domingo, 20 de agosto de 2017

FABIÁN ORELLANA


NOMBRE COMPLETOFabián Ariel Orellana Valenzuela
FECHA DE NACIMIENTO27 de enero de 1986
LUGAR DE NACIMIENTOSantiago (Chile)
DEMARCACIÓN Delantero
DORSALES19,14
CLUB DE PROCEDENCIAGranada
TEMPORADAS EN EL CLUB6 (2011-17)
PARTIDOS170
GOLES36
CLUB DE DESTINOValencia CF
CLUB ACTUALReal Valladolid

Futbolista chileno con capacidad para jugar en varias posiciones de la delantera. Jugó en el Celta durante la Temporada 2011-12, casi siempre por la banda izquierda. Jugó al fútbol desde pequeño, aunque se encontró con el rechazo de Colo-Colo, club propietario de sus derechos, que no lo consideró apto por su baja estatura. Fue de esta forma como llegó al Audax Italiano, con quién jugó entre 2005 y 2009, antes de dar su salto a Europa, a donde llegó tras consolidarse en la selección chilena. 

Orellana forma parte de la historia de "La Roja", al anotar el gol del triunfo de su selección ante Argentina en 2008, única victoria hasta el momento en eliminatorias del mundial en partidos disputados en territorio albiceleste. Por este motivo recibió el apodo de "El histórico". También anotó un tanto importantísimo ante Colombia que sellaría el pase de su selección al Mundial de Sudáfrica 2010, al que acudía la selección chilena 12 años después de su última participación.

Tras sus buenas actuaciones con el Audax Italiano, Orellana llamó la atención de varios clubes extranjeros, entre ellos el Monterrey, que estaba dispuesto a abonar 3 millones de euros por sus servicios. Sin embargo, sus buenas actuaciones con la selección revalorizaron al "poeta" (otro de sus apodos) e hicieron que el Audax Italiano buscase nuevas ofertas. Estas llegaron desde Italia, ya que Udinese pagó por el joven futbolista 5 millones de euros.


Su primera presentación, en el Pazo de los Escudos

Enfrentándose al Valladolid en Balaídos


Fabián daría el salto a Europa, aunque nunca llegaría a jugar en Udine, salvo en partidos amistosos, ya que en el verano de 2009 fue cedido al Xerez, un equipo recién ascendido a Primera División y que debutaba en la máxima categoría del fútbol español. Allí coincidió con Mario Bermejo, con quien posteriormente compartiría vestuario y ascenso en el Celta. Su paso por Chapín sería ciertamente discreto, anotando 2 goles en 26 partidos, y sin capacidad para demostrar la fama de la que venía precedido. El conjunto andaluz acabó descendiendo y Orellana regresó a la disciplina del Udinese. 

Gol en Riazor (J.V.Landín)

Pero tampoco esta vez jugaría con los albinegros, ya que, en virtud de los acuerdos de colaboración que por entonces tenía el conjunto transalpino con el Granada, el futbolista chileno recalaría en Los Cármenes para defender los colores de un conjunto que regresa a Segunda División después de más de un cuarto de siglo de ausencia. El equipo, con muchos futbolistas cedidos por Udinese, resultó ser tremendamente competitivo y Orellana mejoró mucho su rendimiento con respecto al año anterior. Jugando mayoritariamente por la banda derecha, Orellana anotó 8 goles en 39 partidos, siendo fundamental en la fase de ascenso a Primera División al marcar el tanto que igualaba la eliminatoria ante el Celta en las semifinales de la promoción de ascenso, de la que el Granada saldría finalmente ganador tras eliminar al Elche en la final. 

La temporada en Granada había sido un éxito a nivel deportivo, pero no tanto a nivel personal para Orellana, cuyas relaciones con Fabri González, entrenador nazarí, no eran las adecuadas. Tampoco su relación con la prensa era la ideal, ya que el futbolista chileno no era amigo de conceder entrevistas ni pasar por sala de prensa, lo que provocaba el recelo en una parte de la prensa granadina. Udinese y Granada llegaron a un acuerdo mediante el cual Orellana pasaba a ser propiedad del conjunto andaluz, que lo cedería al Celta de cara a la Temporada 2011-12. 

En el Martínez Valero (Vs. Elche)

A Vigo llegó Orellana con la referencia de ese pequeño futbolista que le había marcado un gol de cabeza en las eliminatorias por el ascenso, y que también había sido destacado en el partido de Liga regular disputado en Balaídos, donde asistió a Geijo para el gol del empate a uno con el que terminaría el partido. Además le acompañaba una incómoda fama de futbolista díscolo, particular. Un genio incomprendido que no acababa de agarrarse a un equipo en el fútbol europeo. 

En su presentación fue claro, anunciando que venía a Vigo a lograr otro ascenso, tal y como había hecho en Granada el año anterior. El chileno tardó en entrar en el equipo. Llegó al borde del cierre del mercado invernal, con el campeonato ya comenzado y se perdió algunos partidos por ir convocado con la selección chilena, por lo que tardó un tiempo en meterse de lleno en la dinámica del grupo. Fue titular ante el Valladolid en Liga, un partido en el que su actuación resultaría crucial ya que anotó un gol de falta en tiempo de descuento que sería fundamental para el devenir del campeonato, ya que el conjunto castellano se convirtió en el gran rival del Celta por el ascenso directo. 

En los meses de noviembre y diciembre, la figura de Orellana no pasaría desapercibido. El chileno se acostumbró a vivir durante sus primeros meses en el equipo con la dualidad héroe-villano. El mismo que marca un golazo en Riazor igualando el partido y se convierte en un héroe, pero que cinco minutos después pierde un balón en campo contrario que provoca el gol de la victoria deportivista. El mismo que marra una ocasión clarísima ante el Guadalajara, marca un gol diez minutos después y manda callar a la grada, y sale ovacionado en la segunda mitad después de perder perdón al respetable. 

Foto: Ricardo Grobas

Un jugador que no pasaba desapercibido, y que a partir del mes de enero entró en una línea ascendente que no se torcería en ningún momento. Pegado a la banda izquierda y con un entendimiento perfecto con sus compañeros de vanguardia, especialmente con Iago Aspas, al que también le unía una gran amistad fuera de los terrenos de juego, el juego de Orellana experimentaría una mejoría espectacular que le haría indispensable en la recta final del campeonato. 

Sus goles, trece en total, y sus asistencias, doce, durante el campeonato ayudaron al Celta a lograr el ascenso directo, al que dio un paso casi definitivo en el encuentro disputado en Valladolid ante el conjunto local, donde el Celta anotaría casi en tiempo de descuento por mediación de Joan Tomás, después de que Orellana regatease a toda la zaga rival dentro del área. Unos meses después esa misma conexión resultaría clave en Sabadell, con un golazo del chileno tras pase del catalán. En general, en las últimas jornadas, Orellana siempre aparecía. Bien como goleador, bien como asistente. El equipo encadenó siete victorias consecutivas antes de la última jornada donde un empate con el Córdoba bastaba para lograr el ascenso, objetivo que alcanzó el Celta sin excesiva dificultad. 

Foto: Marta G. Brea

La afición, que al principio había mostrado recelo con el futbolista chileno, terminó mayoritariamente rendida a sus encantos. No es extraño que en la fiesta del ascenso uno de los lemas más coreados fuese aquel de "Orellana quédate". El contrato de cesión del futbolista recogía una cláusula mediante la cual  pasaría a ser propiedad del Celta si el club vigués abonaba 3 millones de euros al Granada. La cantidad era elevada y el club celeste no la podía asumir, así que negoció con el Granada un traspaso en cifras inferiores, pero no logró llegar a un acuerdo ya que el conjunto nazarí no estaba interesado en venderlo tras ver su buen rendimiento en Vigo, y ya sin Fabri en el banquillo. 

Orellana regresaba, por tanto, a Granada, dejando atrás muchos amigos y un año inolvidable en lo deportivo y en lo personal. La afición no lo olvidó y coreó su nombre durante la disputa del veraniego Trofeo Ciudad de Vigo, aunque nada se pudo hacer para que regresase. En la rueda de prensa que concedió en su regreso a Granada contestó así cuando fue preguntado por sus opciones de regresar algún día al Celta: "El tiempo lo dirá".  Y no tardó mucho el tiempo en dictar sentencia, pues en el mes de enero de 2013, Orellana regresaría al Celta, esta vez en propiedad, después de que el conjunto celeste abonase 1,2 millones de euros al Granada, firmando hasta junio de 2016. 



Volvía el hijo prodigo, el clavo ardiendo al que se agarraba todo el celtismo para rescatar un equipo que iba a la deriva, para paliar la enorme falta de gol del equipo. El Celta esperaba algo diferente arriba, alguien que rompiera, que asistiera y que animar un equipo agarrotado arriba, aunque para jugar lo iba a tener más complicado que el año anterior con la competencia de Krohn-Dehli.. 

tanto Herrera como Abel buscaron la forma de que encajara en el equipo, moviendo a  Krohn-Dehli, desplazándolo desde la banda.. pero el equipo seguía sin funcionar en absoluto, el clavo ardiendo al que se había agarrado todo el celtismo no había cambiado la cara de este equipo.. aun así fue cambiando aprovechando sus minutos, a cuenta gotas, pero los número al final han mejorada las sensaciones que dejó en el campo.

Dejó destellos el primer día, no jugó mal en Sevilla, aunque quizás su gran partido de esta segunda "fase" en Vigo sea el empata a 2 frente al Barcelona, en la que fue vital dando las dos asistencias, incluido un centro preciso y precioso casi al final directo a la cabeza de Borja.

Posando junto a Ricardo Barros

Su segunda presentación, multitudinaria, en Balaídos

No fue la estrella que todos esperábamos, y cuando Abel encontró la tecla se fue al banquillo y solo encontraba minutos en la mediapunta donde se perdía sin espacios para encarar pero al final en los 700 minutos que jugó dio 4 asistencias y contribuyó a la salvación del equipo. 

La Temporada 2013-14 fue una de las más intensas de su carrera como futbolista profesional. El "poeta" tuvo que ganarse la confianza de Luis Enrique, inicialmente perdida, tras un primer tercio de competición en el que apenas contó para el técnico asturiano. No solo eso, sino que el Celta buscó una salida para el jugador en el mes de agosto, después de que el entrenador céltico anunciase que no contaba con él. 

Orellana no quiso salir, aunque estuvo cerca de hacerlo hacia el Mallorca, y siguió trabajando en espera de una oportunidad que le llegaría definitivamente ante el Almería, en un partido disputado en Balaídos donde el Celta venció 3-1, con remontada iniciada por Orellana tras marcar el empate. 

Uno de sus primeros partidos con el Celta en Primera División

Ante su exequipo, el Granada, en Balaídos


Desde aquel día, Orellana jugaría todos los partidos, incluidos los dos de Copa del Rey, hasta el final de la temporada, para completar unas estadísticas más que aceptables, con 31 partidos en Liga, 22 de ellos como titular, en los que anotó 5 goles y repartió seis asistencias. Fue, más allá de lo que indican las cifras, uno de los jugadores más desequilibrantes del equipo, adaptándose además a varias posiciones. 

Orellana entró en el equipo por la banda izquierda, aprovechando el mal momento de Nolito, que vio varios encuentros desde el banquillo. Cuando Luis Enrique volvió a confiar en el andaluz no sacó al chileno del equipo, sino que lo desplazó a la banda derecha, y su rendimiento, aunque se resintió en los primeros partidos, acabó siendo igual de espectacular que por la otra banda. El premio, su participación en el Mundial de Brasil con la selección de Chile, y el MVP en el Ranking MoiCeleste. 

Orellana pugna por un balón con Roberto Lago

En la Temporada 13-14 fue el MVP del Ranking MoiCeleste

En el verano de 2014, como en todos los mercados estivales, su nombre sonó con fuerza como posible salida, y en este caso con cierta sorpresa, ya que desde Chile aseguraban que regresaría a su país para incorporarse a Colo-Colo. Entre que las noticias llegadas de Chile eran insistentes, y que ni el jugador ni el club lo negaban, el celtismo llegó a pensar que perdía a uno de sus mejores jugadores. 

Finalmente continuó ligado al Celta un año más, y con un técnico nuevo, Eduardo Berizzo, que cambiaría el rumbo del equipo con el internacional chileno como uno de sus principales estandartes. Orellana volvió a ser importante esa temporada, marcando 5 goles en 35 partidos, mostrando un gran entendimiento con Nolito. 

Finalizada esa temporada, el Celta incorporaría a Iago Aspas, que se había ido dos años antes al Liverpool. Era la guinda al pastel para formar una delantera inolvidable junto a Nolito. El chileno volvió a ser uno de los mejores jugadores del Celta. Como en las dos temporadas anteriores, alcanzó una gran regularidad que le llevó a estar durante todo el año en las primeras posiciones del Ranking MoiCeleste.

Formó un dúo letal junto a Nolito 

Ante el Villarreal en Balaídos

Orellana seguía creciendo, y ese dio un paso hacia adelante situándose en muchas ocasiones como mediapunta, haciendo que el equipo girase en torno a sus genialidades. Logró su mejor marca goleadora en la máxima categoría, con 7 goles, superando los 5 que anotó en las dos anteriores temporadas, aunque lejos todavía de los 13 tantos anotados el año del ascenso en Segunda División. 

Además, en el mes de enero de 2016 recibió el Trofeo Manuel de Castro, como el mejor jugador del Celta en el año 2015, confirmando sus grandes actuaciones. Al final de esa temporada disputó la Copa América con la selección chilena, y se proclamó campeón, quitándose la espina de la edición anterior, en la que no pudo participar. 

La 2016-17 fue su última temporada con el equipo, y el chileno fue más protagonista por lo que hizo fuera del terreno de juego que por su desempeño en el campo. El internacional chileno sufrió varias lesiones en la primera parte de la temporada, y cuando se recuperó fue apartado del equipo por un acto de indisciplina, la gota que colmó el vaso de la paciencia de Berizzo, que acabó por declarar transferible al internacional chileno, que había sido fundamental para el preparador argentino desde su llegada al Celta. 

Recibiendo el Manuel de Castro (año 2015)

En un derbi en Balaídos

Su rendimiento en el campo fue muy bueno. Jugó poco porque estuvo lesionado, pero en 9 partidos anotó 4 goles, alguno muy importante, como el que marcó en el derbi, o el anotado ante el Ajax en la Europa League. Estaba viviendo un buen momento a nivel deportivo, repartiendo también asistencias, pero sus números quedaron totalmente oscurecidos por el suceso que acabó por apartarle del club en el que ha sido más feliz a lo largo de su carrera. 

Su salida, marcada por la polémica, nunca quedó realmente clarificada, aunque su origen puede estar en un partido ante el Valencia de Copa. La ausencia en la convocatoria de ese partido fue el detonante del divorcio entre Orellana y Eduardo Berizzo, pero un divorcio siempre llega después de una separación, y esta tras muchas discusiones. 

Celebrando un gol ante el Ajax en la Europa League

Su último partido como celeste, ante el Sevilla

La relación entre ambos nunca fue muy fluida. A pesar de que las palabras de Berizzo hacia el jugador en rueda de prensa siempre estuvieron cargadas de cariño y admiración, no se hablaban desde hace meses. El martes anterior al partido recibió el alta médica, y todo apuntaba a que estaría en la lista para este partido. Pero no fue así. 

Al enterarse, el internacional chileno montó en cólera, e inició una grave discusión con el técnico, tal y como reveló en su momento la periodista de Radio Vigo, Paula Montes, que acabó con una falta de respeto muy grave, por lo que pasó a estar apartado de forma indefinida. Berizzo explicó la situación al club, y fue entonces cuando se anunció que estaba apartado por decisión técnica. Era el fin de su etapa en el Celta. 

Se marchó en el mes de enero al Valencia, a cambio de 3 millones de euros, una cifra muy por debajo de su verdadero valor, y sobre todo de su aportación al Celta, donde ha completó cinco grandes temporadas.  Posteriormente también jugó en el Eibar y el Real Valladolid. 


TRAYECTORIA

TemporadaClubCategoríaPaísPJG
2005Audax ItalianoChile

2006Audax ItalianoChile

2007Audax ItalianoChile

2008Audax ItalianoChile

2009Audax Italiano Chile101
2009-10Xerez CD España262
2010-11Granada CFEspaña357
2011-12RC CELTA España3713
2012-13Granada CFEspaña170
2012-13RC CELTAEspaña140
2013-14RC CELTAEspaña315
2014-15RC CELTAEspaña355
2015-16RC CELTAEspaña337
2016-17RC CELTAEspaña72
2016-17ValenciaEspaña161
2017-18ValenciaEspaña00
2017-18EibarEspaña173
2018-19EibarEspaña333
2019-20EibarEspaña298
2020-21Real ValladolidEspaña

INTERNACIONAL

SelecciónCategoríaDebutÚltimoPJG
ChileAbsoluta20072019412



VIDEO HOMENAJE DE KARPINHA


video resumen de su TRAYECTORIA


gol al valladolid


manda callar a la afición 


No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails