domingo, 24 de junio de 2018

JOHN GUIDETTI


NOMBRE COMPLETOJohn Olof Alberto Guidetti
FECHA DE NACIMIENTO15 de abril de 1992
LUGAR DE NACIMIENTOEstocolmo (Suecia)
DEMARCACIÓN Delantero
DORSALES11, 9
CLUB DE PROCEDENCIACeltic de Glasgow (ESC)
TEMPORADAS EN EL CLUB3 (2015-18)
PARTIDOS95
GOLES22
CLUB DE DESTINODeportivo Alavés
CLUB ACTUALDeportivo Alavés

John Guidetti fue el primer jugador sueco del Celta. La historia de este futbolista, de ascendencia italiana, como delata su apellido, es ciertamente peculiar. Su padre, Mike, ex jugador de Rugby fue trasladado a la escuela sueca de Nairobi (Kenia), cuando el pequeño John contaba con tres años. La familia entera se trasladó al país africano, y tras las dudas iniciales acabaron enamorados del país. 

Tanto es así, que cuando tres años después regresaron a Suecia, la “morriña” por Kenia persistía, y regresarían nuevamente cuando John contaba con 10 años de edad. Y sería precisamente el fútbol lo que haría regresar a la familia Guidetti a Europa. En Suecia había más oportunidades para desarrollar el talento del pequeño, así que la familia tomó la decisión de regresar a Europa. 

El futbolista contó muchas anécdotas sobre su etapa en África, alguna verdaderamente curiosa: “Recuerdo un día de Nochebuena que pasamos en mitad de la selva. No sé muy bien dónde nos paramos, pero mi madre abrió la puerta del coche y el agua empezó a entrar. Mi hermana y yo llorábamos porque Santa Claus no nos iba a encontrar. Cuatro horas después de pedir socorro al campamento que estaba en la parte alta de la colina, nuestros amigos vinieron al rescate. Estaban esperándonos para celebrar la Navidad”, recuerda años después.

En Kenia, junto a sus compañeros de equipo

No todas las anécdotas que comparte son positivas: “Lo primero que sucedió cuando empecé en el equipo es que enterramos a nuestro capitán, que se ahogó junto con su hermano cuando iban a bañarse a una piscina de unos ricos después de un entrenamiento. Casi todos los niños jugaban descalzos”, explicó a la revista King Magazine hace unos años. 

Años más tarde crearía una fundación para ayudar a los niños más desfavorecidos del país en su sueño por ser futbolistas profesionales. Sus vivencias en Kenia marcaron su vida y forjaron su carácter. No es posible entender la figura de Guidetti sin esos años en Nairobi. 

Pero volviendo a lo futbolístico cabe destacar que la carrera de Guidetti comenzó en el equipo sueco del IF Brommapojkarna, para posteriormente unirse al Impala Brommaboys de Nairobi. Su compatriota Sven-Göran Eriksson fue quien le descubrió en su país natal y le fichó para el Manchester City, siendo apenas un adolescente. Con el equipo inglés no pudo triunfar. Jugó cedido en el Burnley, Feyenoord, Stoke y Celtic de Glasgow, destacando especialmente con el equipo neerlandés, con el que anotó 20 goles en 23 encuentros.

Guidetti durante su presentación 

En el verano de 2015 se encontraba libre tras terminar contrato con el Manchester City. El Celta ya había intentado su cesión años antes, pero ahora llegaba la oportunidad de firmar a un jugador al que perseguía desde hacía varios mercados, y sin pagar un euro. Miguel Torrecilla era el director deportivo del Celta por entonces, y confesaría posteriormente los nervios con los que vivió la Eurocopa Sub-21 ganada por Suecia, con Guidetti como estrella y el acuerdo con el Celta a punto de cerrarse mientras se revalorizaba en cada partido. 

Finalmente se concretó su llegada. Guidetti era jugador del Celta, pero no lo tendría fácil en Vigo. Lo primero que llamó la atención fue su facilidad para cautivar a la grada. En Suecia le habían compuesto una canción, que un año después sería la gran estrella en las verbenas de Galicia, y su historia en Kenia le convertía en un futbolista simpático. El ariete acabó de meterse al público en el bolsillo con sus declaraciones, el garaje empapelado con el estadio de Balaídos, y su carisma y garra en el terreno de juego.

Celebrando su golazo ante el Atlético en Copa

Pero faltaba algo importante: Que su juego enamorase, y para eso era necesario ser titular. El Celta tenía una delantera muy estable. Aquel verano se había incorporado Iago Aspas tras dos años fuera del club, y Eduardo Berizzo apostaba por una delantera en la que Nolito y Orellana aparecían por las bandas, y el moañés era el referente arriba. 

El ariete escandinavo no sería titular hasta la duodécima jornada, con el Sporting de Gijón como rival. Su primer gol llegó antes, en la goleada frente al Barcelona (4-1) en Balaídos. Guidetti anotó el cuarto. Su gran momento llegaría en la Copa del Rey, y también con la lesión de Nolito, coincidentes en el tiempo. El gaditano se perdió dos meses de competición, y Berizzo le hizo un hueco en el once inicial, desplazando a Aspas a la banda.

Gol en Amsterdam, con celebración recordando su estancia en el Feyenoord

Guidetti consiguió su primer doblete en Copa ante el Cádiz, y haría lo mismo, pero ya en Liga, frente al Levante. Uno de sus grandes momentos llegó en la eliminatoria de cuartos de final contra el Atlético, cuando un golazo suyo sentenciaba el duelo en el Vicente Calderón. Aún lograría otro doblete ante el Eibar, y los números del Celta crecieron con él en el once inicial, logrando 22 puntos de 27 posibles en sus 9 primeros partidos como titular con el equipo. Además fue el máximo goleador de la Copa del Rey. 

Llegaba entonces la gran disyuntiva. Su rendimiento había sido bueno cuando era titular, pero faltaba la continuidad necesaria. Con el cambio de temporada también se producirían cambios importantes en el equipo, ya que Nolito abandonaba Vigo para fichar por el Manchester City. Su puesto lo ocuparían Bongonda primero y Sisto después, y el problema de acomodar a Aspas y Guidetti persistía.

Ante el Real Madrid en Copa, Temporada 2016-17

El Celta había logrado la clasificación para la Europa League, lo que ofrecía más minutos a todos los jugadores, y opciones para Guidetti. La segunda debía ser la temporada de la consolidación de Guidetti, pero no logró dar ese esperado salto. Dejó buenos momentos, como el gol ante el Real Madrid en los cuartos de final de Copa, el tanto de cabeza ante el Panathinaikos que permitía al equipo superar la fase de grupos, y como olvidar aquel penalti en el descuento ante el Shakhtar, con el Celta eliminado en ese momento. Aspas lo transformaría, y en la prórroga Cabral sentenciaba la contienda. 

Con muchos más minutos que el año anterior, cerró la temporada con 9 goles, y dejando para el recuerdo una acción que muchos celtistas no olvidarán jamás. Old Trafford, 11 de mayo de 2017. El Celta se presenta en Manchester para disputar la vuelta de las semifinales de la Europa League. Había caído 0-1 en el partido de ida disputado en Balaídos, pero aquel Celta era un equipo que no se rendía. Tampoco lo hizo cuando se adelantaron los ingleses en la primera parte. Remó hasta lograr el empate a pocos minutos del final, y a partir de ahí encerró al Manchester United en su portería.

Guidetti se lamenta tras la eliminación del Celta en Old Trafford

Con José Mouriño, entrenador por entonces de los británicos, rezando para que llegase el final, una jugada en el último minuto del descuento marcó para siempre la trayectoria de Guidetti en el Celta. Balón colgado al área, Cabral prolonga, el balón cae a pies de Beauvue, que tiene dos opciones: Disparar a puerta o pasar el balón a Guidetti. Opta por esto último, pero el sueco es incapaz de golpear el balón, con un bote envenenado justo antes de llegar a sus botas. Ahí se fue la posibilidad de que el Celta disputase, por primera vez en su historia, una final de una competición europea. 

Guidetti sufrió mucho en los días posteriores a ese encuentro. Posteriormente se supo que jugó infiltrado desde el mes de marzo por unos problemas físicos. Regresaría tras las vacaciones con ganas de olvidar lo que había sucedido en Manchester, y lo hizo bien en pretemporada, siendo el máximo goleador junto con Aspas. El Celta había fichado a una promesa uruguaya, Maxi Gómez, pero el puesto de titular era para Guidetti.

La lesión de clavícula ante la Roma supuso el final de su etapa en el Celta

Entonces el infortunio se cruzó en el camino. El Celta recibió a la Roma en el último amistoso antes de comenzar la Liga. A pocos minutos de arrancar el partido, sufrió una entrada dura por parte de un rival y cayó al suelo de tan mala forma que se fracturó la clavícula. El delantero estuvo dos meses de baja, tiempo durante el cual Maxi Gómez se dedicó a marcar goles sin descanso. 

A su regreso, el ariete uruguayo era indiscutible, y el sueco tampoco demostró mucho en los escasos minutos que le dio Juan Carlos Unzué, el nuevo técnico del Celta. Llegado el mercado de invierno pidió salir cedido. En unos meses se disputaba el Mundial de Rusia, y necesitaba jugar con asiduidad para que el seleccionador siguiese contando con él. Su destino sería el Alavés. El Celta incluyó una cláusula de compra obligatoria en caso de que el equipo vitoriano mantuviese la categoría, algo que sería efectivo unos meses después. Guidetti abandonaba el club celeste a cambio de 4 millones de euros. Se iba tras marcar 22 goles en 95 partidos, y dejar tras de sí la estela de un tipo carismático, luchador y honesto.


TRAYECTORIA

TemporadaClubCategoríaPaísPJG
2008Brommapojkarna 1ªSuecia

2009Brommapojkarna 1ªSuecia

2010Brommapojkarna  1ª Suecia83
2010-11Manchester City 1ªInglaterra00
2010-11Burnley 2ªInglaterra51
2011-12Feyenoord 1ªHolanda2320
2012-13Man. City B.
Inglaterra--
2013-14Man. City B
Inglaterra--
2013-14Stoke City 1ª Inglaterra60
2014-15Celtic Glasgow 1ª Escocia248
2015-16RC CELTAEspaña357
2016-17RC CELTA 1ª España234
2017-18RC CELTA 1ª España80
2017-18Deportivo Alavés 1ª España173
2018-19Deportivo Alavés 1ª España


GOLAZO AL ATLÉTICO DE MADRID EN COPA




OCASIÓN FALLADA EN LA SEMIFINAL DE EUROPA LEAGUE


No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails