domingo, 2 de septiembre de 2018

BORJA FERNÁNDEZ



NOMBRE COMPLETOBorja Fernández Fernández
FECHA DE NACIMIENTO16 de agosto de 1995
LUGAR DE NACIMIENTOVigo (Pontevedra)
DEMARCACIÓN Mediocentro
DORSAL28
CLUB DE PROCEDENCIACelta B
TEMPORADAS EN EL CLUB2 (2014-16)
PARTIDOS17
GOLES0
FIN DE CONTRATO30 de junio de 2019
CLÁUSULA10 Millones

Integrante de una de las mejores generaciones del Celta, finalista de la Copa de Campeones juvenil en 2013 junto a futbolistas como Santi Mina, Jordan, David Costas o Yelko Pino, entre otros, Borja Fernández disputó con el primer equipo 17 partidos oficiales, y con el filial 112, en los que anotó 8 goles. 

Se incorporó al Celta siendo un niño, en el año 2005, formando parte del equipo alevín de primer año. Su referencia siempre fue Borja Oubiña, ese jugador en el que todos los entrenadores le decían que debía fijarse para conocer y aprender el oficio de pivote. Así fue escalando poco a poco por los equipos inferiores del Celta hasta darse a conocer en aquel juvenil. 

Antes de jugar en el Celta lo había hecho en el Colegio Rosalía de Castro, y posteriormente en el Ureca. Desde niño destacaba en el fútbol Sala, y eso fue lo que llamó la atención de varios equipos, hasta acabar definitivamente en el Celta, donde durante años compaginó su labor de jugador de las categorías inferiores con la de celtista, viendo todos los partidos de su equipo desde su abono de Río Bajo. 



Uno de sus primeros partidos con el Celta, ante el Porto en 2013

El Celta le hizo contrato profesional en el año 2013, y no tardó en debutar con el filial, de la mano de David de Dios, el técnico con el que ya había jugado en el juvenil. Su debut se produjo en Las Gaunas, ante la UD Logroñés, y acabó con victoria para los célticos (0-2), con goles de Añón y Santi Mina. Borja Fernández fue titular al lado de otro Borja, Domínguez, en la medular. 

Aquella temporada disputaría 30 encuentros, en los que marcó 3 goles, situado en una posición ligeramente más adelantada de lo normal, algo que se corregiría con la llegada de Eduardo Berizzo al Celta en el verano de 2014, una fecha clave en su carrera. Su gran referente, Borja Oubiña, se lesionó durante la pretemporada. Se hablaba de una recuperación en torno a los tres o cuatro meses, pero en el seno del club intuían lo que finalmente pasó; No volvería a jugar al fútbol. 

A Borja Fernández se le abrieron las puertas del primer equipo de par. Realizó la pretemporada a las órdenes de Berizzo, y renovó su contrato, en unas negociaciones que llegaron finalmente a buen puerto, pero que no contentaron a casi ninguna de las partes. Cuando parecía que Borja ocuparía la plaza de Oubiña, el Celta fichó a Radoja, unos días antes del comienzo de La Liga.

Una gran generación: Rubén Blanco, David Costas,
 Yelko, Borja Fernández y Santi Mina

Su debut oficial Vs Getafe (2014-15)

Borja Fernández fue titular en la primera jornada del campeonato, con el Getafe como rival. Disputó 86 minutos, pero la llegada de Radoja hizo que comenzase su ida y vuelta entre el primer equipo y el filial. Inicialmente era jugador del Celta B, pero si Berizzo lo necesitaba lo convocaba. Disputó 6 partidos de Liga, y varios de Copa. Uno de los encuentros que jamás olvidará fue la victoria lograda en el Camp Nou, 73 años después de la última, en la que él pudo participar, entrando al terreno de juego en el minuto 68 en lugar de Pablo Hernández. 

Aquella temporada, la 2014-15, arrancó muy bien, pero tras ese encuentro de Barcelona, el equipo entró en barrena, logrando 2 puntos de 30 posibles. El Celta recibía al Córdoba con el puesto de Berizzo en entredicho. El técnico argentino tomó decisiones drásticas aquel día, entre ellas situar a Augusto Fernández como mediocentro defensivo. El experimento funcionó tan bien, que ya nadie movería a Augusto de la titularidad en esa posición. 

Eso hizo que Borja Fernández pasase a ser el tercer pivote de la plantilla, y su presencia en el primer equipo quedó reducida a la nada. Además sufrió una lesión en el menisco que le obligó a parar unas semanas, y tan solo apareció en las dos últimas jornadas del campeonato, ya sin nada en juego.

Participó en la histórica victoria del Celta en el Camp Nou (2014-15)


La campaña 2015-16 comenzó como había terminado la anterior. Augusto y Radoja eran los pivotes del equipo, y los minutos de Borja Fernández se reducían a la interinidad cuando se producían lesiones o sanciones. Seguía jugando con el filial, donde era un hombre importante por su calidad, pero daba la sensación de que el tren del primer equipo había pasado.  Su último partido oficial con el Celta fue una derrota ante el Rayo en Vallecas (3-0), en vísperas de una eliminatoria de Copa ante el Atlético, con muchas rotaciones en el equipo. 

En el verano de 2016 volvió a estar con el primer equipo en la pretemporada. Se hablaba entonces de una posible cesión a otro equipo, pero el club tenía en mente ascender al filial a Segunda División, y le pidió tanto a él, como a su tocayo Borja Iglesias, que renunciasen a una cesión a equipos de superior categoría para “reforzar” el filial.

Su último partido oficial fue ante el Rayo Vallecano

En la Temporada 2016-17 lideró a un espectacular Celta B
Los dos se convirtieron en las referencias de un Celta B que realizó una campaña maravillosa, con Alejandro Menéndez en el banquillo. Los resultados fueron fantásticos, y el equipo se clasificó para la promoción de ascenso a Segunda División, en la que caerían eliminados en la primera ronda a manos del Valencia Mestalla. 

Dijo Carlos Mouriño al final de aquella temporada, que el esfuerzo realizado por los “Borjas” tendría recompensa en el futuro. Lo cierto es que ninguno de los dos volvería a disputar un solo minuto en partido oficial con el primer equipo. Serían cedidos al año siguiente, y se desvincularían del club.

Uno de sus últimos amistoso con el Celta,
ante el Southampton (2018)

En el caso que nos ocupa, Borja Fernández saldría cedido al Reus, un equipo catalán que militaba en Segunda División, y que entrenaba Aritz López Garai, antiguo jugador del Celta. Allí se reencontraría con el que había sido su pareja en el doble pivote en Barreiro, Gus Ledes, que había fichado por el equipo rojinegro. 

Su temporada en Reus no fue mala, pero una lesión lo tuvo parado a mediados de temporada, y le costó recuperar la titularidad. Marcó un gol, y disputó un total de 20 partidos, contando la Copa del Rey. Terminada esta temporada regresaría al Celta, con quien jugó algunos amistosos en el verano de 2018, antes de desvincularse definitivamente del club, tras casi 13 años, y fichar por el Miedz Legnica de la liga polaca.


TRAYECTORIA

TemporadaClubCategoríaPaísPJG
2013-14Celta B 2ªB España303
2014-15Celta B2ªB España151
2014-15RC CELTA 1ª España60
2015-16Celta B 2ªB España310
2015-16RC CELTA 1ª España40
2016-17Celta B 2ªBEspaña364
2017-18Reus DeportiuEspaña181
2018-19Miedz LegnicaPolonia

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails