miércoles, 7 de abril de 2010

PAREDITAS


NOMBRE COMPLETORamiro Paredes Ramos, "Pareditas"
FECHA DE NACIMIENTO-
LUGAR DE NACIMIENTO
DEMARCACIÓN Centrocampista
CLUB DE PROCEDENCIAUnión Sporting de Lavadores
TEMPORADAS EN EL CLUB6
PARTIDOS92
GOLES8
CLUB DE DESTINO-
EQUIPO ACTUAL Retirado (Fallecido el 4-12-1958)

Pareditas, primero futbolista, luego delegado y finalmente directivo, pasó por todos los estamentos del Real Club Celta, hasta que en 1958, el destino cortó trágicamente su vida. Centrocampista, tras jugar en el Unión Sporting de Lavadores, entró a formar parte de la primera plantilla del club vigués en la temporada 1928-29. Fue uno de los once elegidos para disputar el partido de inauguración de Balaidos frente al Real Unión de Irún, y en su primer año como céltico terminó como subcampeón gallego.

En la temporada 1929-30 Paredes disputa la primera liga de la historia con el Celta, y aunque el equipo desciende a tercera, al año siguiente se consigue el retorno a la segunda división con una sensacional campaña en al que Paredes es uno de los protagonistas. Al terminar la temporada se celebra en Balaidos un merecido partido de homenaje a Pareditas frente al Oporto (2-0), con goles de Losada y Hermida.

Su último partido con el Celta lo disputó el 24 de mayo de 1936, curiosamente contra su ex-equipo, el Unión Sporting de Lavadores.Ramiro Paredes fue campeón de Galicia con el Real c. Celta en 1929/30 y 1931/32. También fue internacional con la selección gallega. Tras dejar los campos de futbol fue delegado y directivo del Celta, y posteriormente regentó junto al que fuera portero del Real Club Celta, Alberty, el Bar Club, situado en la calle Colon, justo debajo de las que llegaron a ser oficinas del Celta.

El  cuatrimotor Languedoc que se estrelló en el Guadarrama era similar al de la fotografía

El 4 de diciembre del año 1958 se producía la primera catástrofe aérea, con víctimas mortales, en un vuelo que había partido del aeropuerto de Peinador.

El avión, había salido del aeropuerto vigués a las 16.45 horas con destino a la capital de España. Había recogido a dieciséis pasajeros que eran atendidos por cinco tripulantes. Las estimaciones de vuelo preveían que a las 18.30 horas, el avión aterrizase en el aeropuerto de Barajas. Pero nunca llegó a su destino.

El homenaje que se hizo en su honor
La aeronave ya tuvo problemas antes de llegar a Vigo y tuvo que desviarse a Santiago de Compostela. Aterrizó en el aeródromo vigués tan solo veinte minutos antes de volver a despegar para seguir ruta hacia Madrid por Salamanca. En Peinador embarcaron los marqueses de Leis, José Ramón Pardo y Castro y María Isabel Cerqueira, junto al ex alcalde de Sanxenxo, José Pita, el ex futbolista del Celta, Pareditas y otras doce personas más.

Cuando la torre de control de Barajas perdió la posición del Languedoc se activó un dispositivo de búsqueda, a través de todos los cuarteles de la Guardia Civil de las provincias castellanas incluidas en la ruta del aparato. Hubo varias falsas alarmas, incluso alguien escuchó dos fuertes estruendos en los alrededores de El Escorial, pero hasta el 6 de diciembre, el misterio fue absoluto.

Los restos del aparato fueron localizados en el pico Pasapán, en la sierra del Guadarrama, en el municipio segoviano de La Losa. El joven lugareño que localizó los restos pudo comprobar como la zona estaba esparcida de langostinos y otros mariscos que transportaba el avión. Solo la cola del aparato estaba intacta. La explosión había matado a todos sus ocupantes. Las autoridades aéreas achacaron el accidente a una fuerte borrasca con vientos de estribor que hizo descender al avión hasta los 1.200 metros. El pico donde impactó tiene una altura de 2.200 metros. El reloj de uno de los fallecidos se había parado a las 19.41 minutos.

El rescate de los cadáveres fue complicado debido a la escarpada orografía y a las continuas nevadas que se sucedieron aquellos días. Los equipos de rescate se vieron obligados a emplear mulos armados con camillas para descender los cadáveres hasta los pueblos de la zona. Una vez identificados los cadáveres, fueron trasladados a sus localidades de origen. A Vigo llegaron los cadáveres de los marqueses de Leis, Ramiro Paredes, Pareditas, y Leonardo Priego el 9 de diciembre.

Miles de personas acompañaron los cadáveres desde la estación de ferrocarril hasta la iglesia de Santiago de Vigo, donde tuvo lugar un oficio religioso Posteriormente, los cadáveres de las víctimas viguesas fueron inhumados en el cementerio de Pereiró.

Así terminaba la historia de uno de los primeros centrocampistas del Celta.


























TOTAL CON EL CELTA:  92 partidos  / 8 goles

* Fuentes (Historia del Celta FV, La Voz de Galicia, Estadisticas Alberto Fernandez)

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails