domingo, 25 de julio de 2021

DAVID COSTAS


NOMBRE COMPLETO David Costas Cordal
FECHA DE NACIMIENTO 26 de marzo de 1995
LUGAR DE NACIMIENTO Vigo (Pontevedra) 
DEMARCACIÓN  Defensa central
DORSALES 30, 15, 4 , 18
CLUB DE PROCEDENCIA Celta B 
TEMPORADAS EN EL CLUB 6 (2013-15, 2016-17 y 2018-21)
PARTIDOS 48
GOLES 0
CLUB DE DESTINO Real Oviedo
CLUB ACTUAL Real Oviedo

Nacido en la cercana localidad de Chapela, limítrofe con Vigo, David Costas es uno de esos futbolistas que llaman la atención desde bien pequeño. El central dio sus primeros pasos en una escuela de fútbol sala, pasando a formar parte del Chapela C.F. en categoría benjamín. 

No tardaría mucho en incorporarse al Celta. Lo hizo en categoría alevín, pasando a formar parte de la selección gallega de la categoría. A partir de ahí iría escalando por los distintos equipos de las categorías inferiores celestes, recibiendo también la llamada de la selección española Sub-19. 

2013 sería un gran año para su carrera. A pesar de ser juvenil, ya se entrenó durante esa temporada con el primer equipo, a las órdenes de Paco Herrera. Formó parte de una de las mejores generaciones del equipo de División de Honor, junto a otros talentos, alguno frustrado, como Yelko Pino, Borja Fernández o Santi Mina, entre otros. 

Un partido de su etapa como juvenil

Uno de los primeros entrenamientos con el Celta

De ese equipo, David Costas era uno de los líderes, y uno de los futbolistas que más llamaba la atención. Tanto que el Celta lo renovó en el mes de enero de 2013 por cinco temporadas, justo antes de que participara en la Copa de Campeones Juvenil, de la que quedó subcampeón, siendo derrotado por el Sevilla en Balaídos. 

El joven central se había entrenado con el primer equipo, primero a las órdenes de Paco Herrera y posteriormente de Abel Resino, pero fue Luis Enrique quien le dio la alternativa. El técnico asturiano llegó a Vigo dispuesto a demostrar que su apuesta por la cantera no era solo una frase para contentar a la afición, y el de Chapela fue una de las sorpresas del Celta en la Temporada 2013-14. 

Costas no realizó el Stage de pretemporada con el resto de sus compañeros, debido a sus compromisos internacionales, pero el técnico asturiano ya tenía su nombre apuntado en la libreta antes de llegar a Vigo. 

Debut en Balaídos (Vs Granada)

Disputando un balón con Diego Costa en el Vicente Calderón

Costas contaba con muchas de las cosas que Luis Enrique valora en un central. Rápido, y con buena salida de balón, no tardó en entrar en la dinámica del equipo. El asturiano lo hizo debutar en la segunda jornada ante el Betis, disputando unos minutos simbólicos, con el Celta aguantando el marcador favorable ampliando la línea de centrales a tres unidades con su entrada. 

En la siguiente jornada ya fue titular. Fue en Balaídos ante el Granada, y a partir de entonces disputaría un buen puñado de partidos, llegando a arrebatar la titularidad a todo un veterano como Gustavo Cabral. Costas tuvo la oportunidad de disputar partidos duros, complicados, de esos que curten a un inexperto zaguero como el chapelano. En el Calderón sufrió muchísimo con Diego Costa y Villa. 

Aquel día firmó un mal partido, que le servirá de aprendizaje para el futuro, como otros encuentros comprometidos en los que se mostró todavía un tanto verde para el primer equipo, pero con condiciones y potencial para marcar época vistiendo de celeste. En las últimas jornadas del campeonato, Cabral le ganó la partida, y Costas se vio obligado a ver desde el banquillo como el Celta sellaba la permanencia. La estadística dice que Costas jugó 17 partidos, 13 de titular y 4 de ellos saliendo desde el banquillo. No anotó ningún gol, y tan solo vio una tarjeta amarilla, un dato muy bueno para un central sin experiencia en la máxima categoría. Además contó con la particularidad de que debutó antes con el primer equipo que con el filial. 

Junto a Santi Mina y Rubén Blanco, compañeros en la selección

Pugnando con Iago Aspas en Balaídos

Terminada la temporada, Luis Enrique abandonó el banquillo celeste. Se iba su principal valedor, pero le dejaba como jugador del primer equipo, al haber disputado la temporada anterior más de diez partidos oficiales. La llegada de Berizzo, el sustituto del técnico asturiano, no fue la mejor noticia para David Costas, que vivió un año para olvidar. 

Ya durante el verano se habló de una posible cesión al Lugo, y en el mercado de invierno era el Sabadell el candidato. Costas siguió en Vigo, pero perdió una buena oportunidad para seguir creciendo como futbolistas a una edad muy delicada en su proceso de formación. El canterano no contó para Berizzo, que solo lo puso a jugar en la Copa del Rey, y como lateral derecho, demarcación en la que sufrió bastante. 

La acumulación de sancionados ante el Sevilla le dio la oportunidad de debutar en Liga, en al antepenúltima jornada, y tras algunas dudas iniciales supo reponerse y demostrar que, al menos, no había perdido el tiempo en los entrenamientos, mostrando un buen nivel. 

Ante la UD Las Palmas en un partido de Copa

Firma de su renovación antes de salir cedido al Mallorca

De cara a la Temporada 2015-16, David Costas sabía que lo tendría complicado. Berizzo seguía en el Celta, y durante el verano su nombre empezaba a sonar con mucha fuerza para varios equipos, entre ellos el Barcelona B, el Lugo o el Elche. Costas se tomaba con calma su decisión, y no sería hasta el 29 de agosto, al borde del cierre del mercado de fichajes, cuando se hizo oficial su cesión al Mallorca, en Segunda División. 

En las Islas Baleares rindió a buen nivel, sobre todo en la parte inicial, hasta que una lesión lo apartó del equipo durante gran parte de la segunda vuelta. Aún así, llegó a disputar 23 partidos de Liga, 22 de ellos como titular, y se ganó el regreso a Vigo para disponer de una nueva oportunidad como jugador celeste. 

Pero el futbolista de Chapela no pudo cumplir las expectativas en su regreso, al menos en el aspecto individual, ya que esperaba poder entrar en los planes de Berizzo. La realidad es que apenas pudo disputar algún partido de Europa League o Copa del Rey, en muchos casos como lateral, amén de un partido ante el Valencia en el que el equipo contaba con numerosas bajas. 

En la Europa League ante el Standard de Lieja

Midiéndose a Rodrigo en un Celta - Valencia


Cuando jugó como central, que fue lo mínimo, cumplió. En el partido ante el Valencia se desempeñó con éxito, reponiéndose de algún error inicial, y completando un partido más que digno. Fue su único partido de Liga aquella temporada, porque en el mercado de invierno volvería a vivir una nueva cesión, en este caso al Real Oviedo, también en la categoría de plata. 

En el Nuevo Tartiere viviría una de las mejores temporadas de su carrera. Lo jugó todo desde su llegada al club carbayón, e incluso anotó 3 goles en los 19 partidos que disputó. Un registro totalmente inusual en su trayectoria deportiva hasta ese momento. 

En el verano de 2017 regresaría a Vigo, sin demasiadas esperanzas de contar con minutos, a pesar de que el banquillo lo regentaba ahora Juan Carlos Unzué, que había sido el segundo entrenador de Luis Enrique en su etapa celeste. Sin embargo, antes de comenzar la temporada saldría cedido al Barcelona, para jugar en su filial, pero aquella temporada, la 2017-18, será difícil de olvidar para el canterano. 

Disputando un amistoso en el verano de 2017

Debutó con el Barcelona sustituyendo a Piqué

A pesar de formar parte del filial, las bajas en la defensa, propiciaron que entrara en una convocatoria con el primer equipo del Barcelona para un partido de San Mamés. No tuvo minutos en ese encuentro, pero si la oportunidad de debutar en partido oficial con el conjunto catalán en la eliminatoria de dieciseisavos de final de la Copa, con el Real Murcia como rival. Fue el 29 de noviembre de 2017. Costas saltaría al campo en el minuto 57, sustituyendo a Gerard Piqué. Además jugó 37 partidos con el filial, 36 de ellos como titular en Segunda División. 

En la Temporada 2018-19 David Costas viviría su primera temporada completa tras varios años de cesiones. La importancia del canterano en el equipo está muy relacionada con el entrenador, y es que ninguno de los tres técnicos que pasaron por el banquillo celeste le dieron la misma confianza. 

Con Mohamed apenas jugó, era prácticamente el último central en la rotación, y sus minutos fueron escasos. Sin embargo, la llegada de Miguel Cardoso le permitió hacerse con la titularidad, viviendo su mejor momento desde que subió al primer equipo. El preparador luso quería sacar el balón desde atrás, y Costas siempre tuvo buen trato con la pelota. 

Un amistoso ante el Southampton en el verano de 2018

Una de sus características; la elegancia

El despido de su valedor le puso las cosas más difíciles. La llegada de Escribá le cambió la vida. Ya no era un fijo en los onces, aunque tampoco era el descarte habitual, como en los tiempos de Mohamed. En definitiva un año complicado, como para el equipo, que sufrió para lograr una permanencia agónica y casi heroica en las últimas jornadas. 

La Temporada 2019-20 también fue decepcionante para Costas, que solo pudo disputar 6 encuentros de Liga con el Celta, además de dos compromisos de Copa, ante la Peña Azagresa y el Mérida, por lo que en el mercado de invierno de esa temporada fue cedido al Almería, un equipo que tenía como único objetivo el ascenso a Primera División. 

Las condiciones de la cesión eran muy buenas para David Costas, ya que se incluía una cláusula de compra obligatoria en caso de ascenso del equipo almeriense, y en ese caso el defensor tendría un sueldo incluso mejor que el que percibía en el Celta. Coincidió que a las pocas semanas de llegar a Almería estalló la pandemia de Covid-19, por lo que el fútbol estuvo paralizado durante tres meses, y Costas confinado en una ciudad extraña. 

Recibiendo instrucciones de Fran Escribá

Enfrentándose a Vinicius en un Celta - Real Madrid


Cuando el fútbol volvió siguió participando bastante con el club rojiblanco, pero las críticas de los aficionados en las redes sociales eran furibundas. Era la primera vez en sus múltiples cesiones a equipos de Segunda, en la que no convencía a la hinchada local. Además el Almería fracasó en su intento de ascender a Primera, por lo que David Costas tuvo que regresar a Vigo. 

Y fue ahí cuando empezó el episodio más negro de David Costas como jugador del Celta. En el verano de 2020 recibió muchas presiones para abandonar el club por parte de la directiva, que incluso lo amenazó con dejarlo en la grada en caso de no aceptar alguna de las propuestas que le llegaban. 

Su última presentación como jugador del Celta 

Ante el Mérida jugó su último encuentro con la camiseta del Celta

Ninguna de estas ofertas le convenció, por lo que, efectivamente, se vio abocado a no disputar ni un minuto en toda la temporada. Incluso con la llegada de Eduardo Coudet al banquillo celeste pasó a entrenar al margen del equipo, junto con Jorge Sáenz, jugador en idéntica situación, sin poder asistir ni tan siquiera a las charlas técnicas del entrenador. 

En el verano de 2021 se enfrentaba a la misma situación. Le quedaba un año de contrato, y el Celta quería cerrar su etapa, esperando alguna oferta que colmase sus expectativas. Desde la MLS llegaban cantos de sirena que no satisfacían al canterano, que finalmente aceptó la oferta del Real Oviedo, un club en el que rindió muy bien cuatro años antes, aceptando la rescisión de contrato y firmando por el club asturiano. 


TRAYECTORIA

Temporada Club Categoría País PJ G
2013-14 Celta B  2ªB  España 6 0
2013-14 RC CELTA España 17 0
2014-15 RC CELTA  1ª  España 1 0
2015-16 RCD Mallorca  2ª  España 22 0
2016-17 RC CELTA  1ª  España 1 0
2016-17 Real Oviedo  2ª  España 19 3
2017-18 Barcelona B España 37 0
2017-18 Barcelona  1ª  España 0 0
2018-19 RC CELTA  1ª  España 15 0
2019-20 RC CELTA  1ª  España 6 0
2019-20 Almería  2ª  España 15 0
2020-21 RC CELTA  1ª  España 0 0
2021-22 Real Oviedo  2ª  España

INTERNACIONAL

Selección Categoría Debut Último PJ G
España Sub-21 2014 2014 1 0

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails