domingo, 19 de mayo de 2019

PONTE




NOMBRE COMPLETOEnrique Ponte Veira
FECHA DE NACIMIENTO28 de julio de 1925
LUGAR DE NACIMIENTOA Coruña
DEMARCACIÓN Defensa Central
CLUB DE PROCEDENCIADeportivo A Coruña
TEMPORADAS EN EL CLUB1 (1949-50)
PARTIDOSSolo amistosos
GOLES-
CLUB DE DESTINODeportivo A Coruña
CLUB ACTUALRetirado - Fallecido 9-01-2010

Muy alto y delgado, a este defensa central llegaron a compararlo por sus características físicas con el gran defensa Luis Otero, internacional que había jugado en los años 20 en Celta y Deportivo.

Se inició como juvenil en el Imperio de Ceuta, a donde había ido desde La Coruña por motivos profesionales de su padre. En 1941, ya de vuelta en su tierra, juega en el Sporting y en el Deportivo Ciudad y posteriormente en el Deportivo tras la constitución de un equipo de promesas que había promocionado el exguardameta Paco Trigo, en 1943, siendo cedido al Lemos de Monforte, antes de regresar al club herculino para incorporarse definitivamente a la primera plantilla antes de cumplir los 20 años en 1945 ya con ficha profesional.

Con el Deportivo logró cotas entonces impensables para aquel modesto equipo gallego, siendo durante una década el indiscutible defensa central. Algunos de sus éxitos fueron dos ascensos a Primera y el importante subcampeonato de Liga de la temporada 1949-50.

Cuando llegó al Deportivo, el conjunto herculino acababa de descender a segunda división y presentaba una situación económica caótica que solo permitía refuerzos de perfil bajo, como el propio Ponte, Pepiño Suarez (hermano de Luis) o el veteranísimo Chacho. A pesar de todos los problemas, el equipo coruñés logró el ascenso.


A penas dos meses después de terminar la temporada 1949-50, que había sido muy exitosa para el Coruña, en plena pretemporada, Ponte abandonaría el Deportivo por un solo partido para reforzar a un Real Club Celta que disputaba ante el todopoderoso Benfica la primera edición del Trofeo Huérfanos del Mar.

A mediados del mes de Junio de 1949 se anunciaba la llegada del Benfica, considerado en aquella época como uno de los mejores equipos de fútbol europeos. Vigo estrenaba un nuevo trofeo de carácter amistoso cuyo objetivo constaba en recaudar dinero para los hijos de las víctimas que el mar se llevaba en su peligrosa faena.

Aquella recaudación iría directamente al Orfanato Virgen del Carmen.

Para engrandecer más el espectacular y flamante torneo, el Celta se reforzó con tres jugadores de su eterno rival: el delantero argentino Franco, el magnífico medio volante Martín y el ya afamado y vigoroso central Enrique Ponte.

El 19 de Junio se verían las caras el Celta y el Benfica en Balaidos. Los lusos contaban con reconocidos efectivos como Ferreira, Contreiras, Melao y Rogerio, mientras que los célticos saltarían al césped de la siguiente forma: Simón, Yayo, Cabiño, Ponte, Martín, Alonso, Mekerle, Hermidita, Rafael Franco, Aretio y Sara.

El encuentro transcurrió con sorprendente dominio céltico. Los portugueses trataron superar insistentemente el bloque defensivo dominado por Cabiño y Ponte, quienes lograron frenar con éxito las embestidas lusas.

El Celta abrió el marcador al poco tiempo de superar la media hora de juego, pero todo se torció para el zaguero coruñés al resultar lesionado antes de llegar al descanso. Una falta causada por el céltico Martín origina una  " melee " en los dominios del meta Simón, que tiene que lanzarse. En medio de todo ese lío queda tendido Ponte sobre el césped, quien se resiente de la rodilla. Se le atiende pero cojea visiblemente, y al final de la primera parte se ve obligado a abandonar el terreno de juego para no arriesgar más, siendo Lolín su sustituto en el eje defensivo vigués.

*Saludo de los capitanes en el Celta vs Benfica que jugó Ponte como céltico
La lesión interrumpió la gran actuación de Ponte, que hasta entonces había mantenido a cero la puerta de Simón, pero su imagen en el campo fue admirable. Su falta se notó en el campo y los portugueses consiguieron establecer el empate en el marcador, algo que no duraría mucho, puesto que un gol de su compañero deportivista Martín daría el triunfo a los vigueses (2-1).

Ponte vistió por tanto n una ocasión la camiseta del Celta dejando claro lo buen futbolista que era.

Tras 10 temporadas consecutivas en el Deportivo, Ponte jugó 4 temporadas en la Cultural Leonesa y una en el Racing de Ferrol. En su última temporada regresó al Deportivo para retirarse con la camiseta blanquiazul.

Era uno de los mejores centrales de España en aquella época, aunque no llegó a debutar nunca con la selección española pese a ser convocado varias veces. De Ponte se recuerda que reunía las virtudes típicas del defensor poderoso. Destacaba por su fuerza, por su rapidez pese a la corpulencia que le caracterizaba y por un portentoso salto que le permitía dominar el juego aéreo como pocos jugadores de su época.

Dotado de extraordinarias facultades físicas (que le permitieron jugar hasta casi los 40 años, por lo que se decía que estaba tomando las pastillas del doctor Voronoff), Ponte arrebataba siempre el balón limpiamente sin tener que recurrir a las brusquedades en otros habituales. Ponte era invulnerable, no solo por bajo, sino por alto e incluso tenía arrestos para ir a rematar los córners.

Enrique Ponte falleció en La Coruña el 10 de enero de 2010 a los 84 años.


·         Fuentes: (Os nosos – Libro de Noela Rey y Hector Pena, Fameceleste, Davidparedes.es)

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails