sábado, 31 de octubre de 2009

CAMILO LIZ



Camilo Liz Salgado nació en Ourense, el 17 de marzo de 1913.

Extremo izquierdo rápido, con mucha picardía y resolución ante la portería contraria. Era zurdo, pero también jugaba con la derecha. Fenomenal golpeo del balón con una habilidad especial para darle rosca al balón, por lo que era especialista en conseguir goles directos de corner. Desde niño tenía un don natural para vislumbrar a un buen futbolista. A quien él señalaba con su dedo terminaba triunfando en el fútbol. Bisabuelo de un gran judoka "Miguel Borrallo Gómez" siempre quiso que su bisnieto fuese futbolista pero el niño nunca quiso seguir su camino.

Se inició como jugador infantil en el Burgas de Ourense y con apenas 13 años el Real Club Celta de Vigo le ofrece viajar con el equipo para jugar un partido amistoso en Oporto, donde se enfrentarb al Os Belenenses. Curiosamente en el viaje de vuelta de aquel partido llamó la atención como el “niño” hacía una valoración del nivel de juego de cada uno de los jugadores del equipo. Desde ese momento inicia una larga carrera profesional, primero como jugador y luego como entrenador y gerente.

La llegada de la Guerra Civil y la paralización de las Competiciones repercutió negativamente en su progresión, pese a lo cual su potencial deportivo no pasó desapercibido para los grandes equipos y fue fichado por el Atlético de Madrid, pese a que jugó muchos partidos amistosos y de exhibición con el Celta en calidad de “prestado”. Posteriormente fue cedido al C.D. Málaga y regresó al R.C. Celta de Vigo. En una gira con el Celta por Andalucía en 1938 pasó por Cádiz. Era invierno y Camilo quedó completamente impresionado por el buen tiempo que hacía y la alegría y espontaneidad de su gente. Camilo quedó enamorado de Cádiz y allí se quedó.


Ficho por el Club Deportivo Mirandilla de Cádiz para la temporada 1939-40 cuando se reanudaban las competiciones oficiales. Cuando llega al Mirandilla se encuentra con una plantilla muy corta y con jugadores semi-prefesionales. Camilo estaba en otro nivel y marca diferencias y un status social y económico más elevado. Así, mientras los demás viven en pensiones, él lo hace en el Hotel Roma y viste elegantemente con el pelo engominado a lo Clark Gable. Era todo un dandy y sus compañeros le apodaban “el señorito”.

Posteriormente el Mirandilla cambia de nombre y pasa a denominarse Cádiz Club de Fútbol. Camilo Liz tendrá el honor de ser el autor del 1º gol oficial del club como Cádiz C.F. Gol conseguido en un partido del Campeonato de Andalucía ante el Sevilla Fútbol Club.

El nivel de Camilo estaba muy por encima de las expectativas deportivas del club y al año siguiente es fichado por el Granada Club de Fútbol, donde jugó dos temporadas, de 1940 a 1942. En su primera temporada consiguió el ascenso a 1ª división, donde debutó el 28 de septiembre de 1941 jugando precisamente contra el R.C. Celta. Jugó 26 partidos en 1ª y marcó 4 goles. Además fue designado el mejor extremo izquierdo de España. Esto le hace ser convocado con la Selección Española de Fútbol para una gira de tres partidos para jugar contra Alemania, Italia y Francia. La mala suerte se ceba con Camilo, que coge el tifus y no puede acudir. A cambio recibe un album de recuerdo con dibujos conmemorativos de varios artistas, entre ellos uno de Picasso, que se perdió por el camino.

Al finalizar la temporada es fichado por el Sporting de Gijón, donde juega de 1942 a 1946, jugando las dos últimas temporadas en 1ª división, anotando 7 goles en 35 partidos jugados. En el Sporting de Gijón tiene un record difícil de superar: jugando en 2ª división anotó en una misma temporada ¡9 goles directos de corner!

Pero Camilo echaba de menos el calor sur de España y no dudó en aprovechar la primera oportunidad que tuvo para regresar a Cádiz, pese a que entonces jugaba en 3ª división, fichando por el equipo de la Tacita de Plata el 10 de octubre de 1946. Aquella temporada jugó 26 partidos.

Al final de la temporada una grave enfermedad de su padre le obliga a rescindir su contrato para marchar a Galicia. Aquello prácticamente puso fin a su carrera como jugador, quedando sólo para la disputa de algunos partidos amistosos y de exhibición, entre ellos algunos con el Córdoba C.F.

Tras su carrera como jugador inicia su etapa como entrenador. Como entrenador dirigió al Cádiz C.F., Balompédica Linense, Algeciras CF, Racing Club Portuense, Recreativo de Huelva, Cacereño, Xerez, Lugo, At. Tetuán, Ceuta, considerado como el mejor entrenador que ha tenido el C.D. Ceuta en toda su historia, CD Castellón. Durante su etapa en Tetuán fue propuesto como Seleccionador Nacional de Marruecos, cargo al que renunció debido a que una enfermedad le obligó a regresar a España.

Inicia entonces su faceta como gerente o secretario técnico. Estuvo 14 años en el Castellón y durante la temporada 1980-81 regresa de nuevo a Cádiz de forma provisional, dándose la circunstancia de que ambos equipos consiguieron aquella temporada el ascenso a 1ª división. No obstante, y pese a llegar a Cádiz en calidad de “préstamo” se volvió a quedar allí durante 4 años, tras los cuales regresó a Castellón. Posteriormente trabajó también como Secretario Técnico en el Xerez Deportivo.

Pero sobre todo en Cádiz siempre será recordado por ser la persona que trajo a Jorge González Barillas, el genial Mágico González. Además de su pasión por el fútbol era un fenomenal jugador de dominó. Según él mismo, el mejor de España.

Con sus casi 100 años Camilo seguía viviendo en Cádiz con su mujer y familia, hasta el día de su muerte, el 13 de agosto de 2009.

1 comentario:

cadistas1910 dijo...

Camilo Liz jugó las temporadas 34-35 y 35-36 en el Malacitano en Segunda División (lo podéis comprobar en la hemeroteca de El Mundo Deportivo)

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails