domingo, 29 de agosto de 2021

EMRE MOR


NOMBRE COMPLETO Emre Mor
FECHA DE NACIMIENTO 24 de julio de 1997
LUGAR DE NACIMIENTO Brönshöj, Copenhague (Dinamarca)
DEMARCACIÓN  Extremo derecho
DORSALES 21, 7, 11
CLUB DE PROCEDENCIA Borussia Dortmund (ALE) 
TEMPORADAS EN EL CLUB 3 (2017-19 y 2020-21)
PARTIDOS 52
GOLES 2
CLUB DE DESTINO Fatih Karagümüruk (TUR) 
CLUB ACTUAL Fatih Karagümüruk (TUR) 

Nacido en Copenhague (Dinamarca), es hijo de padre turco, Ersoy Mor, y de madre macedonia, Güzela Bekirov. Solo tenía cuatro años cuando comenzó a jugar al fútbol, en un pequeño club suburbano de la capital danesa, el Brønshøj BK, antes de pasar en el año 2006 a las categorías inferiores del Lyngby Boldklub, llegando a debutar en el primer equipo en el año 2014, en la segunda división danesa. 

En el año 2015 firmó su primer contrato profesional con el Nordsjælland, siendo aún muy poco conocido para el gran pública. Jugó 13 partidos y marcó dos goles en su primera temporada, y despertó la atención del seleccionador turco, Fatih Terim, que había conocido que el jugador disponía de la doble nacionalidad, logrando convencerlo para jugar en la selección otomana, después de ser internacional con Dinamarca en todas las categorías inferiores. 

En ese momento Emre Mor no atravesaba un buen momento personal. Su padre estaba en prisión por una sentencia de cuatro meses debido un accidente automovilístico con un coche sin seguro, lo que no impidió que disfrutase con la selección turca, con la que debutó en Antalya contra Montenegro, impresionando a los aficionados turcos por su técnica y velocidad. 

Saludando a la afición durante su presentación en Balaídos

Posando junto a Pedro Posada y Felipe Miñambres

Con apenas 18 años fue convocado por Terim par disputar la Eurocopa de Francia en 2016, lo que permitió que pudiera saltar al panorama europeo llamando la atención de clubes muy importantes, como el Borussia Dortmund de Thomas Tuchel, que pagó una suma cercana a los 10 millones de euros por el futbolista turco-danés. 

Nada más llegar a Dortmund se rumoreó sobre una posible cesión al Inter de Milán, pero las conversaciones entre ambos clubes se rompieron. Además destacó durante la pretemporada del conjunto alemán, y a pesar de su juventud empezó a entrenar poco a poco en los planes del entrenador, pero cuando acumulaba tres partidos consecutivos como titular fue expulsado en un encuentro ante el Hertha, y sancionado con dos partidos. 

Tras esta sanción ya nada fue igual, especialmente por un incidente con Tuchel al final del mismo, cuando el técnico les pidió mayor intensidad en el entrenamiento post-partido, recibiendo las protestas de Emre. 

Su debut como jugador del Celta fue ante el Alavés

Celebrando junto a Aspas su único gol en Liga (Vs Las Palmas)

Tuchel perdió los nervicios y le gritó: “¡Cállate, cierra la boca y sigue entrenando!”. El técnico trasladó sus quejas incluso al personal del Borussia Dortmund, asegurando que no estaba satisfecho con la actitud de Emre Mor. A partir de ese momento los problemas disciplinarios se hicieron frecuentes, tan solo jugaría 188 minutos desde ese día, 62 de ellos en Copa ante un equipo de cuarta división. A pesar de contar poco en Dortmund, seguía siendo llamado con relativa asiduidad para jugar con la selección turca. 

En el verano de 2017 Emre Mor estaba dispuesto a cambiar de aires. El Dortmund fichó a Yarmolenko, y el internacional turco creía que tendría pocas opciones de jugar. Fue ahí donde apareció el Celta, que se hizo con sus servicios pagando una cantidad que podría alcanzar los 14 millones si se cumplían una serie de variables. Huelga decir que estas no se cumplieron, y finalmente el traspaso no pasó de los 9 millones de euros. 

En Vigo fue recibido como una estrella. Su fichaje despertó la ilusión entre los aficionados que alucinaban con los vídeos con sus mejores acciones, en los que se le comparaba con Messi, por su capacidad de regate, calidad y velocidad. Pese a todo, su fracaso en la bundesliga generaba cierta desconfianza a otros aficionados. 

Jugando en el Coliséum Alfonso Pérez de Getafe

Fue elegido el mejor jugador del Celta en febrero de 2018

Su debut con el equipo celeste se produjo el 10 de septiembre de 2017, con una presencia testimonial frente al Alavés. Su primera titularidad llegaría ante la Unión Deportiva Las Palmas, en un encuentro en el que le salió todo al Celta, que venció 2-5, con el primer y único gol del turco-danés en competición liguera. 

Un esguince de tobillo le obligó a perderse varios partidos en el mes de octubre, y en realidad nunca pudo hacerse con la titularidad salvo en el mes de febrero, cuando Juan Carlos Unzué le dio confianza en detrimento de Pione Sisto. Pero su rendimiento no era bueno. Se podría decir que era un jugador más efectista que efectivo, con mucha calidad pero poco fútbol. Un futbolista débil a la hora de la toma de decisiones. 

Además en el mes de marzo fue apartado por diversos actos de indisciplina. Juan Carlos Unzué le levantó el castigo, pero acabó la temporada nuevamente apartado, siendo baja en los últimos encuentros por una supuesta lesión en el tobillo que nunca existió. 

Midiéndose al Deportivo Alavés en Balaídos

Pugnando con Bigas, jugador del Eibar

Su primer año fue para olvidar, pero seguía existiendo fe en que podría salir algo de ese futbolista, que en el verano de 2018 se relacionó muy fuertemente con el Galatasaray, que entrenaba uno de sus grandes valedores: Fatih Terim, antiguo seleccionador turco. Pero la intención del club no era la de que saliese, y la llegada de Antonio Mohamed al banquillo confirmó que tendría una segunda oportunidad. 

Ese mismo verano llegó a Vigo otro jugador turco, Okay Yokuslu, con lo que se esperaba que éste pudiese hacer el mismo efecto sobre Emre Mor que en su día había hecho con Karpin sobre Mostovoi tras una muy mala temporada. Pero cualquier comparación entre ambos casos resulta odiosa. Ni Emre Mor era Mostovoi, ni Okay tenía el carisma de Valery Karpin. 

Un ejemplo de la actitud del futbolista se registró durante el Memorial Quinocho, donde entró revolucionado y fue amonestado por el colegiado. Todo comenzó cuando perdió un balón en el primer lance del partido tras saltar al terreno de juego. Entonces se encaró de forma airada con el asistente del colegiado, reclamando una falta que solo él pedía. A partir de ahí a cada pérdida le sucedía una protesta. Acabó recibiendo una amarilla, con ovación del respetable para el colegiado incluida, y hubiera sido expulsado de no tratarse de un partido amistoso. 

Entrenando con Miguel Cardoso, uno de los técnicos que lo apartó

Emre Mor en un partido en Balaídos

Su actitud fue incluso reprendida por Sergio, uno de los referentes del vestuario, al final del encuentro: “Tendría que darse cuenta que su comportamiento no beneficia a nadie, a él tampoco”, señaló el “gato de Catoira” en la zona mixta tras el partido. El nuevo técnico celeste, Antonio Mohamed también fue muy duro con él antes de comenzar la liga: “Cuando él entienda que esto es un deporte colectivo será un jugador importante. No puedo meterme en su cabeza. Cuando el se va de aquí no sé que pensará o con quien hablará. Los compañeros le ayudan mucho, pero dentro de la cancha él es quien está dentro de su cabeza”. 

Emre Mor empezó la Temporada 2018-19 como suplente, pero dispuso de minutos ante el Espanyol. A partir de ahí sería suplente en los cuatro siguientes partidos, y tras no jugar ante el Girona publicó el siguiente mensaje en las redes sociales: “No os preocupéis por mi. Hay cosas más importantes en la vida. Todavía estoy vivo, respiro. Tengo mi dinero para alimentar a mi familia todos los días. Ellos están sanos, y yo también estoy sano. Alhamdulillah, el plan de dios”.

El mensaje no fue efectivo, quedándose fuera de la convocatoria en los tres siguientes partidos. Volvió a jugar dos meses después entre pitos de la afición, en un partido ante el Alavés, en el que sin embargo rindió mejor de lo esperado, y consiguió ser titular en los dos siguientes partidos, ante Eibar y Betis, hasta ir desapareciendo poco a poco del equipo. 

Fracasó en su cesión al Galatasaray

Durante su presentación como jugador del Olympiakos

En el mes de noviembre, tras una derrota ante el Real Madrid, sería destituido Antonio Mohamed, llegando para ocupar su puesto Miguel Cardoso. Una nueva oportunidad para Emre Mor, que partía de cero con un nuevo preparador. En una entrevista para el canal oficial del Club, Celta Media, prometió “ser bueno con el entrenador esta vez”. No cumplió. 

Tras jugar en el primer partido de Cardoso desapareció por completo del equipo, y en el mes de enero sería nuevamente apartado. El internacional turco estuvo más de dos meses sin jugar, hasta la llegada del nuevo entrenador, Fran Escribá, que no contó con él en sus dos primeros partidos, y apenas lo hizo a partir de ahí. Jugó 8 minutos ante el Huesca, y fue titular ante el Atlético de Madrid en un partido con muchas bajas. 

En el verano de 2019 Emre Mor tenía claro que quería probar suerte en otro equipo, y en esta ocasión el Celta estaba dispuesto a escuchar ofertas, bien a través de un traspaso o una cesión con opción de compra. Fueron muchos los equipos que sonaron aquel verano: Besiktas, Rennes, y sobre todo el Galatasaray de Fatih Terim, donde finalmente recalaría después de hacerse oficial el 2 de agosto. 

Fue uno de los destacados en la pretemporada de 2020

Enfadado tras ser sustituido en un partido

Nada más llegar a Estambul logró su primer título, ganando la Supercopa de Turquía, pero sería algo testimonial. A finales de agosto volvería a mostrar su mal carácter siendo expulsado tras ver dos amarillas en un minuto. A partir de ahí su importancia en el campo fue decreciendo, al tiempo que se hacía famoso por intentar seducir a modelos muy conocidas en el país a través de Instagram, sin mucho éxito por cierto, ya que dos de esas chicas hicieron públicos los desesperados intentos del atacante. 

Tal era la decepción en el seno del Galatasaray que decidió cortar su cesión en el mercado de invierno. El futbolista se ofreció a varios equipos ingleses, a la Lazio italiana, pero no era fácil encontrar destino para un jugador que era famoso por sus actos de indisciplina y que no había sido capaz de demostrar nada en lo futbolístico. 

Casi al borde del cierre del mercado apareció la oportunidad de jugar en el Olympiakos, donde a las pocas semanas de llegar estalló la pandemia de Covid-19. El futbolista se saltó el confinamiento y abandonó Grecia rumbo a su Dinamarca natal. No lo ocultó, sino que publicó en las redes sociales su viaje, y debido a las restricciones no pudo llegar hasta el mes de mayo de nuevo a Grecia. En el regreso del fútbol tras el parón, no entró en ninguna convocatoria. Su oportunidad en Atenas se había evaporado. 

Celebrando con Lauti su gol ante el Llanera en la Copa

Su último partido con el Celta fue ante el Eibar

Emre Mor regresaba a Vigo después de dos cesiones infructuosas con el Celta dispuesto a deshacerse de él, pero lo hizo con un cambio de actitud aparente que provocó que Óscar García acabase dándole una nueva oportunidad. El jugador contrató a un entrenador personal para ponerse en forma, además de un mentalista que debía ayudarle a sacar lo mejor de sí mismo. Durante el verano se le vio muy implicado, e incluso marcó un golazo ante el Lugo en un partido de preparación. 

Empezó la Temporada 2020-21 a muy buen nivel, siendo titular y el mejor del equipo en el debut liguero ante el Eibar, donde a punto estuvo de marcar un gol de gran nivel. Emre repitió como titular en los cuatro primeros partidos, pero su rendimiento empezaba a bajar, y pasó a ser suplente. Además llegaron los problemas con una lesión en el pubis que le traería de cabeza toda la temporada. 

En el mes de febrero volvió a sufrir una pubalgia, y desoyendo los consejos del Celta, que le aconsejaban operarse, decidió viajar a Dubai para recuperarse. En principio iban a ser tres semanas, pero el turco-danés se tomó su tiempo en el oriente próximo, mientras subía fotos y vídeos de fiestas. Más de un mes después regresó a Vigo, pero no volvió a vestir la camiseta celeste. Nuevos actos de indisciplina agotaron la paciencia de Eduardo Coudet, poniendo fin a su etapa en el Celta de la misma y triste forma que se desarrolló su estancia en Vigo. En agosto de 2021 se anunciaba su cesión al Fatih Karagümüruk turco, para pasar su último año de contrato con el Celta.
 

TRAYECTORIA

Temporada Club Categoría País PJ G
2014-15 Lyngby    2ª  Dinamarca - -
2015-16 Nordsjaelland    1ª  Dinamarca 13 2
2016-17 Borussia Dortmund    1ª  Alemania 12 1
2017-18 RC CELTA    1ª  España 23 1
2018-19 RC CELTA    1ª  España 10 0
2019-20 Galatasaray    1ª  Turquía 10 0
2019-20 Olympiacos    1ª  Grecia 0 0
2020-21 RC CELTA    1ª  España 11 0
2021-22 Fatih Karagümüruk    1ª  Turquía


INTERNACIONAL

Selección Categoría Debut Último PJ G
Turquía Absoluta 2016 2017 15 1

SUS MEJORES ACCIONES EN EL CELTA





1 comentario:

Ilham Liya dijo...

An impressive share, I just given this onto a colleague who was doing a little analysis on this. And he in fact bought me breakfast because I found it for him.. smile. So let me reword that: Thnx for the treat! But yeah Thnkx for spending the time to discuss this, I feel strongly about it and love reading more on this topic. If possible, as you become expertise, would you mind updating your blog with more details? It is highly helpful for me. Big thumb up for this blog post!

Visit Web
Corporacioneg.com
Information

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails