domingo, 16 de agosto de 2020

FILIP BRADARIĆ


NOMBRE COMPLETOFilip Bradaric
FECHA DE NACIMIENTO11 de enero de 1992
LUGAR DE NACIMIENTOSplit (Croacia)
DEMARCACIÓN Centrocampista
DORSAL14
CLUB DE PROCEDENCIAHajduk Split (CRO) 
TEMPORADAS EN EL CLUB1 (2019-20) 
PARTIDOS14
GOLES0
CLUB DE DESTINOCagliari (ITA)
CLUB ACTUALClagiari (ITA)

Nacido en Split, la capital croata, en plena guerra de los Balcanes, Filip Bradaric fue una de las promesas del fútbol de su país. Internacional en categoría Sub-19 y Sub-21 formado en la cantera del Hajduk Split, uno de los clubes más potentes de Croacia. 

Tras una cesión en el Primorac 1929, comenzó a jugar en el primer equipo en el verano de 2013, de la mano de Igor Tudor, quien lo hizo debutar en la liga croata el 13 de julio de ese mismo año, en la victoria de su equipo (5-1) ante el Zadar. 

Tras dos temporadas en el Hajduk firmó por el Rijeka, que pagó unos 300.000 por su fichaje. En ese equipo vivió grandes momentos, proclamándose campeón de liga y de Copa en la Temporada 2016-17 y llamó la atención de una de las grandes competiciones de Europa, la Serie A, en concreto del Cagliari. 


Durante su presentación, con Primitivo Ferro y Milorad Ratkovic

En su debut ante el Sevilla el Celta logró ganar en tiempo de descuento

El verano de 2018 fue muy importante en su carrera. En noviembre de 2016 debutó con la selección croata, en un partido ante Irlanda de Norte, y a partir de ahí se convirtió en uno de los habituales del combinado ajedrezado, al menos en las convocatorias. Fue incluido también en la lista para el Mundial de Rusia, y debutó ante Islandia, saltando al terreno de juego en el minuto 65 en lugar de Luka Modric. 

La selección balcánica acabaría llegando a la final, que perdería ante Francia en un gran partido. Fue el mayor hito de los croatas hasta ese momento, y Bradaric puede presumir de ser subcampeón del mundo. 

Ese mismo verano llamó la atención de un equipo de la Serie A, el Cagliari, por el que fichó, primero como cedido, y en el mes de enero ya en propiedad después de que los italianos pagaran 5,9 millones de euros al Rijeka. Disputó 27 partidos en su primera campaña en el campeonato italiano. 

Momento de su expulsión ante el Leganés

Pugnando con Fede Valverde en el Santiago Bernabéu

Pero ese mismo verano dejó de contar y el Cagliari decidió cederlo al Hadjuk Split, el club en el que se formó como futbolista, y donde tan solo disputó 7 encuentros durante la primera vuelta del campeonato croata, quedando fuera de alguna convocatoria o en el banquillo en varios encuentros. 

En el mercado de invierno el Celta necesitaba fichar un mediocentro después del traspaso de Lobotka al Nápoles, y Bradaric fue elegido. El internacional croata llegaba cedido con una opción de compra estipulada en unos seis millones de euros. 

Bradaric tardó en entrar en el equipo. Se quedó fuera ante Eibar y Valencia, a pesar de que estuvo en el banquillo, y sería ante el Sevilla cuando llegaría su debut a 20 minutos para el final del partido. El Celta perdía aquel partido, que acabaría remontando en los últimos minutos, siendo el croata uno de los más destacados en la medular. 

Último partido antes de la cuarentena (Vs Getafe)

Recibiendo instrucciones de Óscar García

El nuevo fichaje celeste podía jugar tanto como pivote posicional, como de interior. Dotado de buen toque de balón, y un gran disparo desde fuera del área, sus condiciones ayudaban a un equipo que huía del descenso y había crecido tras la llegada al banquillo de Óscar García Junyent. 

Uno de sus peores recuerdos como jugador del Celta llegó el 22 de febrero de 2020. Aquel día visitaba Balaídos el Leganés, uno de los grandes rivales por la permanencia. El partido estaba igualado cuando el jugador fue expulsado en el minuto 21 por una polémica acción. La revisión del VAR confirmó la tarjeta roja para el croata, que dejaba al equipo con uno menos. 

En marzo llegó la pandemia de Coronavirus, la paralización de La Liga y el confinamiento por el estado de alarma. Bradaric lo pasó en Vigo acompañado por sus preparador físico. Fueron momentos complicados para él, confinado en una ciudad que no conocía y separado de sus seres queridos. 
Imagen de la goleada ante el Alavés (6-0)

En su último partido con el Celta, frente al Espanyol en Cornellá

El fútbol volvió y Bradaric fue importante en los últimos partidos, aunque nunca llegó a tener la condición de titular. Okay y Fran Beltrán le ganaron el pulso en los partidos decisivos, a pesar de una gran actuación del croata en Mallorca, donde fue el mejor de un Celta que recibió una goleada dolorosa (5-1). 

Aunque de forma agónica, el Celta logró la salvación en la última jornada. Se especuló con la posibilidad de que el club intentase retener al futbolista, pero finalmente decidió desechar esta posibilidad. Bradaric regresaba al Cagliari a la espera de saber qué planes tenía el equipo italiano para él. 


TRAYECTORIA

TemporadaClubCategoríaPaísPJG
2011-12Primoac 1929Croacia282
2012-13Primoac 1929Croacia276
2013-14Hajduk SplitCroacia251
2014-15Hajduk SplitCroacia131
2014-15RijekaCroacia151
2015-16RijekaCroacia261
2016-17RijekaCroacia332
2017-18RijekaCroacia293
2018-19CagliariItalia270
2019-20Hajduk SplitCroacia70
2019-20RC CELTAEspaña140

INTERNACIONAL

SelecciónCategoríaDebutÚltimoPJG
CroaciaAbsoluta2016201860

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails