viernes, 1 de enero de 2010

DIEGO COSTA


NOMBRE COMPLETODiego da Silva Costa 
FECHA DE NACIMIENTO7 de octubre de 1988
LUGAR DE NACIMIENTOSao Paulo (Brasil)
DEMARCACIÓN Delantero
DORSAL 17
CLUB DE PROCEDENCIASporting de Braga 
TEMPORADAS EN EL CLUB1 (2007-08)
PARTIDOS28
GOLES6
CLUB DE DESTINOAlbacete Balompié 
EQUIPO ACTUAL Chelsea (ING)

Diego Costa es un delantero extraño que hasta los 16 años no se puso la camiseta de ningún equipo y limitaba su fútbol a las calles de Lagarto, el pueblo de Brasil en el que se crió antes de que su familia se marchara a la ciudad paulista. Entonces comenzó a jugar en un equipo local, en un Barcelona, el de Ibiuna. No pasó por ningún equipo infantil o alevín, sino que llegó directamente a la cancha de los profesionales y sin el bagaje que da vivir el fútbol de club desde la infancia. "Jugaba en la calle, en mi pueblo, con la gente más grande, y hasta que fui a São Paulo no empecé a jugar en un equipo como profesional. Nunca estuve en el fútbol de base y esa formación es importante, por eso yo he hecho mal algunas cosas", cuenta Diego Costa.

Su primer equipo profesional sería el Sporting de Braga portugués, que cedería al futbolista al Peñafiel en 2006, jugando en la segunda división del país vecino. En el mercado invernal de la temporada 2006-07, el Atlético de Madrid ficharía a Diego Costa y lo cedería al Sporting de Braga, con quién jugaría la Copa de la UEFA, marcando su primer y único gol con el equipo portugués en una eliminatoria ante el Parma italiano. En Liga, disputaría 7 partidos sin llegar a marcar ningún gol.

En el verano de 2007 se incorporó a la disciplina atlética, con quién realizaría la pretemporada y disputaría varios partidos amistosos, entre ellos el Trofeo Ciudad de Vigo, que ganaría el conjunto colchonero en los penaltis después del 0-0 que mostraba el electrónico tras los 90 minutos de partido. Despues, fue cedido al Celta. En Vigo disputaría un total de 28 partidos, anotando 6 goles. Diego Costa mostraría en Balaídos las dos caras de su fútbol. Por un lado, demostró ser un jugador muy habilidoso con el balón en los pies, rápido e incisivo con la portería contraria aunque falto de gol, pero sobre todo pasará a la historia celeste por ciertas actitudes antideportivas que no gustaron nada a la afición.


Su primera demostración de su inmadurez fue ante el Xerez en Balaídos. El Celta realizó un buen partido y Diego Costa fue uno de los elementos más importantes de aquel choque. Ya en el descuento, con un 3-1 claro favorable al Celta, Diego Costa comenzó a gambetear con el balón y hacer filigranas que molestaron a los defensas rivales, que lo pararon de forma brusca. En la siguiente jugada, Costa no se arredró, sino todo lo contrario y se dedicó a hacer aspavientos y burlas a los defensas rivales mientras mantenía el balón en su poder. Realizó incluso gestos obscenos que acabarían con una dura falta de los rivales y tangana final.

Su siguiente acto de antideportividad llegaría en Málaga. Diego Costa agredió a Welligton, arrastrando la pierna e impactando en la cara del jugador rival, que estaba tendido en el suelo, causando al defensa una brecha y siete puntos de sutura en un feo gesto que no gustó a nadie, especialmente entre la afición céltica. El defensa malacitano comentaría después del partido que no era la primera vez que lo hacía, lo conocía de su etapa en el Peñafiel, y advirtiendo a los árbitros sobre la conveniencia de vigilar al futbolista en futuros encuentros. Costa no tardó en responder a las palabras de Weligton y, aunque dijo que la agresión no había sido intencionada, advirtió que el futbolista se lo merecía.

Aún dejó más muestras de su inmadurez, como en el partido ante el Sevilla Atlético, cuando a los diez minutos de iniciarse el partido fue expulsado por doble amarilla, una por fingir muy mal un penalty y otra por protestar una decisión arbitral. El jugador ya estaba sentenciado en Vigo y padecería su inmadurez. Pero en Vigo no solo se recuerdan este tipo de situaciones, sino también su golazo al Numancia, recogiendo el balón en campo celeste y sorteando a varios rivales para batir al atónito guardameta soriano.



Alejandro Menéndez, que entrenó al Celta en las últimas jornadas de aquella temporada, recordaba como fue expulsado ante el Tenerife por protestar un penalty y ponerse delante del balón en el centro del campo. El conjunto canario acabaría empatando el encuentro, y ya en el vestuario, el futbolista  se dirigió al técnico para decirle: "Míster, soy un inconsciente". El entrenador asturiano relató años después en La Voz de Galicia que se ganaba a la gente a base de sinceridad: "Llegaba tarde y no ponía excusas. En vez de decirte que no le había sonado el despertador, te contaba que se había quedado dormido jugando a la play. Y te enternecía". 

Diego Costa terminaría su étapa en Vigo sin el apoyo del público y siendo silbado por su afición en el último partido de su equipo, situación que ya había vivido anteriormente a lo largo de la temporada. Finalizada esa temporada, el Celta no se interesó por prorrogar la cesión y el jugador sería cedido por el Atlético de Madrid al Albacete, que también militaba en Segunda División.

Con los manchegos vivió una etapa similar a la céltica, si bien se recuerdan más sus buenas actuaciones. Marcó 10 goles y jugó más partidos, pero fue igualmente expulsado en cuatro partidos. Su juego, sin embargo, empezaba a ser destacado entre los ojeadores y su desembarco en la Primera División parecía inminente.


Así, en el verano de 2009, el futbolista era cedido al Real Valladolid, que militaba en la máxima categoría del fútbol español, dentro de la operación del fichaje del portero Sergio Asenjo por el Atlético de Madrid. Con el conjunto castellano viivó los mejores momentos de su carrera deportiva. Con la sensación de que había madurado personal y deportivamente, se convirtió en unas de las referencias atacantes del conjunto pucelano, jugando 36 partidos en los que anotó 9 goles.

El 17 de noviembre el Club Atlético de Madrid hizo pública la repesca del jugador de la temporada 2010-11 en adelante. Su llegada al Atlético de Madrid no pudo comenzar mejor pues el 29 de agosto de 2010 conseguiría su primer título al imponerse en la Supercopa de Europa al Inter de Milan, campeón de la Champions League, por dos goles a cero.

Tras una temporada bastante aceptable con el club rojiblanco, en el mes de julio de 2011, en un entrenamiento de pretemporada, sufre la rotura del ligamento cruzado anterior y del menisco interno de la rodilla derecha.  Una nueva cesión al Rayo Vallecano, donde completa una gran segunda vuelta, le devuelve al Atlético de Madrid, y la llegada al banquillo de Diego Pablo Simeone reforzará su peso en el equipo, espeicalmente tras el traspaso de Falcao. 

Diego Costa se hace con la titularidad, y realiza una espectacular campaña en la Temporada 2013-14, con 27 goles en Liga, ayudando a su equipo a ser campeón. Además disputa la final de la Champions League, que pierde ante el Real Madrid, y recibe la llamada de la selección española, renunciando a ser internacional con su país de origen. El 1 de julio de 2014 se concreta su traspaso al Chelsea de José Mourinho, que paga por el ex céltico 38 millones de euros. 


TRAYECTORIA


TemporadaClubCategoríaPaísPJGoles
2006-07PenafielPortugal135
2006-07Sporting BragaPortugal70
2007-08RC CELTA España286
2008-09Albacete2ª España359
2009-10Real ValladolidEspaña347
2010-11At. Madrid  España286
2011-12At. Madrid  España00
2011-12Rayo Vallecano  España169
2012-13At. Madrid  España3110
2013-14At. Madrid  España3527
2014-15ChelseaInglaterra2620
2015-16ChelseaInglaterra2812
2016-17ChelseaInglaterra


TOTAL CON EL CELTA EN LIGA 28 PARTIDOS / 6 GOLES

SU GOLAZO AL NUMANCIA



2 comentarios:

Hándicap dijo...

Grande Diego Costa.

www.rccv.blogsecreto.com

nuevas camisetas de futbol 2017 dijo...

Gracias por su excelente presentación que;
Aunque el artículo es muy largo, pero todavía pasan mucho tiempo para leer todo;
Me hace mejor entender Diego Costa;

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails