domingo, 7 de julio de 2024

RENATO TAPIA


NOMBRE COMPLETORenato Fabrizio Tapia Cortijo
FECHA DE NACIMIENTO28 de julio de 1995
LUGAR DE NACIMIENTOLima (Perú)
DEMARCACIÓN Mediocentro
DORSALES14, 5
CLUB DE PROCEDENCIAFeyenoord (HOL) 
TEMPORADAS EN EL CLUB4 (2020-24) 
PARTIDOS120
GOLES0
CLUB DE DESTINOSin equipo
CLUB ACTUALSin equipo

Renato Tapia nació y creció en Lima, la capital de su país natal, Perú. Lo hizo en el distrito de Lima, muy cerca de la Villa Deportiva Nacional (VIDENA), por lo que su cercanía con el deporte le llegó desde bien pequeño. En el colegio San Agustín destacó, convirtiéndose en capitán del equipo y campeón de Adecore (Asociación de Escuelas Religiosas). Pero también destacaba en la parte lectiva. 

Con apenas 9 años ingresó en Sporting Cristal, uno de los clubes más importantes del país. Allí jugó hasta los 12 años, cuando decidió pasar a Esther Grande de Bentín, siendo reconocido con 14 años como el mejor jugador de su categoría. Era el año 2009, y lograría ganar la Copa Federación, siendo elegido mejor jugador del año. 

Durante su etapa en el Celta confesó que su padre siempre había sabido que sería internacional, y detalló que su abuelo le daba 50 céntimos de moneda peruana por cada gol que metía, y se asombró ante la visión de su padre: “Empecé a jugar al fútbol con tres años. Antes de que yo supiera que iba a ser futbolista, mi padre ya lo sabía. Él estaba convencido al cien por cien”, rememoraba en 2021. 

Posando con el presidente Mouriño a su llegada a Vigo

Uno de los primeros amistosos con el Celta

Mientras destacaba en las categorías inferiores llamaba la atención de la selección nacional, con la que debutaría en el año 2011 con el combinado Sub-17, junto con otros jugadores como Edinson Flores. Juan José Oré era el técnico. Tapia quemaba etapas a gran velocidad, y en el año 2012 fue reclutado por el Twente de los Países Bajos, que le ofreció la posibilidad de trasladarse a Europa. 

Después de diez meses de prueba entró en las categorías inferiores del Twente, debutando con el equipo filial frente al De Graafschap en la segunda división neerlandesa, y en la Temporada 2014-15 haría lo propio con el primer equipo en la Eredivisie. Fue el 9 de agosto de 2014 con apenas 19 años. 

Un año después, el 31 de marzo de 2015, Ricardo Gareca apostó por él para la selección absoluta de Perú, debutando en un partido que acabó con derrota ante Venezuela. A partir de aquel momento se hizo un habitual del combinado franjirrojo, y fue entonces cuando se ganó el apodo de “Capitán del futuro”, que le acompañaría durante toda su carrera en su país natal. 

Imagen de un partido ante el Barcelona en Balaídos

Tapia no tardó en ser indiscutible en el Celta

En el año 2016 dio otro gran paso en su carrera al fichar por el Feyenoord de Rotterdam, uno de los grandes de país. Con el conjunto rojiblanco agrandó su palmarés, ganando dos Copas de los Países Bajos, dos supercopas y una Eredivisie, hasta que en el año 2020, en plena pandemia Covid-19, fue fichado por el Celta. 

El internacional peruano terminaba contrato con el Feyenoord, y a diferencia de otros países, la Eredivisie no regresó tras la cuarentena por la pandemia. Desde el mes de mayo se habló mucho de su posible fichaje por el Celta, que no se haría oficial hasta el mes de julio. El jugador estaba a punto de obtener el pasaporte comunitario por sus años en Países Bajos, pero la pandemia paralizó las gestiones, que nunca se recuperarían. 

Así las cosas, el Celta necesitaba con urgencia liberar una plaza de extracomunitario para que Tapia pudiese participar en el debut del Celta en aquella Liga ante el Eibar. Finalmente el club celeste logró dar salida a Gabriel Fernández, un delantero uruguayo que jugaría cedido en el Real Zaragoza. 

Las tarjetas, uno de sus grandes problemas

Midiéndose al Real Madrid en el Alfredo di Stéfano

La primera temporada de Renato Tapia en el Celta sería la mejor de las cuatro que vivió en Vigo. Titular de principio a fin, su rendimiento sorprendió incluso a los que más confiaban en su fichaje. Acabó disputando 32 partidos como titular, siendo uno de los jugadores más valorados por la afición celeste, fascinada por el coraje que mostraba sobre el terreno de juego. 

En el mes de noviembre hubo un cambio en el banquillo, siendo despedido Óscar García, ocupando su puesto Eduardo Coudet. Nada cambió para el peruano, que siguió siendo indiscutible para el nuevo técnico. En el mercado de invierno de esa temporada llegaron ofertas a Príncipe, todas ellas rechazadas. 

En la segunda vuelta se habló mucho de equipos interesados en su fichaje, y también de su facilidad para ver tarjetas amarillas, lo que convertía al mediocentro en uno de los jugadores más amonestados del campeonato, y con ello se perdió varios partidos por acumulación de amonestaciones. Además, acabó lesionado la temporada, perdiéndose los últimos encuentros del campeonato por ese motivo. 

Pugnando con Modric en Balaídos

Imagen de un encuentro ante el Espanyol

El verano de 2021 fue movido para Tapia. El Celta estaba dispuesto a escuchar ofertas por un futbolista que había destacado sobremanera en su primer año en LaLiga. De hecho, se convirtió en el jugador con mayor valor de mercado del equipo celeste, según Transfermarkt, con 20 millones de euros, por delante de Iago Aspas. En aquel verano participó en la Copa América, con buenas actuaciones, que aumentaron su caché. 

Así las cosas empezaron a sonar nombres de clubes muy importantes, presuntamente interesados en Renato Tapia: Atlético de Madrid o Bayern de Munich se relacionaron con el jugador peruano, pero la venta de transferencias se cerró y Tapia seguía en Vigo, mientras Felipe Miñambres, director deportivo por entonces, negaba haber recibido ninguna oferta concreta. 

La Temporada 2021-22 comenzó bien para Tapia, pero entonces encadenó una serie de lesiones, siempre que iba con su selección, que acabaron por hacer estallar a su técnico, Eduardo Coudet. En el mes de febrero de 2022 señaló en una rueda de prensa: “Parecememos un taller mecánico, que cura a Tapia para que pueda jugar con su selección”, y añadió que “si se lesiona una vez no tiene culpa nadie, pero si cada vez que le toca ir a una convocatoria vuelve lesionado, es un toque de atención, y la gente de Perú tiene que tomar ciertos cuidados”, concluyó. 

Disputando un amistoso en EE.UU. en la pretemporada de 2022

Ante el Valencia en Mestalla

La pandemia de Covid retrasó las fases de clasificación para el Mundial, y eso hizo que en aquella temporada hubiese más ventanas FIFA de las habituales, y muchos viajes para los internacionales. Tapia recorrió muchísimos kilómetros aquel año, se lesionó en demasiadas ocasiones, y acabó perdiendo la temporada entre lesiones y baja forma física. 

Así que en el mercado del año 2022 ya no se relacionó a Tapia con equipos de la entidad de Bayern o Atlético de Madrid. Se hablaba de equipos argentinos, alguno mexicano, o del Real Valladolid,  y el propio Tapia mostraba su deseo de jugar algún día en Alianza Lima, club del que es seguidor. 

Tapia siguió en Vigo un año más, pero perdiendo cierto protagonismo respecto a temporadas precedentes. En el mes de noviembre volvería a vivir un nuevo cambio en el banquillo, con la llegada del portugués Carlos Carvalhal en lugar del destituido Eduardo Coudet, que había dado  mucha confianza a Fran Beltrán. 

Ante el jugador del Atlético De Paul 

Pugnando con el excéltico Brais en Anoeta

Con el técnico portugués le costaba ganarse un sitio en el once inicial, además sufrió una expulsión ante la Real Sociedad, y tras referirse al colegiado en los siguientes términos: “Cuánta prepotencia”, sería sancionado con tres partido. Uno por la expulsión y dos por menospreciar al trencilla. Eso hizo que perdiese peso en la rotación, pero lo ganó de forma sorprendente en la recta final del campeonato actuando como central. 

Carvalhal ya lo había probado en esa posición ante el Atlético de Madrid, y le dio galones en la recta final del campeonato, donde acabaría siendo nuevamente titular, jugando ya en su posición  natural. El Celta, que estaba mirando a Europa en el mes de marzo, enganchó una racha muy negativa que casi le lleva a Segunda División, logrando la salvación de forma agónica en la última jornada con una victoria sobre el Barcelona gracias a un doblete de Gabri Veiga. 

En su última temporada en Vigo, ante el Granada

Tapia ante De Jong en un Celta - Barcelona

En el verano de 2023 Renato Tapia se enfrentaba a su último año de contrato con el Celta. El club vigués estaba interesado en su salida, y el jugador colaboró para ello. Llegó a un acuerdo con el Olympique Lyonnais francés, pero todo se rompió cuando el club galó recibió una sanción de la comisión económica de la Ligue 1 que le impedía registrar jugadores. Se frustraba así su salida del Celta, que esperaba percibir unos 5 millones de euros por su traspaso. 

A comienzos del mes de agosto se levantó la sanción al Olympique Lyonnais, pero entonces Tapia decidió continuar en el Celta tras valorar su salida. Rafa Benítez había planificado la temporada contando con su marcha, y apenas le dio minutos en los primeros partidos de Liga. Además fue señalado públicamente por Juan Carlos Calero, mano derecha de Luís Campos, que ejercía como asesor deportivo del Celta, como el culpable de que el Celta no pudiese fichar un mediocentro en el mercado de fichajes, algo que posteriormente se demostraría falso. 

En las 10 primeras jornadas del campeonato, Tapia solo jugó 42 minutos repartidos en 4 partidos, pero a partir de la undécima jornada todo cambió. Fue titular ante el Girona, y a partir de ahí jugaría todo salvo aquellos partidos en los que estuvo sancionado o lesionado. Renato Tapia pasó a ser indiscutible para Benítez, y se convirtió en uno de los mejores jugadores del equipo, recordando al rendimiento ofrecido en su primera campaña en el club. 

Uno de sus últimos partidos con el Celta

Tras el Celta - Valencia se despidió de la afición 

Fue indiscutible hasta que en el mes de febrero sufrió una lesión muscular ante el Cádiz, en un partido vital para el Celta. Dos semanas después sería destituido Rafa Benítez, ocupando su puesto Claudio Giráldez. Volvió ante el Rayo Vallecano, en una decisión precipitada, ya que recaería de su lesión, y no estaría listo hasta un mes después, pero apenas jugó en las últimas jornadas. Giráldez había encontrado un equipo tipo, y Tapia no estaba en él. 

El 26 de mayo jugó ante el Valencia en Balaídos sus últimos minutos como jugador celeste. El Celta no le ofreció la renovación, y el futbolista peruano se despedía con 120 partidos oficiales con el club vigués, en los que no marcó ningún gol y ofreció 2 asistencias a sus compañeros. 


TRAYECTORIA

TemporadaClubCategoríaPaísPJG
2013-14TwentePaíses Bajos00
2014-15TwentePaíses Bajos175
2015-16TwentePaíses Bajos141
2015-16FeyenoordPaíses Bajos30
2016-17FeyenoordPaíses Bajos81
2017-18FeyenoordPaíses Bajos151
2018-19FeyenoordPaíses Bajos40
2018-19Willem IIPaíses Bajos161
2019-20FeyenoordPaíses Bajos150
2020-21RC CELTAEspaña320
2021-22RC CELTAEspaña290
2022-23RC CELTAEspaña290
2023-24RC CELTAEspaña210

INTERNACIONAL

SelecciónCategoríaDebutÚltimoPJG
PerúAbsoluta20152024855

vídeos



No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails