domingo, 18 de mayo de 2008

MONCHO GIL


NOMBRE COMPLETORamón Gil Sequeiros 
FECHA DE NACIMIENTOAgosto de 1897
LUGAR DE NACIMIENTOVigo
DEMARCACIÓN Centrocampista 
CLUB DE PROCEDENCIAFortuna de Vigo 
TEMPORADAS EN EL CLUB1 (1923-24)
PARTIDOS-
GOLES-
CLUB DE DESTINORetirado
EQUIPO ACTUAL Retirado (Fallecido en enero de 1965)


Ramón Gil Sequeiros (Vigo, agosto 1897-Vigo, enero 1965) fue futbolista en aquellos tiempos difíciles, cuando existían equipos en los que incluso se pagaba por jugar . No hay datos exactos de si Moncho Gil llegó a jugar en el Real Club Celta, pero todo hace pensar que jugó alguno de los primeros partidos amistosos del equipo, en los primeros meses de vida del Celta, cuando la lista de jugadores del Celta era de 64.

Jaime Cross, un excelente periodista deportivo que trabajó en Vigo hace muchos años, en los setenta y ochenta del siglo pasado, residía aquí cuando se preparaba el Campeonato del Mundo de 1982, una fase del cual, como es sabido, se desarrollaría en Balaídos. Con aquel motivo publicó un breve libro titulado «Los internacionales del fútbol gallego», en el que obviamente se refería a Gil. Cross dice que llegó a alinearse con el Real Club Celta.

Los datos de la Real Federación Española de fútbol dicen que Gil jugó en el Celta desde 1923 a 1927, pero eso no es cierto, porque lo que está claro es que Moncho Gil dejó el futbol en 1923, porque formalizó las relaciones con su novia, la gentil Aurorita Curbera Solleiro, y ya se sabe que entonces no era digno ponerse en pantalón corto para darle patadas a una pelota cuando se tenía novia formal.

Moncho Gil fue, ni más ni menos, un futbolista "amateur" de los primeros que practicaron este deporte en España, que en verdad eran bien pocos en aquellas dos primeras décadas del siglo XX. Entonces se llamaba "amateur" a todo aquel que hacía algo por gusto, para indicar que no cobraban ni una peseta por hacerlo y que, además, se pagaban los gastos que se produjeran. Que en el fútbol, ya se sabe, son gastos de vestuario, hoteles y desplazamientos. Naturalmente a los chicos de familias modestas, los clubes (que no solían tener mucho dinero) les ayudaban lo que podían, pero a los ricos por casa, nanay. Y Moncho Gil era rico por casa.

Por aquel tiempo había en Vigo dos clubes de fútbol, el Vigo y el Fortuna, que rivalizaban "a tope". Moncho jugaba en el Vigo Sporting. Más tarde, cuando empezó el profesionalismo, se fundieron para constituir el Real Club Celta,

En no sé que año se jugó el primer campeonato militar de fútbol de España, y es fama que los coroneles se veían en tremendas dificultades para encontrar once soldados de su regimiento que supieran que el fútbol es un deporte que se juega con una pelota que, contra toda lógica, se puede tocar con cualquier parte del cuerpo menos con brazos y manos, aunque "mayormente" se empleen con preferencia la cabeza y los pies. Y fue el caso que el regimiento de Vigo no tuvo el menor problema, y no lo tuvo porque en aquellas fechas se encontraban haciendo el servicio militar varios jugadores del Vigo y varios del Fortuna. Formaron un buen equipo porque los once muchachos o jugaban muy bien o tenían, por lo menos, alguna idea.

Tan bién que llegaron a la final y la final la presenció el propio Rey D. Alfonso. Moncho Gil, que jugaba de defensa, era como el emperador de su parcela y mantenía su portería a cero goles (o goals, como se dijo muchos años), pero la delantera no lograba perforar la puerta contraría, o, como dicen ahora los cursis, no definían. (Vaya por Dios, y qué cosas más finas dicen). Entonces el gran Moncho se impacientó, se hizo con el balón, corrió la banda y marcó un golazo de antología, que era como se decía entonces que eran los goles que cumplían ciertos requisitos de calidad. Y para que no dijeran que había sido un churro, repitió la operación. El Regimiento Murcia nº 46, de guarnición en Vigo, se proclamó campeón de España al vencer por 2 a 0 en la final del Primer Campeonato Militar de Fútbol de España.

S.M. el Rey les entregó la copa, charló con todos ellos y se alargó un poco más con el héroe del partido.

Lo cierto es que desde entonces jugó siempre de extremo izquierdo aprovechando su velocidad de carrera y sus tremendos zurdazos, zurdazos que fueron apodados popularmente como el "chut eléctrico". Años después fue seleccionado y jugó en el equipo español en la Olimpiada de Amberes, donde consiguieron clasificarse subcampeones del mundo y Medalla de Plata, jugando Moncho dos partidos frente a Italia y Holanda.

En 1923 como decíamos Moncho Gil dejó el fútbol para casarse con Aurora Curbera, de una de las familias de más relieve social entonces. Actuó en la ceremonia el influyente obispo Eijo Garay.

Ramon Gil Sequeiros murió en 1965.

TRAYECTORIA

Vigo Sporting
Real Club Celta

Internacional con España en 2 ocasiones

2 comentarios:

elena dijo...

Q bien que haya esta información por la red! Deberían hacer alguna película sobre el fútbol original en España y su gran actuación en las olimopiadas de Amberes ahora que está tan de moda la selección española!! Por cierto es mi bisabuelo!!
Aupa el Celta!!

pachicú dijo...

La historia pone en su lugar a los que fueron grandes y poco valorados en vida, o discretos y dedicados a sacar muchos hijos adelante, viudo y en plena posguerra, como fue mi abuelo Moncho Gil, a quien sus nietos adorábamos, sin saber hasta ahora la talla internacional que tuvo. Viva el Celta, incluso cuando está en 2ª división.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails