había ascendido con Almería y Xerez en el pasado. 


Pero la importancia de Bermejo iba más allá de su aportación en el campo. No solo marcó goles y repartió asistencias, sino que se convirtió en un referente para un vestuario repleto de futbolistas jóvenes, casi todos procedentes de la cantera, necesitados de los consejos y la calma de un veterano curtido en mil batallas. El cántabro caló profundamente en un vestuario que lo eligió cuarto capitán tras la marcha de Catalá en el verano de 2012, ya con el Celta en Primera División.

La exigencia de la máxima categoría hizo que el protagonismo de Bermejo en los terrenos de juego descendiese, aunque en el retorno del Celta a Primera División logró anotar cinco goles, alguno fundamental para la permanencia. El gol más importante lo anotó ante el Real Zaragoza, un partido que marcó un antes y un después en la lucha por la salvación. Los maños se presentaban en Vigo como uno de los principales rivales del Celta, ya entrenado entonces por Abel Resino. Comenzaron adelantándose los visitantes, pero un tanto de Álex López  igualó las fuerzas antes del descanso. Ya en tiempo de descuento, Bermejo embocó a gol un pase de Orellana que suponía la victoria local. Había vida todavía. 

Aquel gol fue anotado por Bermejo en una suerte de semifallo al que se le denominó "Bermejinha". El delantero céltico anotó el gol rematando con el pie de apoyo, algo que ya había hecho ante el Deportivo en el derby, y ante el Granada coincidiendo con el debut de Abel Resino en el banquillo. Goles que se hicieron muy populares entre la afición y que permitieron al Celta continuar en la máxima categoría. 


Más allá de los goles salvadores, Bermejo seguía mostrando su jerarquía en el vestuario. En Getafe se vivieron momentos delicados en el vestuario. El Celta perdió el partido, que finalmente costó la cabeza a Paco Herrera, que a falta de media hora para la conclusión del encuentro decidió retirar a Iago Aspas para hacer debutar al juvenil Santi Mina. Aspas no saludó a su compañero y se marchó al banquillo visiblemente enfadado. Ya en el vestuario, Bermejo recriminó a la estrella céltica su actitud y se vivieron momentos de tensión. 

Unas semanas después, Aspas nuevamente cometió un error cuando fue expulsado en Riazor tras propinar un cabezazo a Marchena. En aquella ocasión la reprimenda de Bermejo no se circunscribió a la intimidad del vestuario, sino que fue más allá para aleccionar a su compañero:  "Aspas se tiene que dar cuenta de que no está en el patio del colegio jugando con los colegas. Iago la ha cagado, se le han dicho las cosas y no ha sabido llevarlo. Cuando hace bien las cosas, todos estamos orgullosos de él y sacamos pecho, y hoy tiene que sacar pecho él para llevar una palmada" 

El agua volvió a su cauce entre ambos jugadores. Hablaron y todo se solucionó por el bien común. El Celta se salvaría finalmente en la última jornada con un gol de Natxo Insa a pase del propio Aspas. Aquel partido lo vio desde la banda Bermejo, que se rompió el ligamento cruzado anterio y el menisco externo en un partido frente al Atlético de Madrid. La lesión le mantendría en el dique seco durante un periodo de seis meses. 


Bermejo regresó al equipo en el mes de diciembre, en un partido de Copa ante el Athletic, donde recibió una atronadora ovación por parte de la afición. Bermejo se mostró profundamente emocionado por el recibimento de un público que lo adoraba y que dedicaría el resto de la temporada a dejarse las manos aplaudiendo al "9" cada vez que saltaba al terreno de juego. Su rendimiento en el terreno de juego ya no era el de antaño, pero cada partido, cada aparición de Bermejo, se aplaudía como si fuera la última, como si la afición supiese que estaba disfrutando de las últimas gotas de un futbolista excelso, del que apenas quedaba el recuerdo. 

En la Temporada 2013-14, la última como jugador del Celta, no marcó ningún gol, y gozó de menos minutos con Luis Enrique en el banquillo. La llegada de Charles, y la eclosión de Santi Mina, un jugador que no había nacido cuando Bermejo debutó en Primera, le fueron cerrando poco a poco la puerta. Su momento tampoco era el mejor, perdonando ocasiones de gol que no hubiese fallado unos meses antes. 

El club, que lo renovó un año antes cuando estaba lesionado, decidió prescindir de él al concluir esa temporada, ofreciéndole un trabajo en la secretaría técnica, que aceptó.  Bermejo era un hombre de club, un jugador que lo dio todo en sus años en Vigo, a donde llegó siendo ya un veterano. Los aficionados que lo vieron vestir la camiseta celeste dificilmente olvidarán lo que podía hacer, su pundonor, su trabajo, su forma de empujar, sus goles, su calidad y su ética de trabajo.



* Estadísticas: Alberto Fernández
TOTAL CON EL CELTA:   85 partidos  / 15 goles


TRAYECTORIA

TemporadaClubCategoríaPaísPJGoles
1995-96Racing Santander1ª España10
1997-98Bilbao Athletic2ªBEspaña233
1997-98Athletic Club1ª España10
1998-99Cultural Leonesa2ªBEspaña283
1999-00Bilbao Athletic2ªBEspaña2111
1999-00Eibar2ª España151
2000-01Gimnástica 2ªBEspaña317
2001-02Hospitalet2ªBEspaña338
2002-03Recreativo 1ª España280
2003-04Recreativo 2ª España110
2003-04Racing de Ferrol2ªBEspaña167
2004-05Racing de Ferrol 2ª España3925
2005-06Albacete 1ª España329
2006-07UD Almería 2ª España335
2007-08Poli Ejido 2ª España355
2008-09Xerez CD2ª España3412
2009-10Xerez CD1ª España3412
2010-11Xerez CD2ª España338
2011-12RC CELTA2ª España358
2012-13RC CELTA1ª España335
2013-14RC CELTA1ª España130


VIDEO HOMENAJE DE KARPINHA

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails