domingo, 1 de julio de 2018

DEJAN DRAZIC


NOMBRE COMPLETODejan Drazic
FECHA DE NACIMIENTO26 de septiembre de 1995
LUGAR DE NACIMIENTOSombor (Serbia)
DEMARCACIÓN Extremo
DORSALES16, 30
CLUB DE PROCEDENCIAOFK Belgrado (SER)
TEMPORADAS EN EL CLUB2 (2015-16 y 2017-18)
PARTIDOS10
GOLES1
CLUB DE DESTINOSlovan de Bratislava (ESL)
CLUB ACTUALSlovan de Bratislava (ESL)

Nacido en Sombor, una localidad al noroeste de Serbia, comenzó a jugar en el FK Teloptik y el Partizán de Belgrado, antes de fichar, con apenas 18 años, por el OFK de Belgrado, debutando con el club de la capital el 21 de septiembre de 2013, precisamente ante el Partizan. Casi un mes después marcaría su primer gol ante el Radnicki 1923. 

Con el OFK jugaría durante tres temporadas, firmando un total de 9 goles en 57 partidos oficiales. Sería ahí cuando el Celta se fijaría en este escurridizo extremo, que se había convertido en uno de los jugadores con más proyección de la liga serbia. Fue en el verano de 2015 cuando el Celta invirtió 1,1 millones de euros en su fichaje. 

En su llegada a Vigo pronto se pudo comprobar que estábamos ante un tipo diferente. Su carácter extrovertido y jovial contagió a la afición en su presentación, y su peinado, al estilo del famoso jugador El Sharawy, no pasó desapercibido para nadie, pero faltaba verlo sobre el terreno de juego. 


Drazic en su presentación como jugador del Celta

Y eso ya era otra historia. Drazic no jugó su primer partido oficial con el Celta hasta el 26 de septiembre, y hubo que irse hasta el 7 de noviembre para verlo por primera vez en Balaídos. Berizzo, el técnico del Celta por entonces, habló de una “adaptación inconclusa”, para justificar su ausencia en las primeras jornadas. 

Drazic cerró su primera temporada en el Celta con tan solo 6 partidos de Liga, y otros 4 de Copa, donde marcó su único gol con el Celta, en una eliminatoria ante el Cádiz, que por entonces militaba en Segunda División B. El 8 de mayo de 2016 jugaría su último encuentro con el Celta: 2 minutos ante el Málaga. 

El técnico del Celta reconocería al final del partido que esa aparición fugaz de Drazic había sido un premio: “El cambio de Orellana era un homenaje a Drazic. De verdad. No he podido darle minutos y su manera de entrenar necesita premio. Dejan tiene mucha importancia en los entrenamientos, y necesitaba un reconocimiento”, apuntó. 

Su debut en partido oficial, ante el Eibar en Ipurúa

A Drazic le costó entrar en la dinámica del equipo, y aunque su participación fue residual, logró ganarse al vestuario por su carácter. El Celta se clasificó para la Europa League, y en la fiesta de celebración fue uno de los grandes protagonistas. La camiseta que portaba con el lema “No drazic, no fiesta”, le acarreó una fama de juerguista tal vez un poco desproporcionada, porque durante su estancia en el Celta siempre se portó como un gran profesional. 

El problema era la competencia en el equipo. Drazic no tenía sitio, y menos con las incorporaciones realizadas por el club para disputar competiciones europeas. Inicialmente Berizzo quiso contar con él, pero finalmente optó por dejarlo salir cedido. Su destino sería el Real Valladolid, un club en el que podría crecer en Segunda División y ganar los minutos que no había tenido el año anterior. 

Drazic tras marcar su único gol con el Celta (Vs Cádiz)

El serbio comenzó jugando bastante cuando llegó a Valladolid, pero poco a poco fue perdiendo protagonismo hasta caer completamente del equipo. Su mejor noche la vivió en una eliminatoria de Copa ante el Tenerife, anotando dos goles que le permitían a su equipo pasar a la siguiente ronda. 

Fue un espejismo porque a partir de ese momento dejó de jugar, incluso en competiciones en las que Herrera rotaba, como la propia Copa del Rey. El técnico catalán llegó a decir en el mes de diciembre que no contaba con él, y que esperaba que el club le buscase una salida para poder fichar a un futbolista para esa posición.

Celebrando una victoria del Celta

Ninguna de las ofertas de cesión convencían al Celta, así que el jugador siguió en Valladolid, y su vida no cambió mucho hasta las tres últimas jornadas, cuando de repente volvió a contar para Paco Herrera, aunque simplemente como revulsivo en los últimos minutos, aunque su participación está bastante lejos de la palabra revulsivo.  Drazic acabó jugando 13 partidos de Liga, en los que no marcó ningún gol. Sí lo hizo en la Copa, donde tan solo disputó dos encuentros.

De vuelta a Vigo, y con un futuro incierto, Drazic debía elegir destino para la Temporada 2017-18. Se habló del Lugo, cuyo interés reconoció Felipe Miñambres, director deportivo del Celta, pero ninguna de las operaciones que había en marcha cuajó, así que el Celta le propuso jugar esa temporada con el filial en Segunda B. 

Drazic jugó sobre todo en Copa, aquí contra el Almería

Drazic aceptó, consciente de que podía ser un paso atrás que le podía permitir coger impulso. El recibimiento de sus compañeros fue extraordinario. Rubén Albés, el técnico del Celta B, se deshizo en elogios hacia su nuevo pupilo, y el rendimiento de Drazic fue excepcional, sobre todo en las primeras jornadas, anotando 4 goles en las 5 primeras jornadas, ante Pontevedra, Unión Adarve, Atlético B y Valladolid B. 

Después bajaría un tanto el ritmo, pero acabó la temporada en muy buenas cifras -9 goles en 40 partidos- siendo titular indiscutible en un equipo que acabaría peleando por el ascenso a Segunda División. El Celta B logró eliminar al Marbella en la primera eliminatoria por el ascenso, pero cayó ante el Cartagena en las semifinales.

Disputando la promoción de ascenso con el Celta B (Vs Cartagena)

Drazic incluso volvió a jugar con el primer equipo, lo hizo en un amistoso disputado en el mes de noviembre ante el Pachuca mexicano, e incluso volvería a entrar en una convocatoria para un partido del Celta en Primera División. Fue en el derbi ante el Deportivo, que vio desde el banquillo, aunque no dispuso de minutos, pero aquello era la prueba de que había acertado al aceptar la propuesta de jugar en el Celta B. 

Con el equipo vigués aún le quedaba un año más de contrato, pero no tenía sitio en el primer equipo y seguir un año más en el filial no era una opción, así que terminada la temporada aceptó la oferta del Slovan de Bratislava eslovaco, que le ofrece la posibilidad de disputar competiciones europeas con regularidad. Se fue de Vigo dejando en el recuerdo una sonrisa a todos los aficionados. 


TRAYECTORIA

TemporadaClubCategoríaPaísPJG
2013-14OFK Belgrado 1ªSerbia234
2014-15OFK Belgrado 1ªSerbia264
2015-16OFK Belgrado  1ª Serbia31
2015-16RC CELTA 1ªEspaña60
2016-17Real Valladolid 2ªEspaña130
2017-18Celta B2ªBEspaña409
2018-19Slovan BratislavaEslovaquia

INTERNACIONAL

SelecciónCategoríaDebutÚltimoPJG
SerbiaSub-212016201610

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails