domingo, 4 de mayo de 2008

FRANCISCO VILLA



Francisco Villaverde Camoiras, “Villa”, nació en Arcade (Pontevedra), el 15 de octubre de 1978.

Francisco Villaverde, “Villa” para el futbol, centrocampista ofensivo o mediapunta, de buena técnica y visión de juego, cuya mayor virtud es el ultimo pase. Empezó a jugar al futbol en el Arcade, por proximidad y por que su padre entrenaba allí a los niños. Así empezó, con 5 años. En aquella época no había categorías. Jugaban desde benjamines hasta juveniles todos juntos y con 6 años lo que mas feliz le hacía era salir aun que fuese en el minuto 90 con aquella camiseta que le llegaba a los tobillos a correr detrás de todo.

Al celta llegó cuando cumplía los 9 años. Y año tras año, se fue convirtiendo en una de las más grandes promesas de la cantera celtiña. Jugó cuatro campañas en el Celta B, del que llegó a ser capitán, e hizo varias pretemporadas con el primer equipo. Su primera pretemporada con el Celta grande fue el año en el que dirigía al equipo Jabo Irureta. Villa nos cuenta como fue aquello: “La primera pretemporada la hice con Irureta en Sarria, con 18 años recién cumplidos. Quizás fue la época de la que mas recuerdos y amistades conserve ya que de aquella estaban ,Vlado, Patxi, Chemo del Solar, Josema, Moises, Alexander, Valery, Mazinho.. Recuerdo que era un grupo muy humilde .Yo era la mascota de la pretemporada me trataron todos como un hijo....”

Villa no llegó a debutar en partido oficial con el primer equipo, pero disputó dos amistosos, el partido 75 aniversario del Celta -PSG Paris Saint-Germain (4-1) el 28 de marzo de 1999, y el partido homenaje a Patxi Salinas. Villa nos comenta el partido frente a los franceses: “Del partido frente al PSG, recuerdo todo desde que entre en el vestuario hasta los momentos calentando hasta el cambio por Makelele en el minuto 12 de la segunda parte. Quizás unos de los mejores momentos que viví dentro del Celta.”



Del partido homenaje a Patxi, Villa nos cuenta lo que le dijo el vasco en broma: “Recuerdo que Patixi me decía, Villita me voy a retirar para que te den una oportunidad de jugar en Balaidos”. Sin embargo no volvería a tener mas oportunidades con el primer equipo, en una época en la que el Celta se paseaba por Europa y las oportunidades para la cantera eran menos que escasas.



Ante la falta de oportunidades en Vigo, decidió probar suerte en la Primera División griega en el Skoda Xanthi: “Fue la experiencia de mi vida. El apoyo de alguno de los del primer equipo hizo que me saliese la oportunidad de irme fuera y viendo como se me estaba valorando a nivel interno del club me parecía la mejor opción. 
Recuerdo que Félix Carnero me llamo un día para que pasase por su oficina y después de estar allí esperando 4 horas y cuarto sale y me dice que era mal momento para hablar. Ese día supe que estaba fuera del Celta. Recibíamos un trato que ya no solo como futbolistas sino como personas creo que no lo merecíamos. 
Me decepcionó mucha gente. De muchos no me esperaba más pero de otros que se suponía el apoyo a la cantera. Pero solo decían lo que los demás querían escuchar y eso como capitán me indignaba. Recuerdo tener reuniones con los compañeros del filial y decirles.- Chavales estamos solos, tendremos que pelear contra todo.- Ese año que ascendimos fue por esos muchos motivos el mejor año como futbolista. Estábamos llenos de rabia.”


Su experiencia en Grecia solo duró un año, como las posteriores en la Ponferradina y en el Cacereño de la Segunda B. Después recalaría en el Mar Menor de la Tercera de Murcia, rematando esa campaña en el Alondras. En el verano de 2005 fichó por la Gramanet de Segunda B, donde coincidió con otros gallegos como Cabarcos, Lombardero, Rial y Puga, destacando sin embargo mas por sus actuaciones en el filial de la Preferente catalana, con el que marcó siete tantos en diez partidos.

Con un año más de contrato, Villa y otros tres compañeros fueron vetados la siguiente temporada por el nuevo entrenador de la Gramanet, que los deja sin ficha sen ficha y ni siquiera les permitía entrenarse.
Tras entrenar sin ficha con varios equipos, ficharía por el Lalin en 2007.

Allí en Lalín dejó la practica del futbol, al menos a nivel competitivo: “Por circunstancias llevaba 5 años sufriendo mucho para mantener un nivel medio bajo y al dejarlo diagnosticamos que tenia un desgaste de caderas alarmante por lo cual ya tuve que operarme. Dejar el futbol nunca será definitivo por que nunca dejare de ser futbolista. Solo que por motivos no puedo ejercerlo. Es como si quitas la carrera de abogado. Siempre lo serás, otra cosa es que puedas trabajar en lo que quieres.


Siempre que me preguntan que me dio el futbol digo que aparte de los amigos, me dio la lección de poder valorar mucho lo poco que tenga en cada momento.” Como reflexión, Villa nos recuerda también a Borja Oubiña: “Me gustaría decir que lo de Borja es admirable como amigo y como futbolista...Estoy seguro que el futbol le tiene guardado un premio. No se pero me encantaría que finales de año por ejemplo metiese el gol del ascenso. Seria un gran premio a lo que esta superando.”


Quizás lo que nos cuenta Villa en este artículo, nos haga pensar lo difícil que es llegar a triunfar en el mundo del futbol, y lo complicado que era al menso hace unos años alcanzar el primer equipo del Real Club Celta para los canteranos, Quizás por obligación, para bien o para mal, las cosas están cambiando últimamente.

TRAYECTORIA

Celta Juvenil
1997-01: Celta B (cuatro temporadas)
2001-02: Skoda Xanthi (Grecia)
2002-03: Ponferradina 2ªB ,
2003-04: Cacereño 2ªB ,
2004: Mar Menor
2004-05: Alondras
2005-07: Gramanet
2007-08: Lalín

TOTAL CON EL CELTA (No llegó a disputar ningún partido oficial. Disputó 2 amistosos)


- Desde "Yo jugué en el Celta" agradecemos a Villa toda la colaboración ofrecida. Muchas gracias por su interés”

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails