martes, 18 de agosto de 2009

JOSÉ MARÍA IGARTÚA


NOMBRE COMPLETOJosé María Igartúa Mendizabal
FECHA DE NACIMIENTO6 de marzo de 1950
LUGAR DE NACIMIENTOElorrio (Vizcaya)
DEMARCACIÓN Centrocampista 
CLUB DE PROCEDENCIAAthletic Club de Bilbao
TEMPORADAS EN EL CLUB2 (1975-77)
PARTIDOS50
GOLES4
CLUB DE DESTINODeportivo Alavés 
EQUIPO ACTUAL Retirado

Quería ser pelotari e incluso ganó un campeonato de Vizcaya, en la categoría infantil. Después, cambió sus preferencias por el fútbol, deporte en el que los técnicos le auguraban un brillante porvenir. Fue el jugador juvenil más destacado de la temporada 1967-68 y como tal obtuvo el trofeo Alfonso Olaso. Actuó como capitán de la selección de juveniles, y viendo que aquello del futbol ya era algo más que un pasatiempo, dejó su empleo como electricista en un comercio de electrodomésticos en Elorrio.

Cuando empezaba a despuntar y apuntaba grandes maneras jugando como medio volante, especialmente de ataque, o como interior de enlace en el Athletic Club de Bilbao, las lesiones se cruzaron en su camino, y aunque llegaría a ser un jugador importante, no llegó a ser la estrella que se vislumbraba. Si en la temporada 1969-70, fue Javier Clemente, su compañero de media en el Athletic, el que caía lesionado en la Creu Alta de Sabadell, unos meses después, José María Igartua, sufría una lesión similar, en Balaidos, el 11 de octubre de 1970.


Corría el minuto 72 del partido Celta-Athletic de la 5ª jornada de la temporada 1970-71, cuando una dura entrada del céltico Pedrito, le lesionaba de gravedad. Igartua había debutado en primera con tan solo 18 años, en un Athletic-Elche, el 22 de septiembre de 1968. Unos días después, tendría la ocasión de participar con España en los juegos olímpicos, disputados en el mes de octubre de 1968 en la Ciudad de México. En el equipo español dirigido por Santamaría, coincidió con el céltico Juan Fernández Vilela.
España pasó la primera fase tras ganar a Brasil y Nigeria y empatar con Japón. En cuartos de final cayó por 2-0 ante el país anfitrión.



José María Igartua era el prototipo del jugador fuerte, recio, viril, aunque no actuaba con dureza. Era además, rematador, y anotaba un buen número de goles por temporada desde su puesto de medie volante, que es el que siempre ocupó.

Desde su debut en el equipo bilbaíno se convirtió en una pieza clave, hasta que llegó su lesión en Balaidos. Estuvo siete temporadas en el Athletic, jugando un total de 161 partidos, pero no volvió a ser el mismo.

Paradójicamente, en el campo donde se lesionó de gravedad, se iba a reencontrar como futbolista. Avanzada la temporada 1975-76, el Real Club Celta, en el empeño de recuperar la categoría que había perdido el año anterior, se reforzaba con el fichaje de Igartua, por el que pagaba al Athletic, cuatro millones de pesetas. Igartua tendría tiempo para anotar 4 goles en 23 partidos, que ayudaron a la consecución del subcampeonato con el que el Real Club Celta retornaba a la primera división.

Con el Celta de vuelta en primera, cuenta con la confianza del entrenador Carmelo, jugando 27 partidos de liga. El equipo, sin embargo, termina penúltimo, y vuelve a segunda, con el portero Fenoy como máximo goleador.

Tras el descenso, Igartua deja el Celta para volver a su tierra, donde jugaría con el Alavés cuatro temporadas mas en segunda división.

TRAYECTORIA1968-75 Athletic Club de Bilbao
1975-77 Real Club Celta de Vigo
1977-81 Alavés de Vitoria

TRAYECTORIA CON EL CELTA EN LIGA
1975-76 (2ª Div.) 23 partidos / 4 goles
1976-77 (1ª Div.) 27 partidos / 0 goles

TOTAL CON EL CELTA EN LIGA 50 partidos / 4 goles


(*Fuentes: el mundo deportivo. LFP, Historia del Celta)

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails